Si fuera un animal…..

raffaella  No se por qué pero hoy me he acordado de Raffaella Carrá. Venia en mi coche de vuelta del trabajo, pensando en mis cosas y haciendo un poco de balance de la jornada, en concreto de las cosas que menos tienen que ver con el trabajo. De las conversaciones entre cierres, emails, descuadres, desayunos,…, etc. Las que solemos tener con nuestros compañeros porque cuando tenemos que trabajar, trabajamos concentrados. Debo decir que hoy ha sido un día bastante divertido, y digo esto porque lo que mas recuerdo han sido las risas de primera hora de la mañana. Así hago yo los balances, básicos.

Mucha risa a primera hora y mucho frío también. Es lo que tiene el invierno, aunque aún no estemos oficialmente en él, qué es frío, triste y muuuuy largo. Y a mi este panorama me da mucha pereza. Me molesta ir cargado con abrigo, bufanda y guantes a cualquier lado. Me molesta que se me quede la cara helada. Me molesta que el frío haga que me duelan las orejas, y me niego a ponerme orejeras. Me molesta que se me empañen las gafas cuando entro en un sitio caldeado y me molesta enormemente que sea de noche tan pronto. Dicen que los países nórdicos tienen una calidad de vida excelente, pues para ellos sus fiordos, sus salmones y sus casas de madera. A mi dadme playa, sardinas y terracitas.

Resulta que hoy, un compañero comentaba que quería irse unos días fuera de España, de vacaciones, y han empezado a lloverle propuestas de sitios maravillosos… donde congelarse. Nueva York (descartado en pleno temporal de nieve y hielo), París (un frío de pelotas y muy caro), Londres (ha estado), Edimburgo (¿qué hay en Edimburgo?), Helsinki (F R I O), Suiza (M A S  F R I O), San Petesburgo (¿os habéis vuelto locos?). Mientras mi compañero capeaba el temporal, yo no hacía mas que tiritar, encogerme, y pensaba….

-Con lo bien que se debería estar ahora en Cuba -Os juro que hasta oía música y olía el ron….

Y es que el invierno es muy bonito desde la ventana, con la manta y el chocolate caliente. A buen recaudo, vamos. A menos que seas de esa clase de personas a las que el frío les da vida y para las que las camisetas térmicas son su must de temporada, de esas personas que disfrutan con la nieve, los mercadillos navideños y el vino caliente con canela. Si eres de esos, enhorabuena, ahora mismo estás en tu salsa o lo vas a estar en breve, porque Winter is comming. Si resulta que eras más como yo, de sangre, corazón y clima caliente, no tendrás más remedio que aguantarte, porque queda una buena temporada a la sombra.

A medida que avanzaba la mañana el sol se ha ido abriendo paso, calentando los cristales de la oficina y dándonos más calor del adecuado para trabajar en buenas condiciones. Bueno, ha sido eso o la risa, que también hace subir la temperatura, para el caso es lo mismo. Desde dentro se veía un día preciosamente soleado, pero como diría mi madre:

-Abrígate bien, hijo, que este sol es muy engañoso.

Y entre sol y sol, hemos recibido noticias de Italia. Esta vez no han sido de Berlusconi ni de la prima de riesgo, sino noticias laborales. Ni buenas ni malas, aunque parece que más buenas. No os puedo adelantar mas, que luego tendría que mataros…. Así ha sido como he llegado al final de mi jornada, entre el sol de Madrid y el sol de la Toscana. Con esta traslación, no es de extrañar que hay terminado pensando en Raffaella. Podría haber pensado en pizzas, pasta, góndolas, capuccino, Versace…. pero ha sido en ella. Tan rubia, tan atlética, tan….. navideña? Primero he pensado en ella en abstracto, pero luego he recordado sus programas en España, su “Hola Raffaella” y su concurso…. “Si fuera….” ¿alguien más lo recuerda?

Me he imaginado que alguien me preguntaba:

-Si fuera un animal, ¿Cuál sería?

A lo que yo respondería que me encantaría ser un león, o un tigre, o una pantera negra, algo glamuroso. O un ave grandiosa, como un águila, o un cóndor. Pero, que bien pensado, y debido al frío que estaba pasando últimamente, si fuera un animal, sería un oso.

FuzzyWuzzy

-Un oso! maravilloso animal, ¿por lo grande? -Bueno si, son grandes, como yo.

-¿Quizá por lo fuerte? -Mmmmmm, son fuertes, si que lo son.

-¿Quizá por lo peludo? -señora!, que yo de vello voy normal!

-Ó ¿tal vez por lo que les gusta la miel? -Mmm, no, no va a ser por eso.

Se que declararse oso, en según qué ambientes, puede llevar a confusión, pero no va por ahí la explicación, locas. La razón por la que yo sería un oso, es porque hibernan, porque son seres de calor, como yo y porque se pasan el invierno dormidos, aletargados, esperando su eterna primavera. Yo quiero vivir así, primavera, verano, otoño, sueño…. primavera, verano, otoño, sueño….. Claro, que bien pensado, tampoco estaría mal seguir siendo humano y vivir en las Islas Canarias…. todo es pensarlo.

Extraño día y extraña reflexión. A veces creo que las cosas que se me pasan por la cabeza no son normales, aunque… bien pensado… y tú… ¿Qué animal serías?

Hasta pronto,

J