Animales y animalistas #EstamosLocos?

15993b52b31ada731cf43b1ca9541569

Hace un par de semanas me enseñó una amiga la columna de Javier Marías en El Pais en la que ponía a caer de un burro a todos aquellos amantes de los animales en general, y de los perros en particular. Y sabía de antemano que se le iban a tirar al cuello como dóbermans rabiosos, eso es lo que pasa por lanzarse a la piscina sin agua. Quizá era una postura asumida, quizá era lo que el autor quería, generar polémica.

El autor desde luego no tiene perro y aunque dice no tener nada en contra de ellos, si que arremete contra esos dueños que consideran a sus mascotas como miembros de pleno derecho de sus familias. A los que viven así su relación con los animales, las letras del Sr. Marías las interpretan como un atentado y a los que no son tan amantes o carecen de mascotas, seguramente ven, vemos, puntos coherentes, aunque muy mal defendidos, relatados a mala leche, vamos.

A día de hoy a mi también me sorprende que a veces se trate a los animales como si fueran personas y se les colmen de atenciones de las que a veces los humanos carecemos pero esto se mira desde el punto de vista del amor, o tal vez, desde el punto de vista de la ley de la oferta y la demanda. Y es que la sociedad tiene que evolucionar y a lo mejor siendo más tolerantes con los animales nos convertimos en mejores personas, o a lo mejor no, quizá esa premisa solo sea una excusa.

Porque los animales son simples e instintivos, nobles por naturaleza, pero los humanos no lo somos y ahí es donde empiezan los problemas. Conozco dueños de mascotas que son adorables y buenas personas, respetuosos y cariñosos y conozco también a dueños de mascotas que son malos, egoístas y dañinos y estos, por acariciar a su perro o llevarlo al psicólogo no son mejores.

Puede que estemos confundiendo la bondad con ser más civilizados pero eso son cosas distintas. Desde aquí digo no al maltrato animal, no puedo con las imágenes de mascotas agredidas, quemadas, mutiladas o muertas por sus dueños porque ya no eran tan divertidos, pequeños, monos o funcionales como antes y estoy completamente convencido de que esas personas que actúan de esa forma con sus animales no son buenas personas. Lo mismo que los amantes de los animales que agreden, insultan, imponen, asustan y minimizan el miedo ajeno tampoco lo son.

Como tampoco son buenas personas todos aquellos que se han felicitado por el reciente fallecimiento de un torero, #EstamosLocos?

Los toros son lo que son, y dependiendo del grado de empatia que tengas hacia los animales, puede que la proclamada “fiesta nacional” te guste o te repugne. Entiendo que haya personas que vean maltrato animal en las corridas de toros, entiendo que no les guste y que luchen por que se extingan, pero no puedo entender, jamás, que carguen con saña contra los que se ponen delante de un toro y mucho menos cuando alguien fallece “en acto de servicio”. Y si esta lucha contra las corridas de toros y los toreros encima está politizada, dirigida y enmarcada en rencillas territoriales, ahí es donde yo vomito.

El que ahorca a un galgo y el que se ríe públicamente por la muerte de un torero me parecen iguales. Igual de animales, porque esa no es la forma de defender los derechos de las mascotas, esa no es la forma de ser mejor persona, esa no es la forma de conseguir una convivencia mejor, esa no es la forma adecuada para solucionar los problemas. Parece que aún no nos hemos enterado de que las libertades se pueden solapar y que con un poco de educación hay cabida para todos, con ceder y tolerar, las cosas serán más sencillas.

Ahora en Madrid es posible que los perros viajen en transporte público si se dan unas determinadas condiciones que imagino están destinada a mejorar la convivencia. Y es probable que un día vayamos en el metro pensando en lo nuestro y que nos moleste tanto la música que se escapa de los auriculares de nuestro vecino como los llantos impertinentes de un niño como los ladridos de un perro. O que alguien nos toque el culo al mismo tiempo que un perrete nos suelte un lametón.

Entendiendo esto de la diversidad y de la coexistencia sí que seremos mejores personas, no achuchando gatitos.

cat kitten snuggle

Tenemos tanto que aprender de los animales….

Hasta pronto,

J

17 thoughts on “Animales y animalistas #EstamosLocos?

  1. Me gusta que hayas reflexionado sobre este tema, yo que soy antitaurina, estoy contra el maltrato animal y tengo mascotas en casa ( varias) tmb estoy contra los que se alegran por la muerte de un torero. Logicamente no tiene nada que ver. No es de humano algrarse por la muerte de otra persona, ya sea torero o lo que quiera ser. Un bsin guapetón!! 😉

    Le gusta a 1 persona

    1. Hola Yoli, la verdad es que no lo es, no está bien alegrarse de eso, si no te gustan los toros puedes movilizarte como quieres para que los deroguen pero esto ya es pasarse. La gente se ha sobrado mucho en las redes sociales con este tema y a algunos les va a salir caro.
      Un abrazo!!!

      Me gusta

  2. Hola mi Juan.
    DEP. El torero como cualquier otra persona.
    Yo creo q todo el tema de la ” fiesta ” esta mediatizado y sobre todo totalmente politizado, ya tu sabes q el TORO” y yo tenemos una buena relaccion profesional y dependiendo del lugar de nuestra geografia patria es querido,amado,respetado,odiado e incluso repudiado…y si digo el Toro no solo la fiesta, en unuescaparate de un comercio en Madrid, andalucia, aragon etc..elTORO representa la imagen de ESPAÑA….
    En un escaparate de cataluña ..no puede estar ROMPEN LAS CRISTALERAS!!…Perdon si es de Gaudi SiiIIIIIIIII……esto es nacionalismo y politica!!..y lo q te digo lo he vivido y sufrido en ese pequeño pais al noreste del nuestro.
    Por supuesto q no me gusta el sufrimiento de los animales es mas JAMAS he creado un toro con una sola.gota de sangre….
    Luego si pensamos un poco el toro bravo no existiria sin la “FIESTA”..
    criarlo y cuidarlo 5 años a cuerpo de rey solo se puede hacer con un fin y ya sabemos cual es….si no fuera asi lo mismo quedaria alguno en el zoo….mu y complejo todo mi juan.
    Yo me declaro Torista y respeteuso con todos los seres vivos y casi toda la raza humana.
    Oleeee mi Juan.

    Le gusta a 1 persona

    1. Hola Mipe, eso es a lo que me refería, cuando el rechazo a la fiesta está politizado y es tan sectaria tiene otras implicaciones más allá de la lucha contra el maltrato animal. Son luchas distintas y están completamente dirigidas y encubiertas.
      A mi me produce mucho rechazo este tipo de actitudes pero bueno, de todo tiene que haber para que nosotros lo comentemos, no?
      Tu mientras tanto sigue con tus esculturas tororespetuosas y a abrir otros nichos de mercado allá donde haga falta.
      Un abrazo, artista!!!

      Me gusta

  3. Hola Juanan,
    pues sí, confieso: trato a mi perra como si fuera mi propia hija biológica. Ya era hora de que dejen que los perros vayan en el metro, como pasa en el resto de Europa.
    También te confieso que soy antitaurina radical pero no, no me he alegrado para nada de la muerte del torero sepulvedano. Me parece muy triste la noticia. Lo único que tengo que celebrar es que se hayan emprendido acciones legales contra esos que se creen que pueden lanzar ofensas e insultar en las redes.
    ¡Ah! ¿para cuando van a prohibir que la gente lleve la música a todo trapo en el metro? sí, me molestan y me caen muy mal, jajaja.
    Un besote

    Le gusta a 1 persona

    1. Hola Erika, estás en tu derecho y hasta cierto punto es una obligación que adores a tu perra, solo tu pones los límites porque es una relación basada en el amor incondicional por muy extraño que puede parecernos a los demás según que comportamientos. Lo del metro no lo veo mal del todo, me gustaría ver la reacción de mi hija pequeña que se caga de miedo cada vez que ve un perro o un gato, sobretodo si estos intentan interactuar con ella. Ahí tendremos un problema si no se respetan los límites.
      En cuanto a los habituales del metro, no se como no acaban sordos la mitad de ellos, dan ganas de meterles los auriculares hasta los tímpanos a ver si así se insonorizan… pero a los que habría que denunciar sería a los que no se lavan y se meten ahí, a expulsar sus efluvios… menuda panda de guarr@s e insolidari@s. 😀
      Un abrazo!!!

      Le gusta a 1 persona

  4. A ver, es que Marías lleva siendo un incendiario bastantes años. A mí en lo personal no me gusta todo lo que escribe, pero tiene su punto. Como sea, aludiendo a lo de alegrarse de la muerte de un torero eso como bien dices es un comportamiento muy tóxico, y que la propia gente no se de cuenta es lo qué me alucina.

    Yo en lo personal no me alegro de que le pille el toro y lo mate, de la misma manera que no me alegro de que un borracho haga balconing y se reviente contra el suelo, pero me causa la misma tristeza: se tiró del balcón o se puso delante del toro sabiendo lo que hacía y lo que se jugaba. Bueno, al menos al torero le pagaban y tal.

    Como sea, la moraleja la dejas bien clara: más tolerancia en aras de una mejor convivencia 😀

    Le gusta a 1 persona

    1. Hola Holden, y un poco de empatía tampoco vendría mal.
      Toda esa gente que escucha una noticia y se lanzan a escribir barbaridades en las redes deberian tener un poco de filtro. Ahora todos somos tertulianos, paparazzi, periodistas y podemos elever nuestras opiniones hasta donde nos dejen pero por ello no debemos perder el respeto ni actuar de manera lógica.
      Hay gente que tiene dos dedos de frente que se tira a la piscina sin agua y seguro que ahora, cuando sus declaraciones tengan consecuencias, como en el caso del bloguero despedido por este mismo tema y que era la imagen de Maxibon, se llevarán las manos a la cabeza y se quejarán de mordazas y de falta de libertad de expresión.
      Es muy triste leer según que cosas pero mirándolo por el lado positivo, mejor que haya ese tipo de descerebrados, aquí siempre tendrán un hueco 🙂
      Un abrazo!!!

      Me gusta

  5. Lo que es cierto es que este tema crea siempre polémica. Lo que está claro es que cada vez somos más intolerantes, seamos antitaurinos o no, amantes de los animales o no…Falta ponerse en el lugar del otro. De la persona que tiene a su mascota como un hijo porque le da la felicidad plena, sin pedir nada a cambio y está con ella por y para siempre. De la persona que pierde un marido que estaba, al fin y al cabo, trabajando…Hay que saber que en la vida hay que tener empatia y vivir y dejar vivir. Un besote Juanan.

    Le gusta a 1 persona

    1. Hola Sonia, claro que sí, empatía, educación y perspectiva.
      Ser antitaurino es una postura tan loable como cualquier otra pero no se es más luchador contra la fiesta por alegrarse de la muerte de un torero. Y es más, lo que se es es mucho más necio por hacerlo de forma tan publica y virulenta, que a la larga le traerá consecuencias.

      Un abrazo!!!

      Me gusta

  6. Y yo preocupada por que no escribes mucho… jajaj pero si no paras!! Yo con esta caló que a los de Bilbao nos tiene hechos polvo, me sale poco de mi linda neuronita… en fins
    Todavía no tienes claro que “están locos”??. Deberías cambiar el título del Blog 🙂
    Esto… se puede decir que no me gustan los gatos? bueno los mininos sí…
    Magnunmuxus

    Le gusta a 1 persona

    1. Hola Susana,

      Ya he leído por ahí que os estais derritiendo por el norte, OMG!!!
      El invierno ha llegado a juego de tronos y el calorét de Rita al mismísmo Bilbao 🙂
      Claro que la gente está loca, y yo creo que nosotros los primeros, no?
      Así que los mininos si…. ya te daré yo gato, ya 😀
      Un abrazo!!!

      Me gusta

  7. Llegué a tu casa no sé como…pero al leer el título de la entrada evidentemente me quedé a leer. No sabía si comentar o no…pero me gustó leerte.
    Hace tiempo que intento hacer una entrada sensata sobre el problema animal. He hecho entradas menos sensatas y discutibles. A veces me asaltan las ganas asesinas de escribir cosas políticamente incorrectas. Creo que lo he hecho un par de veces en mi vida.
    Supongo que es cierto que nadie debe alegrarse de la muerte de nadie.
    Yo no lo hago. Ni creo que se me ocurra escribirlo. Pero es verdad que me deja indiferente. Porque esa persona realiza un trabajo en el que estoy en contra. No me alegra.
    Como no me alegra todas las malditas desgracias que hay en este mundo, pero sí, vuelvo a repetir, me deja indiferente.
    Como a millones de personas les deja indiferente el sufrimiento ajeno. Sea humano o animal.

    El mundo taurino es y será por mucho tiempo un tema peliagudo donde no hay un término entremedio para debatir. Estás a favor o en contra.
    Cuando me ponen como excusa que ese animal estaría extinguido porque no sirve nada más para torear me da la risa. Hay un montón de animales en vías de extinción. Es una lástima. Y todo porque el ser humano le da por matarlos. A este no lo extinguimos porque se cría para ese fin. Me pondría a llorar.
    ¿Qué mucha gente se quedaría sin trabajo? ¿de verdad? cuantos de miles de españoles han tenido que buscarse la vida porque las fábricas de género de punto, las fábricas de coches han cerrado…cuántas ciudades de este país vivían exclusivamente de algo y con los años todo se vino abajo porque las fábricas se llevaron a otros países…Nadie dice nada.
    Nadie hace de ello “marca de españa”.
    Seguro debe haber otra manera de torear sin dañar.

    Sobre las redes sociales…son un nido de comentarios gratuitos la mayor parte de ellos dañinos, ocultos la gran mayoría de veces detrás del anonimato. Un club de gente que nos resguardamos detrás de un teclado para soltar todo tipo de improperios al cual más avergonzante. La mayoría de veces, si lo pensáramos dos veces, nos morderíamos la lengua.

    El tema animal, es un tema desvirtuado. Yo no me considero “animalista” y siempre huyo de esa “marca”. He hecho de voluntaria en varias protectoras, he colaborado en reuniones, en debates…Y siempre termino con un regusto amargo. Como en todo en esta vida nada es blanco o negro. La vida está llena de matices.
    No por “parecer” que te gustan los perros y tengas uno y lo trates de maravilla te hace mejor persona y te hace merecedor de una sensibilidad distinta a quien no tiene. Eso no es cierto.
    He conocido por desgracia (por poner un ejemplo) mujeres y hombres que adoraban a su perro, dormían con él, se desvivían por él…y un buen día pasan a ser segundo plato, por el nacimiento de un hijo, por tener una pareja, por cambiar de casa…y esas personas que parecían morir por su animal, acaban abandonándolo en la terraza o en la autopista o simplemente te lo dejan en la puerta de la protectora. Así que no me creo tampoco “el amor” desvirtuado a los animales. Si no las protectoras, no estarían a rebentar de animales…

    Y una cosa que muchos de “esos animalistas” deberían entender y yo intento hacer ver,es que no a todo el mundo le gustan los bichos y debemos ser respetuosos y hacer fácil la convivencia. Por las dos partes.
    Pero por desgracia, nos ha tocado vivir una época en que nada es sensato.

    Estoy de acuerdo contigo en algo, no se distingue a una persona de otra si se es partícipe de cualquier tipo de violencia y en ella entra la verbal. Porque no te deja espacio para hablar con coherencia. Está claro que opiniones hay a miles, como de vivencias.
    Y lo que uno ve clarísimo, el otro no lo entiende…y así podríamos estar hasta la eternidad…

    Perdón por lo que me extendí…grrrrr…creo que a partir de tu entrada y la biblia que te dejé…quizás me da por escribir por fin mi entrada…
    Un abrazo

    Le gusta a 1 persona

    1. Hola Maman, bienvenida.
      Encantado de que hayas encontrado este sitio aunque sea por casualidad y que te hayas decidido a dejar un comentario, o a hacer un post de el, 😀
      A veces es difícil definirse y aceptar las consecuencias y es por eso por lo que las redes sociales son tan exitosas, te permite desbarrar y mantener cierto anonimato, aunque ya se están tomando acciones legales o está repercutiendo negativamente como nos expresamos, no debería ser de otro modo.
      En lo del tema animal veo demasiado extremismo y a veces poca coherencia. Me da la sensación de que está todo demasiado dirigido y politizado y por lo tanto no me termino de creer según que cosas o luchas, pero realmente debemos respetar los derechos de los animales para no convertirnos en ellos mismos, ya lo he dicho al finalizar el post, tenemos mucho que aprender de ellos, de convivencia, de coexistencia, de respeto…
      Me ha gustado en especial un párrafo tuyo:

      “Y una cosa que muchos de “esos animalistas” deberían entender y yo intento hacer ver,es que no a todo el mundo le gustan los bichos y debemos ser respetuosos y hacer fácil la convivencia. Por las dos partes.”

      Creo que define muy bien lo que tratamos de explicar, que con un poco de cabeza, hay sitio para todos y para todas las circunstancias.

      Un abrazo y muchas gracias por pasarte y comentar!!!

      Me gusta

  8. Me gustó tu comentario. Hay puntos que coincido contigo y otros no. Coincido que no se debe considerar a los animales de compañía (perro o gato,en especial) con derechos o festejarle su cumpleaños o casarlos, esas son, para mi, cosas mundanas que no convierten a un ser humano en mejor humano, pues, conozco a muchas personas que tienen perros o gatos y son como dices: egoístas y malas personas. Por otro lado, es importante diferenciar a los animales. Cuando decimos animales a cuál nos referimos? existe una variedad inmensa de animales, por ello, y en eso ando en mi país, lima,perú, para que las personas podamos entender que decir soy defensora de los animales o amante de los animales no significa que defienda únicamente a los de compañía, hay que diferenciarlos de los domésticos y así a cada especie de animal. Si nos referimos a los animales de compañía, en este caso específico a los perros (a quien adoro) a quienes amo y he decidido no tener hijos pero si perros, también soy consciente que no pueden tener ni ejercer derechos, que el ser humanos tiene, debe tener deberes para con ellos, que los animales no necesitan de reglas para vivir, y que si el ser humano aprende a valorar o se cultiva un poco los respetaría o por lo menos comprendería el por que sí hay personas que los amamos. Todo empieza con el respeto y la educación, sin apasionamientos ni extremismos. saludos

    Le gusta a 1 persona

  9. Hola Beatriz.
    Es verdad que a veces centramos el discurso en los animales de compañía o los que la sociedad ha decidio que sean domésticos o domesticados. Desde luego que el respeto a los animales debería ser universal y que se extendiera a todas las especies y que a cada una se le diera su espacio. Con esto no quiero decir que tengamos que ser todos veganos o no utilizar a los animales para alimentarnos.
    El maltrato es nocivo, pero hacia los animales, hacia los niños y hacia los adultos y eso es lo que se debe perseguir. Luego ya cada uno que decida como quiere relacionarse con las personas, con los animales y en sociedad.
    De acuerdo en lo que dices, con educación y respeto se alcanzan buenos objetivos.
    Un saludo y gracias por pasarte y comentar!!!

    Me gusta

  10. Pingback: Animalicos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s