El inventazo

Hombres del mundo, atentos. Ha llegado a nuestras vidas el invento definitivo, nuestra realidad no volverá a ser la misma a partir de ahora.

DSCN1459

Y no me estoy refiriendo al último gadget electrónico que hace que se les pongan los pezones duritos a los Early Adopters, ni a las últimas y revolucionarias zapatillas minimalistas de running que hacen que la experiencia de correr sea una verdadera Delicatessen. Tampoco me refiero al último modelo de coche eléctrico no contaminante, ni a la última moto con tecnología espacial, ni siquiera a la teleportación que sería la única y definitiva forma de conseguir la tan ansiada puntualidad (aunque ya te digo yo que a algunos ni con eso).

Noooooo, el último lanzamiento, fruto de los más exigentes estudios y desarrollos de I+D+I (y de ahí ya podéis deducir que no es español…) es la fusión entre el calzoncillo y la camisa. Siiiiii, como leéis, ahora se puede llevar todo junto, no hace falta meter la una dentro del otro para ir estirado. El adorado descubrimiento lleva por nombre Calchemise (y de ahí ya podéis deducir que es francés…) y su nombre viene de la unión de caleçon (calzoncillo) y chemise (camisa). Así de sencillo, de simple y de “al grano”. Recordad como se traducen en España los títulos de las películas y os imaginaréis que si hubiera sido un invento español ni de coña se hubiera llamado “calzomisa”.

calchemise1

¿Y quién a desarrollado esto?

Pues un jovencísimo ingeniero francés, Simon Fréour, harto de que la camisa se le escurriera de los pantalones. -“Por pura necesidad” -ha declarado.

La calchemise ha llegado con fuerza y ha entrado en el mundo de la moda masculina como un elefante en una cacharrería. Una auténtica revolución.

¿Y quién está más contento con esto?

No son los jóvenes ejecutivos, ni los hipsters, ni los consultores, abogados, juristas, políticos o empleados del El Corte Inglés que son los que suelen vestir de traje. A quién más ilusión les hace la irrupción de semejante invento es a LAS MADRES.

Porque a nadie más que a las madres les preocupa:

  1. Que salgamos descamisados.
  2. Que salgamos desconjuntados con la ropa interior.
  3. Que cojamos frío en los riñones.

Y esta prenda, amiguitos, hace más feliz a una madre que unas flores el día de su cumpleaños. En realidad, esto lo debería haber inventado una madre, ¡qué coño!

El resultado está claro, ya no tenemos excusa para que la camisa se vaya saliendo y vayamos luciendo un faldoncillo por la espalda, ni que soy muy flaco y se me sale o es que es por la lorza que todo tiende a huir. Lo del frío en los riñones es resultado intrínseco y directo de lo anterior, así que problema bloqueado. Y como la calchemise está hecha de una única pieza de tela, sin costuras ni intersecciones, es un todo, pues tampoco encontraremos la excusa de ir aleatoriamente conjuntados.

Para mayor beneficio del usuario han pensado en todo, la prenda se vende con unos corchetes en la parte inferior para poder desabrochar en caso de emergencia ¿te imaginabas que ibas a tener que ir al WC y quedarte en pelota picada? Ainssss. ¿de verdad que esto no lo ha inventado una madre?

Y eso por no hablar con la cantidad de “huchas” que tendremos la suerte de evitarnos. Con la de muchachuelos que he visto yo montando en bici por la ciudad o en el super, o sentados en un banco enseñando el nacimiento de su culo. Seamos claros, en ningún caso la hucha es sexy, o sí?

viene-raja-indiscreta_EDIIMA20131001_0817_1
Este espectáculo tiene los días contados

El invento del siglo lo podemos adquirir en el acabado que queramos, liso, estampado o muy estampado, dependiendo del tipo de hombre que seamos y aunque en principio está diseñado para un estilo formal de vestir no podemos descartar que en el futuro haya otras versiones. Miedo me está dando la franela.

Pero como todo en esta vida, también hay aspectos negativos de la calchemise. Dudo que sea cómodo para aquellos señores y señoritos que llevan sus camisas de vestir a la lavandería a lavar y planchar. Tu imagina que NO has tenido un buen día y que has dejado algún resto de adn en tu ropa interior. O que SI que lo has tenido y has dejado algún resto de adn en tu ropa interior. La cosa se complica, ¿que hacer entonces, lavar y planchar en casa?

Otro inconveniente es tipológico, entendedme, calzoncillos hay para todos los gustos pero los de la calchemise son del tipo boxer de tela sueltecitos que para el que le guste está genial, pero no es mi caso, yo soy más del tipo boxer ajustado y ahí hay un problema, aún no han sacado la versión camisa poligonera extra slim fit con calzón. Y para los que les gusten los slips, imaginad, imaginad.

calchemise2

Y para terminar, está el inconveniente morfológico. Veamos, no todos, desgraciadamente, somos del tipo de hombre que anuncia esta prenda, esos mozalbetes flacos, guapos y sin grasa. ¿qué pasara con los que usan una talla grande de camisa? Pues me temo que sus calzoncillos, recordamos que esta prenda se hace de una sola pieza, pueden parecer la vela de un barco, ahí si se estará suelto, suelto. Venga, que ahí no quedan ni restos de adn, que se escurren todos por el pantalón.

Llegamos al final con la lista de pros y contras, puede haber más en un sentido u en otro así que es vuestro turno, ¿os gusta? ¿a favor? ¿en contra? ¿ya tenéis una? ¿la queréis para vuestro marido/novio/hijo/padre? Expresaos y contádmelo. Charlemos un rato.

Hasta pronto,

J