Una semana para olvidar

over the rainbow

Esta semana que hoy termina ha sido una semana dura, difícil y frustrante, una semanita para olvidar. O a lo mejor no, que de todo se aprende. Menos mal que soy un tío con muy buen humor y veo las cosas con perspectiva positiva que si no, era para coger el cuchillo y…. (no os asustéis, esto es una broma privada).

A pesar de la bromas, que las ha habido, la semana que cerramos no pasará a los anales de la historia por ser una de las mejores. He sufrido en mis carnes problemas tecnológicos, problemas familiares, problemas laborales y creo que hasta problemas propios. Y me refiero con problemas propios a esos momentos de cansinismo congénito que me acechan de vez en cuando y que me hacen que no me aguante ni a mí mismo, como para tolerar a los demás.

El optimista que llevo dentro dice que he pensado en lo positivo de esta situación y he llegado a la conclusión de que a lo mejor se ha condensado en esta semana todas las cosas malas y que a partir de ahora todo va a ir mejor.

Pero el realista interior cree que esto no es cierto, que vendrán días mejores y por supuesto, días peores. Lo importante es como te pille el cuerpo para afrontar lo que venga, de eso dependerá tu respuesta.

Yo soy consciente de que ninguna de las cosas que han pasado durante esa “semannus horribilis” han sido excepcionalmente graves ni irresolubles. Pero yo reconozco que no estaba a la altura de las circunstancias. Me han cogido falto de sueño, cansado, aburrido, hastiado, tocapelotas, impaciente, poco conciliador,… mejor no sigo echándome flores…

Lo bueno es que esta semana he conseguido superar todas las trabas y resurgir de mis cenizas, como el ave fénix. Siempre he creído que ir superando estos pequeños inconvenientes me hace más fuerte y resistente para los siguientes, y así es como me siento, fuerte, renacido y listo para compartir.

Empecé la semana discutiendo con la tecnología, tenía que probar un programa on-line de inglés pero me ha sido incapaz pasar de la prueba de acceso, el nivel que he conseguido es cojonudo, pero ya no he podido avanzar más. He hablado con el proveedor y todo son trabas, el ancho de banda de casa tiene que ser como para mantener Facebook conectado, el navegador de internet es mejor que lo sustituya por otro, es recomendable que no utilice el wifi sino conexión por cable….. A la mierda! He cambiado lo que he podido y siguen sin cargar los vídeos. No lo quiero, desisto.

Continué con doble disgusto, por un lado la noticia del fallecimiento de una niña de la Voz Kids que me encogió el estómago, pobre. Y luego tener que salir corriendo a urgencias porque mi hija se había pegado un “gomazo” en un ojo y lo tenía rojo e inflamado. Lo del ojo se quedó en el susto, fue a recogerla antes de tiempo al colegio, de ahí al pediatra y a continuación al hospital. Todo ha sido una herida leve y un tratamiento durante cinco días. Lo de la niña fallecida ha sido otro trago, nosotros en casa tratando de ocultar y las niñas volvieron del cole con todo tipo de detalles morbosos. Ellas tienen la muerte desmitificada pero a los que tenemos hijos pequeños esto nos cala. Para colmo emitieron el programa y lo vimos con ellas. Al principio no entendían como estando muerta seguía apareciendo en la tele. Tener que dar según que explicaciones me agotó. Y cuando me quedé solo, con mi hija pequeña dormida en mis brazos me imaginé por lo que estarían pasando esos padres y lloré desconsolado. A mi me sirve, vengo de familia de grandes llorones y creedme, relaja.

Otro día llegué a casa con ganas de discutir, sabía que tenía que hacer explotar a mi mujer para que sacara ciertas cosas que se le estaban enquistando dentro, y como soy especialista en ello, lo conseguí. Fue desagradable montar un espectáculo semejante pero nos dío pie a hablar, gritar, discutir, calmarnos y continuar tirando. Por si a alguien se le está pasando por la cabeza, no fue una crisis de pareja, pero fue una gran movida.

Y el resto de los días, entre digerir lo que había pasado, apaciguar los nervios, aguantar en el trabajo, encontrar paciencia donde no sabes que la tienes, respirar profundo y tener la sensación de que no te estás dedicando tiempo. Ah, y estornudar. Los momentos en los que no he estado gritando, discutiendo y renegando me los he pasado entre mocos, lagrimeos y pañuelos de papel. Un lujo.

Necesitaba hacer algo para digerir todos los acontecimientos y lo mejor que se me ocurrió fue aislarme con mi música. Me puse mi mp3 a tope, me tumbé en el sofá y me evadí hasta que mis biorritmos se relajaron y volví recuperar mis niveles de paciencia, objetividad y tolerancia. Dicen por ahí que la música amansa a las fieras y yo, después de MI momento musical, me siento completamente apaciguado y en paz, conmigo mismo y con el resto del mundo.

Cuando pensaba en una canción para poner el punto y final a este post, me ha venido a la memoria Over the rainbow, la canción de Judy Garland perteneciente a la banda sonora de “El Mago de Oz” y ya lo he visto todo completo. Esta canción, al igual que la película son mágicos, nos hablan de mundos felices, de alegría y de color, de vida y de esperanza, de lugares encantados donde los sueños se pueden hacer realidad y donde el bien, siempre vence al mal. Me venía como anillo al dedo y por eso quiero compartirla con todos vosotros, en una de las versiones que más me gusta, la de Eric Clapton.

 

Somewhere over the rainbow
Way up high,
There’s a land that I heard of
Once in a lullaby.

Somewhere over the rainbow
Skies are blue,
And the dreams that you dare to dream
Really do come true.

Someday I’ll wish upon a star
And wake up where the clouds are far
Behind me.
Where troubles melt like lemon drops
Away above the chimney tops
That’s where you’ll find me.

Somewhere over the rainbow
Bluebirds fly.
Birds fly over the rainbow.
Why then, oh why can’t I?

If happy little bluebirds fly
Beyond the rainbow
Why, oh why can’t I?

Yo amigas y amigos, afortunadamente ya estoy “sobre el arcoíris”, ¿me acompañáis?

Hasta pronto,

J

5 thoughts on “Una semana para olvidar

  1. Vaya, pues tras una semanita así, yo me hubiera quedado con Tears in Heaven (por seguir con Clapton)… Pues creo que algo hay en el ambiente, porque mi semana ha ido pareja (cambian algunos detalles, pero ahí ahí…).

    Será la primavera…

    Me gusta

    1. Bueno, esta noche mi mujer, antes de acostarse, me ha dicho: “Por fin. Hoy tienes otra cara”. Es que estaba que no me soportaba ni a mí mismo, jejeje.

      Me gusta

      1. Ahh, como te entiendo. Yo también estoy de otro talante. Un poco de deporte me ha venido bien para terminar de desconectar, aunque ahora estoy agotado. Feliz semana. 😉

        Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s