Ciega por convicción #EstamosLocos?

ciega

“Ensayo sobre la ceguera” es un magnífico libro escrito por José Saramago, una obra cumbre de la literatura, no es de extrañar que semejante autor consiguiera ser galardonado con el premio Nobel de Literatura. Este libro es de los que impacta por su originalidad, por la forma tan particular que tiene el señor Saramago de escribir y por los acontecimientos que narra. Imagino que much@s de vostr@s lo habéis leído y los que no, no se a que estáis esperando. Es un libro duro, es un libro difícil y desde luego, es un libro que deja un amarguísimo sabor de boca.

En “Ensayo sobre la ceguera” nos enfrentamos a lo más sórdido de la humanidad, a sus mas bajos instintos y a una maldad exacerbada. Se trata de la supervivencia del más fuerte, pero también del más listo, o del más malicioso. Es inconcebible todo lo que unas personas disminuidas y con el sentido de la vista anulado pueden llegar a hacer, a hacerse. Solo de pensar en ese libro se me pone la carne de gallina y creo que es recomendable leerlo aunque sea una vez en la vida, para enfrentarte a lo que somos, a nuestra naturaleza y tratar de obrar en consecuencia.

La ceguera en sí me parece una putada muy gorda, de todas las minusvalías que puede tener un ser humando, quedarse ciego se me antoja de las peores, cualquier merma de nuestras facultades es dolorosísima y muy costosa de asumir, pero a priori, esta en concreto estaría en el top 5 de #cosasquenuncaquerríaquemepasaran.

Pero lo que a mi me parece horroroso, no se lo ha parecido a Jewel Shuping, una treintañera americana que ha visto como su sueño de ser ciega se cumplía. Ahora que lo pienso, que mal utilizado aquí ese “visto”…. Esta señorita ha rociado sus ojos con disolvente, quemando así sus córneas y se ha convertido en una ciega más, una ciega por convicción. Pensaréis, yo lo pensaba, #EstamosLocos? y con toda la razón del mundo.

Pues en este caso más o menos, puede que no locura pero si un desorden especial. Y es que resulta que Jewel padece algo llamado “Desorden de identidad de la integridad corporal” que resumiendo para los no iniciados, es un trastorno que hace que el paciente desee haber nacido con una discapacidad. Ahora que este caso ha saltado a la luz nos hemos enterado que nuestra protagonista, ya con tres años, caminaba a oscuras por su casa y basaba su felicidad en esa anhelada incapacidad para la visión. ¿Cómo os habéis quedado?

Si queréis ampliar la información solo tenéis que hacer una búsqueda en Google y ya veréis ya…. (¿en serio? ¿veréis?)

Yo me quedé ojiplático y boquiabierto cuando mi amiga Flor, dueña y señora del magnífico blog Cierra la Boca y Corre me hizo llegar la noticia. Inciso, cómo me gusta que mis amigos, familia, seguidores y comentaristas me envíen noticias curiosas y locas para ilustrar esta sección, fin del inciso. En un primer momento y dejándome llevar por el titular, y solo por el titular, pensé que no se trataba más que de otra petarda buscando su minuto de gloria en los medios y las redes sociales. Ahora que tengo toda la información, la sensación es agridulce. Mucho más agria que dulce, claro.

Y ahora es cuando enlazo con el principio y vuelvo al libro de Saramago ¿He dicho ya que es magnífico y que deberíais leerlo? La ceguera es el hilo conductor de esta noticia pero también lo es el ser humano y sus circunstancias, su capacidad de adaptación, sus trastornos, sus desórdenes y su lucha por alcanzar sus objetivos, en ambos casos, caiga quien caiga. Desde fuera, y desde nuestra supuesta normalidad, lo que ha hecho la señorita Shuping es una atrocidad pero no podemos obviar que no podemos ver las cosas desde su mismo prisma, (lo he vuelto a hacer… “ver”). No podemos ser ajenos a que el drama de esta historia no es la actual ceguera sino un trastorno extraño que no ha dejado avanzar a esta persona ni ser quién ella quería ser desde el día de su nacimiento.

jewel
Jewel Shuping en su nueva vida “a oscuras”

Ahora, el refrán “No hay más ciego que el que no quiere ver” cobra más sentido que nunca y ya no solo en el figurativo….Es triste, lo se, pero me queda el consuelo de que ahora, con las córneas hechas puré, esta persona es un poquito más feliz. Vuelvo a la misma pregunta #EstamosLocos? Pues quizá, en este caso particular, un poco sí, diagnosticado y todo.

Y ahora, después de pensar un poco en ello, de apagar la luz y recorrer el pasillo a oscuras, que se que lo has hecho, te toca hacerme llegar tus comentarios, críticas o alabanzas, Pongámonos ciegos a dialogar….. (lo se, lo se… ainssss!)

Hasta pronto,

J

20 thoughts on “Ciega por convicción #EstamosLocos?

  1. Hay que tener mucho valor para hacer lo que hizo ella, pero es lo que queria y si ahora es feliz así, pues es de respetar.
    Yo no puedo imaginar quedarme a oscuras el resto de mi vida, a ratitos como toca, pero nada mas, como digo siempre los ojos están para ver las cosas bonitas, disfrutemos de ellas… un bsin guapetón 😉

    Le gusta a 1 persona

    1. Hola Yoli, yo soy de tu opinión, no quiero ni pensar en la idea de perder la vista, sobre todo cuando has disfrutado de ella, otra cosa es haber nacido con esa incapacidad, que es malo, pero por lo menos no tienes con lo que comparar.
      En relación con lo que ha hecho ella, si realmente ahora es más feliz, mejor para ella, yo no puedo comprenderlo…
      Un abrazo!!!

      Me gusta

  2. No conocía esta historia. Me ha dejado como a ti: asombrada, confusa. Sobre Saramago, no sé si habéis leído La balsa de piedra. Mientras la leía, y durante bastante tiempo después, cada vez que veía la información meteorológica pensaba: “pero ese mapa está mal, la península Ibérica no está unida a Europa, navega por el Atlántico”. ¡Hasta ese punto llegó a convencerme! Me pasó también con La conjura contra América, de Philip Roth: ¡llegó a hacerme dudar acerca de si Charles Lindbergh había sido presidente de los EEUU, aun sabiendo que no había sido así! Supongo que es la magia de la escritura… o que yo soy un caso, o ambas cosas a la vez. Besos.

    Le gusta a 1 persona

    1. Hola Carmen, yo creo que son las dos cosas, jajajaja 🙂
      En serio, la literatura es así, te lleva por donde quiere, solo hay que tener un poco de sensibilidad. Yo de Saramago adoro Ensayo sobre la Ceguera y su “continuación” “Ensayo sobre la lucidez” pero los disfruto de una manera agridulce, no me gusta lo que pasa ni como se gestiona y eso hace plantearme muchas cosas del presente y de la forma en la que obramos. También me gustó mucho “El hombre duplicado”…. le tendré que dar una oportunidad al que tu dices, que ese se me escapó.
      Un abrazo!!!

      Me gusta

  3. La publicación me dió muchas ganas de leer el libro.
    Con respecto a la ceguera también tenés Informe para ciegos que forma parte del libro “Sobre héroes y tumbas” de Sabato, muy bueno.
    La ceguera siempre me ha resultado terrible, tal vez por eso elegi la oftalmologia como especialidad de la medicina.
    Con respecto a lo que hizo ésta mujer es una locura total, pero bueno hay para todo.
    Con todo respeto te digo que no puede quemar sus pupilas, porque lo negro que ves en el cento de tus ojos es solo un agujero llamado pupila. Lo que debe haber quemado es la córnea que está por delante y cuya transparencia es fundamental para la visión.
    Siempre es un placer leerte.

    Le gusta a 1 persona

    1. Hola Mirta,

      Ya sabía yo que había algo raro…. es cierto, cuando leí la noticia ponía pupilas por todas partes, claro que la noticia es calcada en todos los medios a los que he accedido pero aquí ya está corregida. Es una pena que el resto de publicaciones no cuenten con una oftalmóloga-asesora 😉
      Le echare un vistazo al libro que recomiendas, creo que de Sabato no he leído nada.
      Por cierto, los medios comentan que en lo que ha hecho esta señora ha debido tener ayuda, por lo menos alguien que la sedara o la anestesiara para evitarle o reducirle un infinito dolor… y para las curas posteriores.

      Un abrazo!!!

      Me gusta

  4. Supongo q todos tenemos algo de locos pero esta aspirante a ciega es gilipollas,se ha amputado volumtariamente,no se si esto la habra costado su buen dinerito ( ambulancia costes farmaceuticos hospitalizacion etc.) Pero si ocurre en nuestro pais el estado del bienestar le pagaria los costes de su atrocidad.
    Es asqueroso !!.
    Cuantos invidentes luchan toda su vida por tener un poquito de vision…
    Esta tipa lo q necesita es q la extirpen parte de su cerebro,
    O mejor todo pa lo q lo usa..
    El mas grande es mi Juan.

    Le gusta a 1 persona

    1. Hola Mipe, eso mismo pensaba yo cuando leí el titular, pero parece que la cosa es menos sencilla. No comprendía como alguien en su sano juicio podía hacer algo semejante, como tampoco entiendo como una mujer se puede poner 8 kilos de tetas y operarse hasta parecer Barbie. Pero como ya lo hemos visto todo….
      Lo de esta mujer parece distinto y ha contado con ayuda externa. Y doy por hecho que el sistema sanitario americano tampoco habrá aportado mucho, que esos son de primero paga y luego te miro.
      De una forma u otra, lo que ha hecho es atroz, ya sea por gusto o por necesidad, menos disolvente y más psicólogo 😉
      Un abrazo!!!

      Me gusta

    1. Hola Holden,

      Los dos sabemos, porque somos de la misma cuerda, que la pregunta es retórica, que estamos locos, TODOS Y SIN EXCEPCION.
      Una vez oí por hay una expresión que me encantaba… “Todos rascamos”, como si fuéramos diamantes en bruto con las aristas sin pulir.
      Si te han entrado ganas de leer a Saramago no te cortes, lee el libro, vomita y luego me cuentas 🙂
      Un abrazo!!!

      Me gusta

    1. Hola #Jerby, a lo mejor si y ahora encuentra la manera de seguir actualizando con otros medios, quien sabe. Imagino que las nuevas tecnologias están muy avanzadas en lo que a informática se refiere y puede que personas con incapacidades como esa puedan ser blogueros…. habrá que investigar 😉
      Un abrazo!!!

      Me gusta

  5. Hola Juanan,
    para empezar, no he leido el libro del sr. Saramago, pero teniendo en cuenta la confianza que en general tengo en el ser humano, creo que lleva razón.
    Por otra parte, suele ser normal que un ciego dé pena. Pero desde los conocimientos y experiencias que tengo, ya no sé lo que me da más pena. Por ejemplo: Di clases a personas mayores analfabetas. No sé si la gente se hace una idea de lo que es eso. Tienes que hacerles todo. No sé si serán más autónomos algunos ciegos. Ahora estudio una asignatura sobre discapacidades. Pues aunque parezca mentira, en cuanto a rendimiento académico, es mucho más pobre el de los sordos que el de los ciegos. Y sí que no es raro que un sordo prefiera tener un hijo que también lo sea, cosa que no me suena tanto de los ciegos, quitando ya casos raros como el de esta señora que es la leche.
    Un abrazo 🙂

    Le gusta a 1 persona

    1. Hola Carol, es cierto que hay personas mayores analfabetas y pueden estar perdidas pero también es cuestión de actitud, mi abuela lo era y no se le ponía nada por delante, tenía sus trucos para identificar lo que necesitase, controlaba perfectamente sus ingresos y sus gastos, era capaz de hacer gestiones y hasta bien mayor vivió solo, con todo lo que eso implica. También era una mujer que vivió la guerra civil y sacó a su familia adelante, ante ese coraje, poco podía importar saber leer o escribir, necesitaba ayuda para esas cosas, claro, pero en general se apañaba muy correctamente.
      En lo que dices de dar pena o no, a mi me da cualquier incapacitado porque creo que la vida no está fácil para cualquiera con una minusvalía, imagino que todo está muy avanzado y podrán tener una vida digna pero no creo que nadie en su sano juicio prefiera ser discapacitado.
      Y estamos de acuerdo, el caso de esta señora es tremendo.
      Un abrazo!!!

      Me gusta

  6. Hola Juanan,
    no he leído el libro y tampoco conocía la historia de esta chica. La gente hace cosas muy raras con su cuerpo.
    Mi madre se quedó prácticamente ciega hace unos años por una subida de tensión ocular. Qué putada más grande. Tienes que aprender a orientarte y a manejarte en la vida. En casa bien. Lo malo es cuando sales a la calle y te ponen una valla de obras en mitad de la acera, menudas ostias se mete mi la pobre con ellas. Afortunadamente las tecnologías ayudan mucho pej relojes que te dicen la hora, aparatos que te dicen el color de la ropa que llevas puesta; ya se puede escuchar pelis en la tele, marcar un nº en el móvil por voz o incluso programas que te leen todo lo que tienes en la pantalla del ordenador (así no se pierde ni uno de mis posts jeje)
    Un beso

    Le gusta a 1 persona

    1. Hola Erika,

      Me alegra este comentario, es de agradecer que la tecnología se haya puesto al servicio del usuario independientemente de las capacidades que tenga. Tienen muchísimo más valor estos avances que comentas que hacen la vida más sencilla a las personas que sufren algún tipo de discapacidad que evolucionar hasta el extremo el Iphone para ganar dinero con los locos de los gadgets.
      Por lo menos la vida de tu madre y de personas como ella es un poco más sencilla y confortable.
      Un abrazo!!!

      Me gusta

    1. Hola Patri,
      Es cierto que es triste pero sobre todo es muy acertado lo que comentas, yo también he pensado en ello, en el posible tratamiento de este trastorno… Pero está demostrado que las enfermedades o patologías de la mente son dificilmente curables. Mira la anorexia o las adicciones, por más que se lucha desde el punto de vista psiquiátrico contra ellas, la normalización es una carrera de fondo, como una ultra-maratón que dura toda la vida… y lo que es pero, con la posibilidad de una recaída constante.
      Imagino que es un poco lo que ha pasado con esta mujer, mucho tratamiento, muchos cuidados y a la primera de cambio….
      Un abrazo!!!

      Le gusta a 1 persona

  7. He aquí un gran ejemplo de la filosofía de Epicteto y sus estoicos: No es lo que te pasa sino lo que te dices a ti mismo acerca de lo que te pasa . Esta chica no está bien de la cabeza (que es la forma antigua de expresar el transtorno ese que comentabas) , pero no cabe duda de que todo es relativo en esta vida.

    Le gusta a 1 persona

    1. Hola Gonzalo,
      En efecto, todo es relativo. O por lo menos todo lo es desde un punto de vista. Para esta protagonista de hoy las cosas son diametralmente opuestas al resto pero ¿su opinión es valorable?
      Está claro que la mujer sufre un trastorno (bueno, ahora dos) y que su percepción de la realidad está alterada, o quizá en la nuestra, la normalizada, la que no es de verdad. Quizá estamos todos ciegos por convicción porque no queremos ver.
      Un abrazo!!!

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s