Del “Black Friday” al “Blue Monday”

Blue woman

Nos vamos a hacer bilingües a la fuerza, no me digáis que no. Llevamos ya una temporada hablando en este Spanglish que nos parecía tan gracioso al principio que no nos damos cuenta que vamos a terminar hablando como en Puerto Rico. ¿Os lo imagináis? Pues no lo veáis tan lejano, que está a la vuelta de la esquina.

Yo ya estoy bastante avanzado en el asunto, en mi empresa se habla así desde siempre. Recuerdo lo mucho que me extrañaba la forma de hablar de mis nuevos compañeros cuando me incorporé hace ya casi nueve años y ahora, tengo tan mimetizado este “idioma corporativo” que hay palabras que no se en español. Parece triste, y, en cierta medida, lo es. Incluso tengo compañeros que españolizan los términos en ingles dejando perlas como:

-“Príntame” ese documento. (de PRINT, imprimir)

-“Forwardeales” el e-mail para la reunión. (de FORWARD, Reenviar)

-“Bookea” estas facturas. (de BOOK, registrar)

Y es que en mi trabajo todo se hace en inglés, nosotros no preparamos provisiones de cuentas, sino accruals. Ni realizamos presupuestos anuales, sino budgets. Hacemos bookings en lugar de reservas, forecasts en lugar de estimaciones y trainning en lugar de formación. En cierta medida, es lógico que terminemos hablando en un idioma propio que entienden y comparten nuestros compañeros de todo el mundo. Es lo que tienen las multinacionales, que todas poseen una lengua madre por la que se rigen todos los procedimientos y los procesos. En la nuestra es el ingles, y nosotros, que somos unos snob o unos catetos, aceptamos lo que nos dan y como nos lo dan, asimilamos los términos y los hacemos nuestros.

Pero esto que pasa al nivel más íntimamente empresarial también se produce en la vida cotidiana, estamos hartos de encontrarnos negocios locales con nombres rimbombantes en otros idiomas. Desde hace años, mucha publicidad no se traduce, los mensajes se transmiten en la lengua original y el que lo pille que lo pille, si total, el que no lo pilla no entra dentro del mercado objetivo de la marca.

Así, poco a poco, vamos asumiendo términos y expresiones que nos globalizan. Desde la niña gitana llamada Iloveny, porque sus padres vieron ese nombre en una camiseta….

iloveny

… al famoso “Just do it“. Todo este vocabulario extranjero, anglosajón principalmente, que hemos ido asumiendo nos deja la mente abierta para todo lo que vaya cayendo. Ya lo he dicho muchas otras veces, el mundo angloparlante tiene, en general, y los Estados Unidos, en particular, muy buen marketing, saben vender lo suyo mejor que nadie y eso es porque tienen industria de todo y ganan dinero exportando su marca. En nuestro humilde pais, nos hemos tragado como parte de nuestra historia reciente la festividad de Halloween cuando ya teníamos nuestro propio día de difuntos, hace un par de años tan solo, instauramos el Black Friday como el top de la modernidad, y este año nos echamos las manos a la cabeza al enterarnos de que el tercer lunes de enero es el peor día de año, el más malo de todos, el peor, el más deprimente, o lo que viene a ser lo mismo, el Blue Monday.

Y nos quedamos tan tranquilos, oye.

Este concepto, porque el Blue Monday ya es un concepto en sí mismo, tiene además bastante traca. Resulta que el término es relativamente nuevo, de 2005 y está basado en una fórmula matemática que analiza valores climáticos, económicos, la sensación de haber fallado con los propósitos de Año Nuevo, el tiempo que ha transcurrido desde que acabó la Navidad, la motivación actual y la necesidad de reaccionar. No se cuanto tiempo le llevó a su descubridor, Cliff Arnal, la fórmula magistral del lunes depresivo por excelencia pero por lo menos fue financiada por una entidad privada, la empresa Sky Travel que aprovechó el descubrimiento para incentivar su negocio, los viajes.

Porque si este estudio hubiera sido subvencionado por el Estado, el British o el Spanish, me da lo mismo, la cosa sería distinta. O sea, que hay dinero para memeces y no para la ley de dependencia! Y claro, luego está el hecho de que nos tenemos que creer que esto es así, porque como son matemáticas puras y duras no hay lugar a engaño, verdad verdadera. Da igual como te encontrases el lunes pasado, como estuvieran tus biorritmos, tu motivación o tus ganas, si en la tele dicen que es el día más triste, pues a cambiar la cara, todos “blue“.

Esto de los estudios es demencial, no me digáis que no. Yo creo que en las Universidades no saben en que invertir el dinero que les llega por la cara y lo dedican a hacer encuestas y estadísticas absurdas que luego publican y publicitan, tienen todo un tinglado montado en aras de la investigación, el desarrollo y el progreso. Esta misma mañana, en la radio se han hecho eco del último hallazgo….

Por lo visto, está demostrado (no sabemos muy bien como) que los jueves son los días más propicios para tener acercamiento con la pareja. Los investigadores del London School of Economics and Political Science han llegado a la conclusión de que estos días, repito, los jueves, los picos de hormonas sexuales están en su máximo nivel, o lo que viene a ser lo mismo, toda una orgía de testosterona y de estrógenos. Así que ya sabéis, ahora no hay excusas que valgan, si hoy es jueves, toca. El mito del sábado sabadete tiene los días contados.

Pero mira, aquí, los investigadores de la Gran Bretaña, se han dejado el concepto que podría revolucionar la vida sexual mundial, solo tenían que darle un nombre bonito a esto y ya estaría. Cada jueves, los telediarios abrirían sus ediciones hablando de los…. ¿Sex Thursdays? ¿Hot Thursdays?…. mejor, siguiendo la senda de la gama cromática, los “Red Thursdays“. Red (rojo) por la pasión, por el morbo, por la libido y porque así es como se marcan en el calendario los días importantes.

Ay, qué cándidos han estado estos investigadores! Pero bueno, yo siempre estoy aquí para echar una mano (sin guarradas….).

Hasta pronto,

J

Mis pasos hasta ser blogger

Hola amigos, hoy voy a dejar que mi amigo Jonatan Botello utilice este espacio mio y vuestro para presentarse con un post en el que repasa su trayectoria hasta hacer del mundo del blogging su profesión. Una historia de superación y unos consejos para no decaer que nos van a servir tanto si tenemos un blog, si queremos tener uno o simplemente, para afrontar el día a día.

Bienvenido el primer Post de Invitado en Qué glamour hay en esto? Disfrutad de la lectura y no dudéis en saludar y comentar.

file000643976511

¡Hola que tal! ¿Va todo bien? Antes de escribir el post, me gustaría presentarme, hay que ser educados 🙂 . Me llamo Jonatan aunque prefiero que me llamen Jony. Este es un post de invitado que me ha ofrecido hacer mi amigo Juanan y por supuesto he aceptado, además, estas cosas me encantan 😉 .

Hace prácticamente un año que soy blogger y literalmente me ha cambiado la vida. Puedo decir que a día de hoy tengo ingresos gracias a mi blog (aunque de ahí por ahora no gano mucho dinero precisamente), mas bien ha sido un puente que me ha ofrecido un sinfín de oportunidades. Pero realmente ese no es el tema del que os quiero hablar, así que lo pospondremos para otro día, quien sabe 🙂 .

Antes de ser blogger me he dedicado a otras cosas. Comencé a trabajar como peón de paleta, luego he sido pintor, transportista y luego fui comercial para dos empresas. No soy una persona que haya estudiado de la forma más tradicional como tener títulos universitarios, pero si algo me fascina es culturizarme. Soy un apasionado de la astronomía, los animales y el mundo de la emprenduría. Prácticamente todo lo que he aprendido ha sido gracias a mis propias investigaciones.

Pero vamos a entrar en materia porque veo que me estoy enrollando más que una persiana y nos estamos desviando de lo que interesa, mea culpa.

¿Qué es lo que me hizo crear mi blog actual?

Hace algo más de dos años me quedé sin trabajo; si, como tantos españoles por desgracia. Pero yo tenía un problema particular, al trabajar de autónomo no tenía derecho a las prestaciones de desempleo y las ayudas que suelen dar. Me encontraba en una situación límite donde no podía permitirme el lujo de quedarme estático porque necesitaba recursos, especialmente porque en casa se necesita dinero (y en qué casa no se necesita, vaya lumbreras 🙂 ) .

En todo ese tiempo por más currículums que enviase quedaban en el olvido y mi desesperación aumentaba por momentos. Solamente tuve algunos trabajos de algunas semanas, algo insuficiente para volver a la estabilidad.

Pero un día leí un blog que iba a cambiar el rumbo de las cosas. Si uno no cree en el Karma yo te puedo decir que si porque la vida me puso las herramientas adecuadas para empezar mi nuevo trayecto en la vida.

Ese blog se llama Vivirdelared, el autor se llama Álex Navarro y pude aprender muchas cosas referente a los negocios en internet. Fue entonces cuando comprendí que lo que había aprendido de comercial lo podía aplicar a mi manera en internet a través de un blog y se me encendió una chispa en mi mente y me dije a mi mismo… ¿Por qué no te haces un blog?

Mis primeros pasos como blogger fueron un desastre

Así es, ni más ni menos. Comencé en Blogger, era la opción más sencilla porque no tenía ni idea de cómo hacer un blog. En una primera instancia le puse el nombre de Dineroentuweb y comencé a escribir artículos como harías tú.

Pero tuve un problema y serio: no sabía gestionar bien las redes sociales, especialmente en Google Plus y fue cuando se desencadenó una situación trágica para mi. Os explico. Hay que tener cuidado como publicas allí porque pueden tacharte de Spammer, y aunque en realidad no lo seas, si lo compartes mal te puede pasar esto. La consecuencia fue que Google me eliminó el blog sin previo aviso y sin darme una vía para poder explicarme. En esos momentos me planteé seriamente en abandonar el proyecto y asumir lo evidente: esto no era para mi.

Pero soy una personal algo insistente en mis propósitos y tomé la decisión de hacer un blog en WordPress.org, una de las mejores decisiones que he tomado en mi vida como blogger.

Mi siguiente fase con mi blog fue lento pero poco a poco fui subiendo

Tras tener que empezar de cero en WordPress, obviamente todo el SEO que había hecho en el otro blog quedó reducido en nada, pero si hay que decir que contraté un hosting gratuito y esta era mi dirección “http://dinerodetuweb.esy.es/” Esta dirección ya no existe, vayamos por pasos.

Empecé como redactor de contenidos modo invitado en un blog llamado Compartimos.org, y allí fué el desentonante prácticamente de todo. Escribí un post que tuvo un rotundo éxito (cosa que no me lo esperaba) y se puso en contacto conmigo Dean Romero, una persona que cambiaría mi vida de forma definitiva.

Dean Romero me propuso trabajar con él como redactor de contenidos y allí fueron mis primeros ingresos en internet; actualmente trabajo para varias personas como redactor.

Gracias a esto, mi blog se empezó a disparar en tema de visitas y fue cuando me tuve que plantear el cambiarme de hosting, por la sencilla razón de que cuando alcanzaba las 100 visitas el blog caía del servidor y me hacía invisible. Así que tuve que hacer un paso más hasta el día de hoy.

Dinerodetuweb desaparece para convertirse en Marketingblog

Tras estas caídas del servidor diarias que tenía, me tuve que plantear tres cosas:

  • Seguir tal y como estaba
  • Abandonar el proyecto
  • Hacer un cambio radical

Obviamente decidí la última opción y fue la mejor decisión que he tomado en mucho tiempo. Dineroentuweb tenía un nombre que verdaderamente no iba en consonancia con el espíritu de mi blog. No hablo siempre de “Cómo ganar dinero”, hablo de cosas mucho más profundas como motivación, reflexión, estrategias de marketing y posicionamiento SEO.

Fue entonces cuando decidí poner el nombre de Marketingblog.

Es curioso, porque hasta la fecha tenía muy pocos comentarios en mi blog y sin más empecé a tener una comunidad muy chula cosa que les agradezco mucho su presencia ( esto también va por tí Juanan), ya que sin ellos nada tendría sentido 🙂 .

Actualmente suelo tener una media de 10 comentarios diarios e incluso hay días que superan los 20 comentarios, quien me lo iba a decir cuando antes solo lo soñaba.

Mis mejores consejos de blogger

Si estás en una situación de no saber qué hacer con tu blog tal y como me ha pasado a mi en varias ocasiones, te daré estos consejos:

No desistas: ten fe en lo que haces. No importa que ahora mismo te lea poca gente, si sigues tus creencias al final tendrás repercusión.

Si tu intención es ganar dinero al final llega: si este es tu caso acaba llegando. Eso si, prepárate a trabajar duro y a estudiar muchas estrategias.

Interactúa con otros bloggers: no me seas egoísta y habla con otras personas, será una forma excelente de crearte poco a poco una comunidad.

Se consecuente con lo que dices: no engañes a tu público, es la peor arma que puedes utilizar, ya que te quedarás mas solo/a que la una ¿Es lo que quieres?

Haz contenido original y de calidad: es lo mejor que puedes hacer. Ni se te ocurra copiar contenidos porque no vas a conseguir nada, sino empeorar tu situación. Lo “original” y la calidad van unidas de la mano.

Y esto es todo amigos. Espero que te hayas divertido tanto como lo he hecho hoy escribiendo estas líneas.

Espero tus comentarios aquí o en mi blog si deseas visitarme 🙂 .

¿Cómo han sido tus pasos como blogger?

Pertenezco, luego existo.

file3711287623977

Los seres humanos, y yo, queridos y queridas míos, soy uno de ellos, tenemos la necesidad imperiosa de vivir en sociedad, somos animales culturalmente sociales, o como diría mi padre:

-“Hijo, somos animales de costumbres”.

Y es cierto, tendemos a agruparnos y a seguir por el derrotero que nos imponen. De hecho, nuestra humana sociedad se fundamenta en la familia, ¿hay algo más social y mas bonito que la familia?, mejor no contestéis a esto….. El tema es que tendemos a vivir unos con otros, necesitamos pertenecer a algo mas grande que nosotros, pobre ser humano pequeño, para sentirnos en paz. Porque la paz no se consigue en soledad, se consigue en armonía con la sociedad, en grupo, en grupo. Cuando te sientes parte de algo estás realizado y por lo tanto en un estado placentero, ya sea una pareja, una familia, una tribu urbana, una comunidad, …. etc. Cada agrupación sigue sus propios patrones y conductas, que normalmente vienen dados, lo que resulta tremendamente liberador para el individuo, pobre ser humano pequeño…. En el caso de las familias, todos los sabemos, sus costumbres y sus tradiciones. En el caso de las comunidades, sus estatutos y sus procedimientos, en el caso de las tribus urbanas, su música y su vestimenta……

Esto último me hace gracia. En mi época del instituto, con unos catorce o quince años, me preguntaron unas chicas que yo qué era:

-¿Y tú de qué vas? -Ellas eran Heavy… o mas bien macarras, pero educadas.

-¿Yo?, yo soy normal -Contesté todo lleno de razones.

-Ahhh, ya no hay gente normal -Me dijo una de ellas, sin ánimo de burla en su voz, como sabiendo cosas que yo no era capaz de comprender.

No supe contestar, yo no estaba vinculado a nada, no era especial, no pertenecía a ninguno de esos grupos que había por ahí entonces. No era Heavy, porque esa música me horrorizaba. No era Pijo, porque no tenía dinero. No era Rocker, porque no me vestiría así ni de coña, no era Hippie, porque yo no era de esos que fumaban hierba…. ¿pero es que no se podía ser normal? Al echar la vista atrás y recordar esa conversación, me hace gracia lo adelantadas que eran algunas personas y lo pardillos que éramos otros. Han pasado casi treinta años desde aquello y en el fondo poco ha cambiado, algunos modelos han desaparecido, otros se han transformado y otros han sido sustituidos.

En relación a esto, a la forma de vestir y de comportarse, recuerdo cuando el otro día, sentado en el coche de camino a casa, me paré en un semáforo y salió un chico a hacer malabarismos. Un perro-flauta en toda regla, completamente estereotipado, flaco, con perro, sucio, con rastas decoloradas, con pantalones rotos, con piercings….. era la viva imagen que tenemos de cualquier ocupa o cualquier antisistema. Me pareció curioso el hecho de que para romper con lo establecido, con la norma y alejarse de ella, este muchacho había adoptado un rol sectario, con otros parámetros distintivos pero igual de eficaces e identificadores. Vamos, que aunque no quisiera, era un borrego como lo somos todos.

Y de todo este borreguismo (en el buen sentido) saben mucho los que manejan las redes sociales, las personas que se dedican al “Social Media” y al “Marketing”. Saben perfectamente del afán innato de los individuos a vincularse al grupo y de ello se nutren. Las redes sociales están para que las personas vivan juntas aún estando a miles de kilómetros, es cierto que el progreso ha traído un gran empequeñecimiento del mundo, todo está ahora más a mano. En la gran red global puedes encontrar en hueco donde te sientas a gusto, puedes pertenecer a donde prefieras, puedes incluso, dejar de ser tú mismo para ser una persona mejorada. Este mundo virtual te abre puertas, seguro que también te cierra muchas, pero es único para alimentar el sentimiento de pertenencia. Ya es posible estar completamente solo en la vida física pero ser completamente sociable con tu avatar. ¿Esto es un logro? Tal vez sí.

Por lo tanto, sirvan estos ilustrativos ejemplos que os he dado para certificar lo que venía diciendo, que no somos capaces de vivir al margen. Es posible que nuestra zona de confort esté en un grupo controlado y reducido o que, por el contrario, esté en uno mucho mayor, generando así la falaz idea de libertad e individualidad. Pero no nos engañemos, ni somos completamente libres ni completamente únicos. Pobre ser humano pequeño.

Pero amigas y amigos, sabiendo lo que somos, podemos tratar de ser felices. Aunque la felicidad también sea efímera y parcial, como la libertad, disfrutemos. Feliz vida.

Hasta pronto,

J