Del “Black Friday” al “Blue Monday”

Blue woman

Nos vamos a hacer bilingües a la fuerza, no me digáis que no. Llevamos ya una temporada hablando en este Spanglish que nos parecía tan gracioso al principio que no nos damos cuenta que vamos a terminar hablando como en Puerto Rico. ¿Os lo imagináis? Pues no lo veáis tan lejano, que está a la vuelta de la esquina.

Yo ya estoy bastante avanzado en el asunto, en mi empresa se habla así desde siempre. Recuerdo lo mucho que me extrañaba la forma de hablar de mis nuevos compañeros cuando me incorporé hace ya casi nueve años y ahora, tengo tan mimetizado este “idioma corporativo” que hay palabras que no se en español. Parece triste, y, en cierta medida, lo es. Incluso tengo compañeros que españolizan los términos en ingles dejando perlas como:

-“Príntame” ese documento. (de PRINT, imprimir)

-“Forwardeales” el e-mail para la reunión. (de FORWARD, Reenviar)

-“Bookea” estas facturas. (de BOOK, registrar)

Y es que en mi trabajo todo se hace en inglés, nosotros no preparamos provisiones de cuentas, sino accruals. Ni realizamos presupuestos anuales, sino budgets. Hacemos bookings en lugar de reservas, forecasts en lugar de estimaciones y trainning en lugar de formación. En cierta medida, es lógico que terminemos hablando en un idioma propio que entienden y comparten nuestros compañeros de todo el mundo. Es lo que tienen las multinacionales, que todas poseen una lengua madre por la que se rigen todos los procedimientos y los procesos. En la nuestra es el ingles, y nosotros, que somos unos snob o unos catetos, aceptamos lo que nos dan y como nos lo dan, asimilamos los términos y los hacemos nuestros.

Pero esto que pasa al nivel más íntimamente empresarial también se produce en la vida cotidiana, estamos hartos de encontrarnos negocios locales con nombres rimbombantes en otros idiomas. Desde hace años, mucha publicidad no se traduce, los mensajes se transmiten en la lengua original y el que lo pille que lo pille, si total, el que no lo pilla no entra dentro del mercado objetivo de la marca.

Así, poco a poco, vamos asumiendo términos y expresiones que nos globalizan. Desde la niña gitana llamada Iloveny, porque sus padres vieron ese nombre en una camiseta….

iloveny

… al famoso “Just do it“. Todo este vocabulario extranjero, anglosajón principalmente, que hemos ido asumiendo nos deja la mente abierta para todo lo que vaya cayendo. Ya lo he dicho muchas otras veces, el mundo angloparlante tiene, en general, y los Estados Unidos, en particular, muy buen marketing, saben vender lo suyo mejor que nadie y eso es porque tienen industria de todo y ganan dinero exportando su marca. En nuestro humilde pais, nos hemos tragado como parte de nuestra historia reciente la festividad de Halloween cuando ya teníamos nuestro propio día de difuntos, hace un par de años tan solo, instauramos el Black Friday como el top de la modernidad, y este año nos echamos las manos a la cabeza al enterarnos de que el tercer lunes de enero es el peor día de año, el más malo de todos, el peor, el más deprimente, o lo que viene a ser lo mismo, el Blue Monday.

Y nos quedamos tan tranquilos, oye.

Este concepto, porque el Blue Monday ya es un concepto en sí mismo, tiene además bastante traca. Resulta que el término es relativamente nuevo, de 2005 y está basado en una fórmula matemática que analiza valores climáticos, económicos, la sensación de haber fallado con los propósitos de Año Nuevo, el tiempo que ha transcurrido desde que acabó la Navidad, la motivación actual y la necesidad de reaccionar. No se cuanto tiempo le llevó a su descubridor, Cliff Arnal, la fórmula magistral del lunes depresivo por excelencia pero por lo menos fue financiada por una entidad privada, la empresa Sky Travel que aprovechó el descubrimiento para incentivar su negocio, los viajes.

Porque si este estudio hubiera sido subvencionado por el Estado, el British o el Spanish, me da lo mismo, la cosa sería distinta. O sea, que hay dinero para memeces y no para la ley de dependencia! Y claro, luego está el hecho de que nos tenemos que creer que esto es así, porque como son matemáticas puras y duras no hay lugar a engaño, verdad verdadera. Da igual como te encontrases el lunes pasado, como estuvieran tus biorritmos, tu motivación o tus ganas, si en la tele dicen que es el día más triste, pues a cambiar la cara, todos “blue“.

Esto de los estudios es demencial, no me digáis que no. Yo creo que en las Universidades no saben en que invertir el dinero que les llega por la cara y lo dedican a hacer encuestas y estadísticas absurdas que luego publican y publicitan, tienen todo un tinglado montado en aras de la investigación, el desarrollo y el progreso. Esta misma mañana, en la radio se han hecho eco del último hallazgo….

Por lo visto, está demostrado (no sabemos muy bien como) que los jueves son los días más propicios para tener acercamiento con la pareja. Los investigadores del London School of Economics and Political Science han llegado a la conclusión de que estos días, repito, los jueves, los picos de hormonas sexuales están en su máximo nivel, o lo que viene a ser lo mismo, toda una orgía de testosterona y de estrógenos. Así que ya sabéis, ahora no hay excusas que valgan, si hoy es jueves, toca. El mito del sábado sabadete tiene los días contados.

Pero mira, aquí, los investigadores de la Gran Bretaña, se han dejado el concepto que podría revolucionar la vida sexual mundial, solo tenían que darle un nombre bonito a esto y ya estaría. Cada jueves, los telediarios abrirían sus ediciones hablando de los…. ¿Sex Thursdays? ¿Hot Thursdays?…. mejor, siguiendo la senda de la gama cromática, los “Red Thursdays“. Red (rojo) por la pasión, por el morbo, por la libido y porque así es como se marcan en el calendario los días importantes.

Ay, qué cándidos han estado estos investigadores! Pero bueno, yo siempre estoy aquí para echar una mano (sin guarradas….).

Hasta pronto,

J

23 thoughts on “Del “Black Friday” al “Blue Monday”

  1. Qué buen artículo Juanan. Yo reconozco que me gusta aprender idiomas y conocer otras culturas, soy fan de la versión original y de las buenas traducciones (cosa que en España ejem ejem…). Es normal que dentro de la globalización en que vivimos, se busque unificar y acercar posiciones para facilitar el entendimiento. Pero a nivel cotidiano, sí que es verdad que hay términos que usamos en el día a día que se comen nuestro idioma materno, y tampoco deberíamos permitirlo…

    Un saludo y a patentar lo del Red Thursday, le veo futuro.
    Patri.

    Le gusta a 1 persona

    1. Hola Patri, me alegro que te haya gustado. A mi también me gustan los idiomas y entiendo lo que dices, estamos permitiendo y aceptando términos y expresiones que nos pillan bastante lejos. No entiendo como a algo tan local como el Blue Monday se le da tanta bola. Porque solo sirve para el hemisferio norte, porque en el sur de frío nada, jajajaja. Un abrazo y muchas gracias por las palabras que me has dedicado en G+, no creo que las merezca.
      Buen finde!!!!

      Me gusta

  2. Hola Juanan,
    me he sentido identificada contigo. En mi empresa hablamos así de raro también. Al final por la pereza de no traducir términos, hablas Spanglish. Cuando llega alguien nuevo que nunca trabajó en una multinacional flipa, el pobre.
    Pasado a la vida cotidiana, bueno, qué puedo decir. Tremendo. Y peor aún que se investigue en el Blue Monday, en vez de en formas de curar el cáncer por ejemplo.
    Oye, te propongo una cosa. Vete a temas interesantes de G+ y busca #jueveserótico. Si lo haces, ya me contarás qué te encuentras. Lo mismo nos hemos quedado desfasados con lo de sábado sabadete y ahora toca cambiar el día al jueves porque es más “cool”.
    Besos y muy buen fin de semana

    Le gusta a 1 persona

  3. Hola Erika, definitivamente estamos desfasados, pero hay que aferrarse a las tradiciones, y como estamos en España, seguiremos reivindicando el sábado como EL DÍA. Aunque lo suyo es que intimemos cuanto más mejor sin pensar ni en días ni en horas, solo en disponibilidad y porque apetece, and that’s that!
    Un abrazo!!!!!

    Me gusta

  4. Me sigo quedando con el”sabado sabadete”lo tiene todo,rima..puede tener una buena puesta en escena,los dialogos da igual el idioma,los entiende cualquiera,tiene los actos q quieras o puedas, no hay actor o actriz principal,e incluso puede haber secundarios.y lo mejor de todo el cigarrito.
    Ademas se puede cambiar el dia…jueves juevecito un buen pol….
    Viva to lo mu nuestro.
    Grande mi juan..”estoy fumando”

    Le gusta a 1 persona

  5. Todo muy paradójico, ya que el color azul es el de la esperanza y el Blue Monday representa lo contrario. Por otro lado el color negro es el del luto (en Occidente) y lo utilizan como un atractivo de compras. Ver para creer.

    Le gusta a 1 persona

    1. Hola Felix, realmente tiene una base en el mundo anglosajón, ellos llaman blue al sentimiento de tristeza y melancolía y por ello lo del blue monday. Y lo del black friday era porque era un día negro de tráfico, de movimientos tras el día de Acción de Gracias. A mi me parece muy bien que acuñen los términos que quieran, lo que no llevo tan bien es que el resto de países los importemos sin impunidad.
      Un abrazo!!

      Le gusta a 1 persona

  6. Lo del Blue Monday me enteré porque era trending topic en twitter que si no hubiera pasaría inadvertido para mi, lo primero que pensé otra cosa nueva para verder más entre las rebajas y San Valentín, puro marketing

    Le gusta a 1 persona

  7. Hola Alicia, pues fíjate, resulta que es super importante saber que el tercer lunes del año, matemáticamente hablando y solo en el hemisferio boreal, claro, es el peor día. Que alguien se haya quebrado la cabeza para extraer este dato me perece de traca, pero bueno, sin gente así, no habría posts como este.
    Un abrazo!

    Me gusta

  8. Muy divertido y toda la razón. Si bien es cierto que me encanta Halloween (bueno, yo lo celebro desde los 4 años por aquello de vivir pegado a una base Estadounidense) y el BlackFriday viene bien (si comprar por Internet ojo…que las aglomeraciones las va a aguantar y sobre todo respirar su tía) estoy hasta el gorro de términos como Coolseeker/coolhunter y similares.

    De todos modos…que podemos esperar de un país que copia Saturday Night Live y lo emite los jueves y no en directo (con dos coj…).

    Con respecto a los estudios e investigaciones solo puedo darte la razón. Hasta el gorro de leer, escuchar y ver investigaciones estúpidas en pro del progreso (un progreso que cada vez nos deja menos libre albedrío por lo mucho que dependemos de la tecnologia y por lo que todos estos “estudios” nos tipifican).

    Le gusta a 1 persona

    1. Hola Cesar, muchas gracias por pasarte y comentar. Desde luego no es todo malo, a mi personalmente me fastidia que cuando queremos ser modernos denostamos lo nuestros, nuestras tradiciones y las cosas que hemos vivido. Desde luego no hay que justificarlo pero abrazar el folcklore que viene de fuera y rechazar el nuestro es un tanto absurdo. Recuerdo una escena de “La niña de tus ojos” donde el personaje de María Barranco le dice al de Antonio Resines que si la película que estaban rodando era una españolada…. Antonio Resines le contesta: -“Somos españoles, señora, ¿qué quiere que hagamos, americanadas?”
      Es un poco esto.
      Un abrazo!!!

      Me gusta

  9. Somos uns auténticos expertos en importar fiestas y tradiciones populares americanas, por muy chorras que sean. Lo del Black Friday, lo entiendo por comercial, pero lo del Blue Monday, ya me parece absurdo… ¿El peor día? Eso lo podemos tener en cualquier amanecer sin tener que calcularlo de antemano….

    Le gusta a 1 persona

    1. Hola Joan, lo peor de todo esto, en concreto lo del Blue Monday es que hasta los telediarios se hacen eco de la supuesta “noticia”. Yo desgraciadamente conozco a una familia que han tenido una pérdida irreparable ese mismo día y han tenido su particular lunes triste, el del resto no va a mejorar o empeorar porque lo diga un supuesto estudio matemático.
      Es todo bastante absurdo, creo que ya no hay filtros, que dejamos que todo llegue y a falta de noticias, nos inventamos cosas.
      Un abrazo y gracias por pasarte y comentar!!!

      Me gusta

  10. Tremenda repasada interesantísima a la “manipulación” comercial, publicitaria y atenta que vivimos para intentar de algún modo controlar nuestras vidas. Me he quedado alucinado con esto del Blue Monday y totalmente de acuerdo con muchos estudios algo estúpidos que se dedican a hacer Universidades…
    Está genial la introducción al artículo con esa repasada de hacer nuestros los términos y acabar con una jerga “colectiva” que al final no es más que otro intento de saber dónde nos estamos moviendo.
    Un saludo!!!

    Le gusta a 1 persona

    1. Hola Ruben, me alegro que te haya gustado. Es curioso como nos mimetizamos con lo del exterior y adoptamos sus formas y costumbres, no te extraña que dentro de nada estemos celebrando el día de Acción de Gracias o el 4 de julio. Esto de la globalización es tremendo, positivo en algunos casos y negativo en otros. Creo que la tendencia es a la pérdida de identidad y eso nunca puede ser bueno. Mientras tanto, nosotros nos dedicaremos a celebrar Halloween y los chinos y japoneses a bailar flamenco y comer churros.
      Un abrazo!!!

      Me gusta

  11. Hola Juanan!
    Buena entrada. El Blue Monday, cuando lo escuché por primera vez hace ya unos años me dejó sin palabras. A mí personalmente no me gusta nada el Spanglish. Nuestro idioma es muy bonito y extenso. Con expresiones únicas según en qué ciudad se viva. Es una pena que nos estemos volviendo algo “copiones” y soltemos eso de “Juernes”, todos lo decimos y lo sabéis, jajaja.

    Un abrazo!

    Le gusta a 1 persona

    1. Hola Eowyn,
      Esto es otra de esas cosas que se manifiestan con la globalización, yo no digo que sea bueno ni malo. Claro que nuestro idioma es riquísimo y que no lo cuidamos pero las cosas están siempre en constante evolución aún a pesar nuestro.
      A mi me desquicia que se trate de matematizar todo, o etiquetar, o distribuir. Hay un afán por poner nombre y fecha a todo que me resulta de una hartura y de un sopor espeluznantes.
      ¿Por qué todo debe ir etiquetado? ¿es preciso que hasta nuestros sentimientos lo estén?
      Yo creo que no… pero bueno ¿quién soy yo? 😀 😀
      Un abrazo!!!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s