De los nervios

file00018790802

Hoy estoy atacado, no lo puedo evitar. Hace tiempo que no me encontraba en un estado de ansiedad semejante y todo por la carrera de mañana. Ya se que es algo que puedo dejar de hacer cuando quiera y evitar los nervios, incluso soy consciente de que es algo que yo he elegido…. y que no pasa nada, que si no corro puedo andar…. pero que no se me va de la cabeza, oye.

La carrera se desarrolla por zonas de Madrid por las que paso a diario y todo me recuerda a ello. Ayer, de camino al trabajo, pasaba con el coche por El Retiro y ví a la delegación de maratonianos Keniatas entrenar, tan negros, tan flacos, tan uniformados…. con esas caritas de hambre….y me puse «atacao». Luego fuí consciente de que estaban pintadas en el suelo las líneas que marcan el recorrido, cada distancia con su color, y otra vez, repunte nervioso!

No es que esto me preocupe, pero me extraña, yo he sido siempre más bien pachorra pero ahora parezco gemelos, de lo agitado que estoy. Seguro que esta noche no duermo nada y mañana saldré en todas las fotos de la carrera con cara de haber empalmado tras una noche de copas. Así que necesito relax.

La semana pasada estaba eufórico tras el entreno del viernes y os puse un montón de canciones animosas y hoy voy a hacer lo contrario, necesito algo que me serene y como dicen que la música amansa a las fieras…. a ver si se aplacan las mariposas del estómago.

Las canciones que traigo para amenizar el sábado son de esas que yo llamo de «espatarrarse en el sofá, mirar al techo a oscuras y pensar», reconozco que son más de noche que de día pero bueno, siempre tengo la opción de bajar la persiana o de esperar a mi noche de insomnio y probar este particular chute de Lexatin casero.

«Across de Universe»

Esta preciosa canción es una histórica de The Beatles, muy hippie o muy new age, tiene una gran carga espiritual y un mensaje muy claro que se repite hasta la saciedad en todos los estribillos «Nothing’s gonna change my world» (nada va a cambiar mi mundo). Me gusta especialmente esta versión que hizo Rufus Wainwright con su potente voz allá por 2002 y me encanta disfrutar de este video, que tanto me recuerda a la película Momo, protagonizado por la pequeña (entonces) y excelente actriz Dakota Fanning.

«Turnedo»

Verdaderamente no se por qué me relaja esta canción, que es un verdadero dramón que habla de ruptura y de tomar decisiones o de la incapacidad de tomarlas, de aguantar en una relación rota y de reprochar por no hacer lo mismo, de fustigarse por quedarse y de sufrir por irse…. La canción es gris, como la voz de Ivan Ferreiro, como el paisaje del que nos habla al principio con esa playa lluviosa y vacia… Y a lo mejor es eso precisamente lo que cumple con su cometido, lo gris, lo turbio, lo lluvioso ¿quien sabe? Somos raros.

«Siempre me quedará»

Un poco en la misma línea está esta canción de Bebe, también habla de una ruptura pero, al contrario que la anterior, esta nos trae visos de esperanza, de superación, de somatizar el dolor y de seguir adelante con lo vivido en el recuerdo, donde solo se guardan las cosas bellas del pasado, ese lugar donde aparcamos todo lo que idealizaremos en el futuro.

Me gusta como esta cantante transmite sus sentimientos con infinita sutileza y una exquisita sencillez. Adoro que no renuncie a su acento extremeño cuando nos canta los pasajes más íntimos del tema y es precioso el uso que da a los diminutivos para convertir esta canción en pura sensibilidad.

«Cómo decir que me parte en mil
las esquinitas de mis huesos,
que han caído los esquemas de mi vida
ahora que todo era perfecto.
Y algo más que eso,
me sorbiste el seso y me decían del peso
de este cuerpecito mío
que se ha convertío en río.
de este cuerpecito mío
que se ha convertío en río.»

«Video Games»

Hace tiempo que Lana del Rey se convirtió en una diva, muy al estilo américano de los cincuenta, tiene una vez pausada y una estética anacrónica. se mueve como si levitara y algunas de sus canciones son así, como se te mecieran. Puede hablar de amor y de odio, de relaciones tóxicas o de tristeza infinita pero siempre construyendo un envoltorio delicado y caro. «Video Games» es todo eso y también es un retrado de una historia sencilla, de gente sencilla que no se plantea nada más que disfrutar del amor y de una relación de pareja que cubre todas sus expectativas.

«Te lo digo todo el tiempo
El cielo es un lugar en la tierra contigo
Dime todas las cosas que quieres hacer
Me enteré de que te gustan las chicas malas
Cariño, ¿es eso cierto?
Es incluso mejor de lo que pensaba
Dicen que el mundo fue construido para dos.
Solo merece la pena vivir si alguien te ama
Cariño, ahora tú lo haces»

«People help the people»

Ya escribí hace unos sábados sobre jóvenes talentosas y desde luego Birdy era una de las que tenía en mente. Ella es una inglesita de apenas 18 años, cantante y compositora, un talento con mucha carrera por delante.

Esta canción es todo lo que pretendía con este relajante post, es muy buena para olvidarte de la letra, pensar solo en el título, «Gente ayuda a la gente», y dejar que la mente divague sobre lo cierto que hay en ello, sobre lo que realmente quiere decir esta expresión y asi, poco a poco, pensando en todo y en nada olvidarte de tus nervios y de tus agonías.

Yo no se vosotros, pero estoy bastante más tranquilo. Sigo con la ansiedad de tenerlo todo preparado para mañana pero parece que el desasoisego ha desaparecido. Me acaban de preguntar por Whatsapp si sé lo que son las carreras de zombies y me ha intrigado, voy a investigar. Ya os contaré la semana que viene que tal ha ido todo.

Hasta pronto,

J

La niña astronauta

Foto: @NASABlueberry1
Foto: @NASABlueberry1

Ya había oído hablar de esta niña pero esta mañana he escuchado la noticia completa. Resulta que una adolescente estadounidense lleva casi diez años de su vida preparándose para ser astronauta y para embarcarse en una futurible expedición a Marte en 2033. Una expedición que, a fecha de hoy, no tiene previsto un retorno factible. Bueno, de hecho no se si tiene fecha concreta de salida….

La muchachita se llama Alyssa Carson y tiene trece años. Desde los cuatro está embarcada en esta aventura y se está formando para este objetivo tan «plausible». Por lo visto, ya ha participado en los tres campamentos mundiales de la NASA y su mayor ambición es convertirse en el primer ser humano en aterrizar en el planeta rojo. Está trabajando duramente para alcanzar su sueño siguiendo los protocolos que marca la Agencia Aeroespacial, uno de ellos, hablar cuatro idiomas, ya está conseguido. La niña ya habla inglés, francés, español y chino, que creo que son los idiomas más demandados en el hiper espacio, y todos sus esfuerzos y formación están siendo satisfactoriamente valorados desde la NASA.

Por lo visto tienen planteados sus próximos veinte años con la culminación de un sueño, la niña y su familia, y la lucha por el objetivo es brutal. Hoy por hoy no hay nada en el mundo que pueda apartar a esta joven de su carrera a las estrellas, literalmente hablando.

A mi me vais a perdonar pero todo esto se me hace muy grande, esas aspiraciones desde una España en crisis se me antojan demasiado irreales e inalcanzables pero no voy a desestimar la fuerza de voluntad de una persona que lucha por sus sueños, aunque sean de este calibre, pero la emocionante historia de esta chica me ha dado mucho que pensar.

Lo primero que me ha llamado la atención de este caso es la temprana edad de la menor, tener las ideas tan claras desde tan joven no es normal del todo. Yo que soy padre se lo volubles que son los hijos, mis hijas, por ejemplo, han querido ser ya casi de todo, bailarinas, princesas, peluqueras, profesoras… Dependiendo de los estímulos que reciben del exterior, los planteamientos de futuro se han ido transformando y evolucionando, los niños están probando constantemente y actualizando sus gustos con un pestañeo así que no tengo dudas de que el planteamiento inicial no ha tenido tanto que ver con la niña en cuestión como en su entorno. Comprendo el empecinamiento actual de la muchacha, ya tiene una edad para tomar decisiones de este tipo y de asumir las privaciones necesarias en virtud de los objetivos pero se me hace muy raro pensar en una niña de cuatro años tomando esta vía por si misma.

Luego me ha pasado por la cabeza, que dada la férrea convicción de la menor para alcanzar su meta, el factor psicológico debe ser muy poderoso. Parece que la joven Alyssa está completamente orientada a cumplir con su destino pero he escuchado una frase que me ha puesto los pelos de punta: -«No quiero que ningún obstáculo se interponga en mi camino para que deje de ir a Marte. El fracaso no es una opción». Pero realmente la posibilidad del fracaso es real. De nuevo insisto, no vamos a tirar por tierra los planes de la niña, de su familia y de la NASA, tener un objetivo claro en la vida es de gran importancia y luchar por él es necesario y vital pero también hay que educar psicológicamente ante la amenaza del fracaso. Qué puede venir de parte de la aspirante, de parte de la organización o de parte del presupuesto. Hasta cierto punto creo que es nocivo vivir alentado por un objetivo tan poco fiable. Imagino que a alguien se le debe pasar por la cabeza que el hombre ha pisado la superficie lunar en una sola ocasión (o eso creo) y fue hace muchos años, los medios ahora son mucho mejores, la carrera espacial cuenta con mucho más apoyo y aún no ha vuelto nadie.

Llamadme loco si queréis pero yo aún lo sigo viendo un tanto irreal. Ojala la niña cumpla su objetivo y sea la primera persona en pisar Marte, ojala sea la mejor preparada y vaya en esa expedición, ojala la NASA cuente con ella cuando tenga que tomar decisiones sobre su «casting» de nuevos astronautas, ojala complete satisfactoriamente su formación y ojala ningún factor ajeno la aparte de su camino.

Y la última cosa, para terminar, que me ha llamado la atención de esta noticia es que la niña está perfectamente preparada para no volver, sabe que la expedición podría ser un camino solo de ida, sin retorno. Y su familia la apoya, como no, pero… Imagino que en ningún momento se han planteado la fama o la gloria, solo cumplir un objetivo de la manera más humilde y humana posible, con la limitación de una vida. Un objetivo suicida a fin de cuentas. Si a ellos les vale…

Creo que esta noticia me ha dejado un poco de mal sabor de boca, quizá un regusto amargo. Me parece el colmo de vivir la vida deseada por uno mismo a través de los ojos de nuestros hijos, y eso no debería ser bueno, pero por otro lado, me gusta la firmeza que demuestras Alyssa en sus declaraciones y y en sus objetivos, muy loable. Me quedo un rato pensando en ello… y escuchando esta canción que me parece que le va al pelo a toda esta historia, Accross de Universe de The Beatles en la preciosa versión de Rufus Wainwright.

Hasta mañana,

J