Que nos pille celebrando

file00051600861

Hoy he llegado a casa después de trabajar, me he calentado la comida y me he sentado enfrente de la tele a ver las noticias, podía haber elegido cualquier otra cosa que pusieran, con todos los canales de la TDT hay mucho para elegir pero me he quedado con el canal que estaba, que esta vez no era un canal infantil, y he mirado con atención. Estaban relatando el final de la agenda nacional y hablaba la locutora de algo que ni recuerdo, es eso de empezar las noticias empezadas, que ya no me engancho y no me entero. Lo que si que he visto completo ha sido el bloque de deportes, o el bloque de fútbol, para ser más exactos.

A mí, que no me gusta el fútbol, me resulta muy pesado todo el tiempo que le dedican en todos los programas de noticias a este deporte y a su entorno. Hay incluso programas específicos en los que solo se habla de fútbol así que toda esa atención me parece innecesaria. Han abierto el bloque con la lesión de Bale, figura del Real Madrid, famoso por su velocidad y su capacidad para el gol. El pobre se ha lesionado en el músculo de glúteo y se perderá el próximo partido de la Champions y el clásico contra el Barça. Una noticia de alcance, sin duda. Como esta semana es la tercera ronda de partidos de la fase de grupos de la Champions se han dedicado a hacer un repaso de los enfrentamientos de los equipos españoles en la competición, el Real Madrid, el Barça, el Atlético de Madrid y el Athlétic de Bilbao y de sus respectivos rivales, con entrevistas a los entrenadores y a algunos de los jugadores más relevantes. Luego la liga con sus goles del fin de semana y un resumen somero de los mejores partidos. Para terminar esta sección futbolera nos han avisado de que las imágenes que ofrecerían a continuación podrían herir nuestra sensibilidad y nos han mostrado y explicado como un jóven jugador de la liga de fútbol de la India mete un gol, lo celebra haciendo volteretas y en una de ellas, calculando mal la altura de la pirueta, golpea su cabeza contra el suelo, partiéndose el cuello y falleciendo casi en el acto. Boquiabierto me he quedado con la crudeza de la cara y la cruz del deporte. ¿Era necesario ese vídeo?

Para relajar los ánimos han usado el último minuto que quedaba de emisión para hablar de la vuelta a la competición de Rafa Nadal, del comienzo del torneo de Valencia de tenis con David Ferrer como cabeza de serie número 2, de las canastas que ha metido Pau Gasol con los Chicago Bulls y han finalizado el bloque de deportes con la gran noticia de que el español Aritz Aramburu se ha clasificado para la cuarta ronda del Moche Rip Curl Pro. derrotando a la leyenda viva y once veces ganador del mundo, Kelly Slater. Orgullo patrio y al joven esnucado que le vayan dando, es sólo una anécdota y un jugador desconocido que no mueve ni un euro. Por cierto, lo de Aramburu es surf, y si no hubiera ganado a Slater, nunca hubiera salido en un telediario.

Una vez superado el impacto del joven muerto en acto de servicio han comenzado las noticias culturales, tan aburridamente narradas que prácticamente mi cuerpo, él solo, se ha tumbado en el sofá y se ha tapado con la manta. Yo juro que quería enterarme de que iba esa exposición pero ha sido imposible, la narradora tenía voz de Balium y he caído rendido en los brazos de Morfeo. Solo he tenido un ápice de cordura para apagar la televisión, que la luz está muy cara y no hay que ir derrochando.

Unos veinte minutos después, ya en un estado de duerme-vela, pero más a gusto que un niño me ha sorprendido la puerta de la calle, ha llegado mi mujer y he terminado de despertarme, hemos charlado y le he contado, con toda la afectación de la que he sido capaz, porque así lo sentía, lo del chico indio que se ha matado dando volteretas, para mí ha sido lo más relevante de las noticias que he visto. Mi mujer se ha asustado al verme la cara y creía que había sucedido una desgracia mayor, como un tsunami, un terremoto o el cierre de los centros comerciales de Dubai pero ha relajado un poco el rostro cuando se lo he terminado de contar. La pobre ha puesto cara de penilla, y me ha dicho:

-Fíjate, el pobre se ha muerto así de repente, celebrando…

Al principio no le he dado mucha bola pero luego me ha gustado, esta chica a veces es brillante. Una muerte es una muerte, de eso no hay duda, y seguramente habrá sido muy dolorosa para los compañeros y los familiares pero se ha producido en un momento de felicidad, en un momento en que el protagonista estaba eufórico y celebrando, cuando estaba contento de sus logros y ni siquiera habrá sido consciente de los sucedido. Ahora estoy en las nubes, ahora estoy dando vueltas, ahora no estoy.

Hay maneras de morir mejores y peores, esta es horrenda en sí misma y por el espectáculo grabado, pero en el fondo…. mejor no digo lo que se me pasa por la cabeza. Mucha gente mayor dice aquello de “que nos pille confesados” refiriéndose a la muerte, yo en la misma línea, me quedo con “que nos pille celebrando“.

Hasta mañana,

J

10 momentos que “NO”

IMG_5944

Ante la buena acogida del anterior post, sobre los momentos íntimos personales y positivos, vamos a ponernos un poco cabroncetes a vamos a hablar ahora de esos otros momentos, que también son íntimos y personales pero que son más bien negativos. No negativos en sí mismos, sino eso, anti-momentos.

Porque la luz no podría explicarse sin la presencia de oscuridad, los buenos momentos son infinitamente más placenteros si sabemos distinguirlos de los que no lo son. Todos tenemos momentos que nos gustan y sobre todo, momentos que no no gustan y a esos, a los malos momentos o momentazos vamos a dedicarle este post. .

Al igual que en los momentos positivos, en los negativos hay lugares comunes, cosas que aparentemente nos disgustan a todos, como que nuestros amigos sean más guapos o que liguen más, que se destiñan las cosas en la lavadora o que solo los tontos tengan suerte. Pero vamos a rascar más, un poco más, para sacar a flote todos esos momentos que nos hacen estremecer, ya no de gusto, sino de todo lo contrario. Si lo preferís, bienvenidos a esos momentos de mierda.

EL FÚTBOL

Esto es algo muy mío, entiendo que este deporte estará colmado de momentazos felices en innumerables personas pero yo no lo aguanto. No aguanto nada relacionado con este deporte, los fichajes, los campeonatos, las ligas, la presencia onmipresente del fútbol en nuestra vida, en nuestros informativos y en la sección de deportes de los medios. Pero lo que no tolero, ni por prescripción del médico de cabecera, son las cifras que se barajan en torno a este deporte. Miles de millones de euros por fichar a un jugador, miles de millones de euros en contratos de publicidad, miles de millones de euros que despilfarran los clubs de fútbol y como no, las ventajas fiscales que tienen los “grandes”. No se a vosotros, pero esto me parece obsceno. Tan obsceno, como ridículo que miles de millones de aborregados hagan fila para comprarse la última camiseta del último fichaje, a unos 100 euros de media.

Y luego, por contrapartida, hay deportistas de otras disciplinas que solo juegan con lo puesto, que invierten su dinero y el de los suyos porque no hay quien los patrocine. Deportistas que consiguen títulos para su país y que tienen menos de cinco segundos de repercusión en los medios. Ains!, que injusto es todo.

EL CÓDIGO DA VINCI

Algo me pasa en la cabeza, soy consciente de ello, pero es que hay algunas cosas que me dan urticaria. El código da Vinci es una de ellas. Podría deciros que leí el libro y que me pareció una bazofia, pero no os voy a mentir, no lo he leído…. Y aún así, le tengo una manía… En algún momento de mi existencia me he creído un tío culto y que estaba al márgen de lo comercial y tomé una serie de decisiones que no se bien donde me han llevado. Desde luego a disfrutar de la lectura de los libros de Dan Brown, no. No he leído ninguno, ni creo que lo haga en un futuro próximo. Creo que tengo una enfermedad que me aleja inevitablemente de los Best Sellers, seguramente me estoy perdiendo muchas cosas, yo reconozco que me gusta leer y divertirme haciéndolo, así que no sé que problema le he encontrado a estos libros, serían las mechas rubias que llevé en la universidad….

Creo que lo que me saturó fue ver referencias a este libro por doquier, y mi mente enferma y mi cabeza teñida debieron pensar que si eso es lo que leía la mayoría, yo debía pasar…. Y así ha sido, hondamente guardada esta consigna en mi adn que me ha alejado de este autor y de Noah Gordon y su libros. Mis autores más odiados por…. ¿vender muchas copias?

EL CHÁNDAL

Prenda comodísima cuando quieres practicar deporte, no hay pega en eso. Pero de ahí a utilizarlo como fondo de armario hay un trecho. ¿Por qué se utiliza para ir a comprar, para ir al cine o para ir a tomar una caña? Es algo que no entenderé jamás, de igual forma que no sales a hacer recados en albornoz, por favor, el chándal, para lo que es.

Y qué decir de esas parejas en las que ella va arreglada y él va en chándal. Un despropósito, pero bueno allá cada cual. Por si se os pasa por la cabeza la pregunta, si, tengo chándal, y varios. Pero los utilizo para hacer deporte, para sudarlos, no entiendo otro sentido a estas prendas.

¿Qué estás cómodo? Yo estoy comodísimo en pelotas, pero no salgo así a la calle…. menos mal.

ESO NO ES CHARLAR

Pocas cosas hay en el mundo que me den más vergüenza ajena que escuchar a alguien hablando de algo de lo que no tiene ni idea. Es super vergonzante, pero sobre todo para mí. Les debería dar cosilla a aquellos que se ponen a hablar y a discutir sobre temas solo por el hecho de hablar. Coño, ¿no es más sencillo callarse si no sabes de que va el rollo? No es necesario que se sepa de todo, creedme, no lo es.

La gente es consciente que no todo el mundo sabe de todo. Es imposible que sepas de física, de horticultura y de cine clásico en la misma medida. Así que, por favor, hablad de lo que sepáis, defended vuestras ideas si realmente son vuestras, pero no hagáis el ridículo, que aunque no lo creáis, la gente se da cuenta…

Y otra cosa…. si tenéis anécdotas interesantes, podéis contarlas. Pero no está bien que os adueñéis de las anécdotas de los demás. Un día se os va a ir la pinza y vais a contar como propias cosas que le han pasado en primera persona al tío con el que estáis hablando…

POLÍTICA Y POLÍTICOS

Nunca he sido muy aficionado a la política, tengo mis ideas y ya. Pero imagino que me pasa como a muchas personas en estos día, estoy completamente descreído. Ya me pasó con la religión en su día….

No me creo  lo que me cuentan, ninguno. Hablan los políticos de una forma especial, como si en lugar de en una entrevista estuvieran en un mitin. No es lo que dicen, que no les creo, sino como lo dicen, que dan la sensación de tratar la público, al pueblo, como verdaderos idiotas. También creo que nos tratan como nosotros dejamos que nos traten, está claro. Permitimos que nuestros políticos mientan, roben, trapicheen y les justificamos con aquello de “todos lo hacen” o “los vuestros más”.

Tenemos los que nos merecemos, pero yo me pongo malo cuando algún político asoma la cara por televisión.

Y hasta aquí toda la inquina que he podido sacar, ya sabéis, si leísteis el anterior post que de los diez momentos que indico en el título, yo solo doy los cinco primeros, que para definirme van bastante bien, el resto os los dejo a vosotros. Podéis estar de acuerdo con estos o en desacuerdo, que será lo más lógico, pero no seáis tímidos y dejad que se oiga vuestra voz.

¿Cuales son vuestros momentos que NO?

Hasta pronto,

J