Conmigo mismo

file000826563854

Hace unas semanas un compañero de trabajo nos hablaba preocupado de sus próximas vacaciones, en una casa rural en la sierra, con todo un mundo de rutas a pie, turismo de interior y gastronómico a su disposición. Su inquietud provenía de que las posibilidades de esa semana aislado y en conjunción con la naturaleza estaba mucho más cerca de sus gustos y de los de su hija que de los de su mujer. Ella, por lo que nos contaba es más urbanita, más de centros comerciales y de ruidos que no provengan de los grillos. Cómo la entiendo!

Creía mi compañero que este tipo de vacaciones podía crear tensiones en la pareja y este hecho le acongojaba, independientemente de que la idea del sitio y del modo de vacacionar había sido de su mujer… El resumen que él hacía de esto se resumía en la frase que os digo a continuación:

-Es que mi mujer y yo no tenemos los mismos hobbies, y eso no es bueno.

A lo que respondimos, con mayor o menor vehemencia:

-Eso??!!?? Eso es lo mejor del mundo!!!!

Él se enrocaba en sus circunstancias y no entendía por qué nosotros veíamos cosas positivas en lo que él nos había contado. Y a día de hoy, creo que sigue sen verlas. ¿Vosotros tampoco? Pues os voy a contar mi punto de vista, que por lo que pude comprobar en aquel foro, era mayoritario.

Hay tiempo para todo

Ese podría ser un buen resumen de lo que os voy a contar, cuando vives en pareja y tienes hijos tienes una serie de responsabilidades ineludibles, responsabilidades que te has creado tú mismo pero que tienes que acatar. Tienes que ser padre o madre, y marido o esposa, y también hijo o hija, yerno o nuera…. algunas de estas responsabilidades son más fáciles de enfrentar que otras, no nos vamos a engañar, pero tenemos que estar ahí, si hemos elegido esta vida es con todas sus consecuencias.

Y eso sin hablar de las otras responsabilidades, las laborales. Esas son, si cabe, más ineludibles que las familiares, te pagan por ello, mucho o poco, siempre injustamente, pero recibes algo económico a cambio. Estas ligado a un contrato y eso es muy poderoso. El vínculo con el trabajo es crucial, desgraciadamente, para que las cosas vayan bien a nivel personal ya que todo beneficio de una parte revierte directamente en la otra. Aquí no hay lugar a dudas o dobles sentidos.

-Entonces ¿qué es lo que queda?

Cuando has cubierto las responsabilidades laborales, con mayor o menor fortuna, y has cubierto las responsabilidades familiares, con mayor o menor fortuna, te encuentras en un momento único. En ese momento estás a solas contigo mismo y créeme si te digo que ese momento hay que aprovecharlo. En esta vida tenemos adjudicadas un montón de etiquetas y algunas de ellas ya las he nombrado, yo por poner un ejemplo a mano soy trabajador por cuenta ajena, marido, padre, hijo, yerno, compañero, amigo, conocido, un poco psicólogo, un poco chófer, un poco ama de casa, un poco intendente, un poco cocinero…. Soy muchas cosas, pero también soy muchas más.

Y todas esas cosas que soy aparte de estas pertenecen a un terreno mucho más íntimo, al terreno individual, porque todos nosotros somos individuos y también necesitamos nuestro terreno de crecimiento personal. No seremos buenos hijos, ni maridos, ni nueras, ni amas de casa, ni cocineras, ni padres si no somos capaces de ser nosotros mismos. Y para ello necesitamos nuestro espacio.

Si recordáis el post de ayer, toda la actividad a la que hacía referencia era única y completamente mía, ni mis hijas ni mi mujer estaban involucradas en ella, ni hablar de lo relacionado al trabajo, que eso ya quedó aparcado el viernes pasado. Esos momentos del grupo de running eran solo míos y del grupo de individuos que me rodeaba. Todos nosotros compartíamos cosas, hablábamos de nuestras familias, de nuestras aficiones y de nuestros trabajos pero teníamos otro vínculo ajeno a todos ellos. Para qué hablar entonces de esos momentos en los que tengo que salir de casa a hacer los ejercicios entre semana. Esos días si que estoy solo, conmigo mismo.

Esos periodos de tiempo que paso en esa soledad elegida son gloriosos. Al igual que otros muchos momentos personales y solitarios como la redacción de este blog, o la lectura de un libro. No creáis que estoy exagerando cuando os digo que dedicar tiempo a uno mismo es IMPRESCINDIBLE. Ahora te toca a tí encontrar tu sitio, puede ser con lo que más te apetezca, con actividad física, con meditación, con lectura, con música, con tus amigos o de compras. Vive al margen, aunque sean unos minutos al día, el resto te lo va a agradecer, y ampliarás tu fortaleza y tu seguridad, tendrás tu parcela aislada y esa potencia que vas a incorporar a esas actividades individuales te van a ayudar a afrontar con mejor cara o mejor espíritu las otras, las familiares y las laborales.

¿Qué mi compañero y su mujer no compartes aficiones? Mejor, cada uno a lo suyo y luego a comentar, que es muy enriquecedor.

Y tú, si no la tienes ya, encuentra tu parcela privada.

Hasta mañana,

J

El trabajo, en el trabajo

file0001652481771

Antes de nada tengo que reconocer que soy un tipo afortunado por el simple hecho de tener un trabajo en los tiempos que corren. Hasta ahora he ido capeando esta etapa de crisis con altibajos e incertidumbre pero siempre saliendo a flote y eso se merece, como mínimo, no quejarse en demasía de todo lo relativo a esa faceta, pero, ya se sabe, somos como somos y nunca estamos contentos del todo.

Esa sensación de inconformidad debe ser parte del ser humano, algo inherente a nosotros que nos hace estar casi siempre a disgusto con la parcela laboral, si no es por las tareas es por el sueldo y si no por el entorno o por los compañeros, o por la ausencia de ellos. Aunque lo realmente sorprendente es la capacidad que tenemos para quejarnos de todo y, por el contrario, la incapacidad de intentar cambiar las cosas. Es mucho mejor criticar que actuar. Lo digo por experiencia, que a mí me encanta criticar…

Hoy es viernes, y por lo tanto el último día de trabajo de la semana, por lo menos para mí, y lo hemos afrontado en general con una mezcla de sensaciones. Por un lado, ha sido un día duro, todos los viernes lo son, con agobios y problemas pero por otro, nos ha pillado con una sensación de tontuna en el cuerpo que nos hacía estar especialmente chispeantes y graciosos. Nos hemos reído de todo, hemos hecho burla de situaciones, hemos hablado, canturreado y mamoneado. Por esa parte no hay quejas. Y menos mal, porque si hubiera sido todo tan intenso como la parte más laboral…. habríamos acabado todos jodidos.

Hoy teníamos espíritu de fiesta y actitud positiva, estábamos anticipando el fin de semana y llevábamos la sensación de querer acabar pronto para pasar a otra cosa escrita en la frente. Las horas han pasado como han pasado, lentas o rápidas dependiendo de cada uno y de los marrones que debía afrontar, que no han sido pocos. Muchas caras con sonrisa se han congelado y muchas caras congeladas han estallado en carcajadas. Vamos, un circo.

Y yo, en medio de todas esas sensaciones he llegado al final de la jornada con la satisfacción de haber terminado todo lo que tenía que hacer, con la alegría correspondiente a los días libres por delante y la tranquilidad que queda en el cuerpo por el trabajo bien hecho. Puede sonar cursi, pero así ha sido, estoy satisfecho del día. Podría no haberlo estado, podría haber pensado mas en las cosas que pasaban y en los problemas que aún no han encontrado solución, pero… han llegado las tres de la tarde y he salido pitando.

Y es que si hay un secreto para esto es saber que el trabajo es muy importante, mucho, y que tenemos que ser responsables y leales, comprometidos y trabajadores pero que, a fin de cuentas, es un trabajo. Nosotros, mis compañeros y yo, no somos dueños de la empresa, ni somos accionistas, ni somos socios, tenemos un contrato con una contraprestación económica, unas cabezas bien amuebladas y una capacidad de trabajo grande. Hasta ahí. Las cosas del trabajo, se quedan en el trabajo.

Ahí se han quedado, aparcadas hasta el lunes, las risas y las bromas. También se han quedado pendientes de solución algunos problemas técnicos y otros menos técnicos. Y nosotros a lo nuestro, a disfrutar de la otra vida, de la personal, que nos lo hemos ganado. Se que para algunas personas es imposible desconectar del todo o de parte pero hay que hacer el esfuerzo. No merece la pena ser más comprometido que la gente que se lleva los beneficios, no hay por qué, y mucho menos permitir que cosas que escapan a tu acción te quiten el sueño.

Es una lección sencilla de decir y difícil de aceptar. A mi, siendo sincero, me viene de serie y por lo tanto no me cuesta ningún esfuerzo. Cuando trabajo, trabajo concentrado y dedicado, pero cuando no trabajo, no trabajo. Disfruto de la familia, de los amigos o de la tranquilidad de la soledad con una peli y el sofá. Como me dijeron hace poco en un curso, “cíñete a tus responsabilidades”.  Claro que sí, cada uno a lo nuestro y que cada cual atienda a su cuota de implicación. No merece la pena generarte más angustia de la necesaria por el dinero de otros, ellos no lo harán con el tuyo.

No pretendo que creáis que esto es cuestión de egoísmo, aunque parezca eso mismo, es una cuestión de prioridades. Cuando trabajes, trabaja y cuando descanses, descansa, el cuerpo y la mente. Y en días como hoy, viernes, además disfruta de tu tiempo libre.

Hasta mañana,

J

Mis pasos hasta ser blogger

Hola amigos, hoy voy a dejar que mi amigo Jonatan Botello utilice este espacio mio y vuestro para presentarse con un post en el que repasa su trayectoria hasta hacer del mundo del blogging su profesión. Una historia de superación y unos consejos para no decaer que nos van a servir tanto si tenemos un blog, si queremos tener uno o simplemente, para afrontar el día a día.

Bienvenido el primer Post de Invitado en Qué glamour hay en esto? Disfrutad de la lectura y no dudéis en saludar y comentar.

file000643976511

¡Hola que tal! ¿Va todo bien? Antes de escribir el post, me gustaría presentarme, hay que ser educados 🙂 . Me llamo Jonatan aunque prefiero que me llamen Jony. Este es un post de invitado que me ha ofrecido hacer mi amigo Juanan y por supuesto he aceptado, además, estas cosas me encantan 😉 .

Hace prácticamente un año que soy blogger y literalmente me ha cambiado la vida. Puedo decir que a día de hoy tengo ingresos gracias a mi blog (aunque de ahí por ahora no gano mucho dinero precisamente), mas bien ha sido un puente que me ha ofrecido un sinfín de oportunidades. Pero realmente ese no es el tema del que os quiero hablar, así que lo pospondremos para otro día, quien sabe 🙂 .

Antes de ser blogger me he dedicado a otras cosas. Comencé a trabajar como peón de paleta, luego he sido pintor, transportista y luego fui comercial para dos empresas. No soy una persona que haya estudiado de la forma más tradicional como tener títulos universitarios, pero si algo me fascina es culturizarme. Soy un apasionado de la astronomía, los animales y el mundo de la emprenduría. Prácticamente todo lo que he aprendido ha sido gracias a mis propias investigaciones.

Pero vamos a entrar en materia porque veo que me estoy enrollando más que una persiana y nos estamos desviando de lo que interesa, mea culpa.

¿Qué es lo que me hizo crear mi blog actual?

Hace algo más de dos años me quedé sin trabajo; si, como tantos españoles por desgracia. Pero yo tenía un problema particular, al trabajar de autónomo no tenía derecho a las prestaciones de desempleo y las ayudas que suelen dar. Me encontraba en una situación límite donde no podía permitirme el lujo de quedarme estático porque necesitaba recursos, especialmente porque en casa se necesita dinero (y en qué casa no se necesita, vaya lumbreras 🙂 ) .

En todo ese tiempo por más currículums que enviase quedaban en el olvido y mi desesperación aumentaba por momentos. Solamente tuve algunos trabajos de algunas semanas, algo insuficiente para volver a la estabilidad.

Pero un día leí un blog que iba a cambiar el rumbo de las cosas. Si uno no cree en el Karma yo te puedo decir que si porque la vida me puso las herramientas adecuadas para empezar mi nuevo trayecto en la vida.

Ese blog se llama Vivirdelared, el autor se llama Álex Navarro y pude aprender muchas cosas referente a los negocios en internet. Fue entonces cuando comprendí que lo que había aprendido de comercial lo podía aplicar a mi manera en internet a través de un blog y se me encendió una chispa en mi mente y me dije a mi mismo… ¿Por qué no te haces un blog?

Mis primeros pasos como blogger fueron un desastre

Así es, ni más ni menos. Comencé en Blogger, era la opción más sencilla porque no tenía ni idea de cómo hacer un blog. En una primera instancia le puse el nombre de Dineroentuweb y comencé a escribir artículos como harías tú.

Pero tuve un problema y serio: no sabía gestionar bien las redes sociales, especialmente en Google Plus y fue cuando se desencadenó una situación trágica para mi. Os explico. Hay que tener cuidado como publicas allí porque pueden tacharte de Spammer, y aunque en realidad no lo seas, si lo compartes mal te puede pasar esto. La consecuencia fue que Google me eliminó el blog sin previo aviso y sin darme una vía para poder explicarme. En esos momentos me planteé seriamente en abandonar el proyecto y asumir lo evidente: esto no era para mi.

Pero soy una personal algo insistente en mis propósitos y tomé la decisión de hacer un blog en WordPress.org, una de las mejores decisiones que he tomado en mi vida como blogger.

Mi siguiente fase con mi blog fue lento pero poco a poco fui subiendo

Tras tener que empezar de cero en WordPress, obviamente todo el SEO que había hecho en el otro blog quedó reducido en nada, pero si hay que decir que contraté un hosting gratuito y esta era mi dirección “http://dinerodetuweb.esy.es/” Esta dirección ya no existe, vayamos por pasos.

Empecé como redactor de contenidos modo invitado en un blog llamado Compartimos.org, y allí fué el desentonante prácticamente de todo. Escribí un post que tuvo un rotundo éxito (cosa que no me lo esperaba) y se puso en contacto conmigo Dean Romero, una persona que cambiaría mi vida de forma definitiva.

Dean Romero me propuso trabajar con él como redactor de contenidos y allí fueron mis primeros ingresos en internet; actualmente trabajo para varias personas como redactor.

Gracias a esto, mi blog se empezó a disparar en tema de visitas y fue cuando me tuve que plantear el cambiarme de hosting, por la sencilla razón de que cuando alcanzaba las 100 visitas el blog caía del servidor y me hacía invisible. Así que tuve que hacer un paso más hasta el día de hoy.

Dinerodetuweb desaparece para convertirse en Marketingblog

Tras estas caídas del servidor diarias que tenía, me tuve que plantear tres cosas:

  • Seguir tal y como estaba
  • Abandonar el proyecto
  • Hacer un cambio radical

Obviamente decidí la última opción y fue la mejor decisión que he tomado en mucho tiempo. Dineroentuweb tenía un nombre que verdaderamente no iba en consonancia con el espíritu de mi blog. No hablo siempre de “Cómo ganar dinero”, hablo de cosas mucho más profundas como motivación, reflexión, estrategias de marketing y posicionamiento SEO.

Fue entonces cuando decidí poner el nombre de Marketingblog.

Es curioso, porque hasta la fecha tenía muy pocos comentarios en mi blog y sin más empecé a tener una comunidad muy chula cosa que les agradezco mucho su presencia ( esto también va por tí Juanan), ya que sin ellos nada tendría sentido 🙂 .

Actualmente suelo tener una media de 10 comentarios diarios e incluso hay días que superan los 20 comentarios, quien me lo iba a decir cuando antes solo lo soñaba.

Mis mejores consejos de blogger

Si estás en una situación de no saber qué hacer con tu blog tal y como me ha pasado a mi en varias ocasiones, te daré estos consejos:

No desistas: ten fe en lo que haces. No importa que ahora mismo te lea poca gente, si sigues tus creencias al final tendrás repercusión.

Si tu intención es ganar dinero al final llega: si este es tu caso acaba llegando. Eso si, prepárate a trabajar duro y a estudiar muchas estrategias.

Interactúa con otros bloggers: no me seas egoísta y habla con otras personas, será una forma excelente de crearte poco a poco una comunidad.

Se consecuente con lo que dices: no engañes a tu público, es la peor arma que puedes utilizar, ya que te quedarás mas solo/a que la una ¿Es lo que quieres?

Haz contenido original y de calidad: es lo mejor que puedes hacer. Ni se te ocurra copiar contenidos porque no vas a conseguir nada, sino empeorar tu situación. Lo “original” y la calidad van unidas de la mano.

Y esto es todo amigos. Espero que te hayas divertido tanto como lo he hecho hoy escribiendo estas líneas.

Espero tus comentarios aquí o en mi blog si deseas visitarme 🙂 .

¿Cómo han sido tus pasos como blogger?

Uno, diez, ¿¿¿¿mil????

file8261249338288
Los números son importantes, y para mi, hoy más que nunca.
Es posible que nadie entienda por qué esta entrada se titula así o por lo menos eso es lo que espero. Dar un poco de misterio a las cosas también está bien de vez en cuando, ¿no? A mi me gusta que no esté todo dicho en una frase, que haya intriga…. Aunque sea una intriga tonta y absurda porque voy a empezar a explicarme ya, en tres, dos, uno…..
UNO
Ya no hay misterios que valgan. Hoy se cumple un mes desde que empecé con esta locura del blog, si recordáis mi primera entrada, o post, o como queráis llamarlo fue de forma casual, por una necesidad de exponerme, por cierto sentimiento exhibicionista incluso. Fueron una serie de condicionantes familiares, profesionales y personales los que me llevaron a esto y ahora, un mes después reconozco que no me arrepiento en absoluto. He aprendido que con esto de escribir estoy en contacto con las personas que tengo cerca de una forma distinta, como desconocidos que se re-descubren de otra manera. Y también he entrado en contacto con gente que hasta ahora no conocía, gente que ha leído las cosas que yo he escrito con toda humildad y que se han sentido identificados, a los que he conseguido arrancar una sonrisa, y quién sabe, si a lo mejor, he logrado hacer pensar que hay otra forma de afrontar el día a día.
Todo lo que he recibido durante este mes ha sido positivo, creo que este blog ha sido un catalizador para que las cosas empiecen a mejorar en mi vida. Tan solo con aprender y compartir como tomar distancia de las cosas, como afrontar lo cotidiano y como reírnos de todo y de todos ha sido suficiente para establecer un punto de inflexión. Ahora, solo se puede ir hacia arriba. Repetid conmigo… Arribaaaaaaa!!!!!!
DIEZ
Diez son las entradas que he publicado hasta hoy, hace un mes, la número uno, y hoy publico esta que estáis leyendo en estos momentos, la número diez. Cuando empecé a escribir no me había planteado la cadencia con la que lo haría, si sería capaz de tener un ritmo constante o no o si mi blog se convertiría en el más efímero de todos al tener solo una entrada…. Ya veis que no. Quiero creer que ya he adelantado a muchos bloggers que no han llegado a este número.
Tampoco me había planteado qué era lo que iba a contar a corto plazo, así que lo único que he ido haciendo ha sido retratar las cosas que iban pasando, dotándolas de humor, y exponiéndolas (exponiéndome) de la única manera que lo he sabido hacer. Habrá mejores formas de contarlas, pero que lo hagan otros, los listos.
En estas diez entradas os he contado cosas muy íntimas, he abierto mi corazón, mis sentimientos y mis deseos sin esperar nada a cambio, es como mi terapia para estar mejor. Me ha funcionado. Ahora sabéis mas sobre mí. Si antes pensabais que era tonto, ahora podéis comprobar que soy muuuy tonto. Si antes pensabais que era un poco payaso, ahora ya sabéis que también soy muuuy payaso. Y si antes pensabais que era sensible, ahora sabéis que también soy muuuy sensible. A todos aquellos que pensaban que yo era de otra forma, espero no haberos defraudado. Y a todos los que se han sorprendido por este ejercicio, por como he escrito y descrito las cosas y por como ha sido posible llegar hasta aquí, os digo que yo también estoy sorprendido.
MIL
Este número me acojona y me llena de ilusión al mismo tiempo. Significa el número de visitas que ha tenido la página en este mes, bueno para ser sinceros ya debe ir por las 1050 o así….. ejem! En mi vida me hubiera imaginado este resultado, que por otro lado no sé si en el mundo del blogging está bien o mal, si es mucho o poco, pero a mi me gusta. El día que escribí mi primera entrada del blog, cuando le di forma primero en mi cabeza y después físicamente no me planteaba hasta donde podía llegar, ni que tipo de lectores podría tener, ni a cuantas personas podrían llegar mis escritos. No era momento de hacer un plan de negocios, que esto no es una empresa, leche! Esto es mejor!!!!
Ese día, pensaba que el público que podría tener sería sobre todo minoritario ya que mi conexión a las redes sociales era casi inexistente, y en mi vida real, la de personas físicas, vamos, no soy la persona mas relacionada del mundo. Conozco a gente, claro, pero nunca he sido una de esas personas que centra la atención. Por la tanto, la sorpresa al ver como el número de visitantes crece, y de ver como cada entrada tiene más visitas que la anterior significa mucho. Significa lo que ya he dicho antes y lo que mucha gente me ha dicho cara a cara, que las cosas que escribo llegan, y eso, como diría Su Majestad, me llena de orgullo y satisfacción.
-¿Qué hubiera pasado si la cifra de visitantes hubiera sido inferior? -Ni idea, estaría tan orgulloso como lo estoy ahora.
-¿Y qué hubiera pasado si la cifra de visitantes hubiera sido superior? -Ni idea, estaría tan orgulloso como lo estoy ahora.
He empezado diciendo que los números son importantes y es cierto, pero en su justa medida. No credo que haya de darle más importancia. Un mes, es solo un mes. Diez entradas, son solo diez entradas. Y mil visitas, son solo mil visitas. Nada menos y nada mas.
-¿Y que va a pasar a partir de ahora? -Pues imagino que seguiré como hasta ahora, viendo lo que ocurre a mi alrededor, tratando de ponerle buena cara al mal tiempo y escribiendo en el blog lo que se pueda contar….Tengo un deseo para el futuro, que el blog no sea tan monólogo, que sea mas diálogo con mis lectores, así que ya sabéis, utilizar los comentarios, dejad vuestras impresiones, vuestras quejas, vuestras reclamaciones y sobre todo vuestras alabanzas. En uno de los últimos posts os propuse un juego musical, y como os habéis portado muy bien, aquí os dejo el enlace con la lista de reproducción donde están todas esas canciones que me hicisteis llegar. Que los disfrutéis tanto como lo he hecho yo.
Y no me quiero despedir sin daros las gracias a todos y todas los que habéis leído el blog, a los que habéis comentado, a los que lo habéis compartido y a los que me habéis hecho llegar vuestra impresión.
Hasta pronto,
J

Auto-coaching

royal_glamour_wallpaper_by_pamonk-d4gfiya.jpg
La rutina me asfixia.
Es cierto, cuando antes la comodidad de la monotonía, la tan consabida “estabilidad” era placentera, ahora empieza a convertirse en un lastre. Debe ser que ahora tengo la mente más abierta que antes, si cabe, ya que siempre he sido bastante abierto (que cada uno lo interprete como quiera…), pero hay un “nosequé” que me dice que debo salir de mi círculo de confort y explorar lo que hay más allá. Bien pensado, si hay algo que me dice que tengo que explorar el más allá…..algo raro me está pasando, tendré que ponerme en contacto con Iker Jimener o con algún psiquiatra, cerca tengo un par.
Tengo la sensación de que el YO de ahora, se está dando cuenta de que el YO de antes pasaba de todo, que en su vida ha hecho balance y de que ha ido pasando por la vida saltando de situación en situación, sin apenas plantearse el cómo, el por qué o las consecuencias. Y no me ha ido mal, he llegado hasta aquí entero y he conseguido muchas cosas. Si hubiera sido más conservador a lo mejor no estaría en este punto, y si hubiera sido más aventurero, a lo mejor tampoco. Solo tengo que reconocer que siempre he enfrentado los cambios con optimismo, pensando que lo mejor está por venir, y al parecer así ha sido y así será. Es lo que tenemos los optimistas, todo bien, chicos. Quienes me conocen desde hace tiempo saben que es así. Recuerdo una palabra que me definía, “fenomenal”, y no era por mí, que conste, que no era tan egocéntrico, sino por las situaciones. Siempre iba todo FENOMENAL.
El YO de ahora es perfectamente consciente de que la cosa va fenomenal pero si eres tú el que se lo curra para que vaya así, es otra capacidad de los optimistas, ver el lado positivo de las cosas y no dejar, en principio, que los problemas te hundan. Y para eso estoy trabajando duramente, utilizando herramientas que sirvan de revulsivo y que pongan patas arriba la monotonía. Yo lo llamo “Auto-coaching” pero vosotros podéis llamarlo majaderías, gilipolleces, banalidades, genialidades, quedaros con la boca abierta o pensar….lo hemos perdido!
Atención ahora, que voy a daros unas pinceladas de mi receta. Y como no soy un profesional, a lo mejor lo que os voy a contar es contraproducente para vosotros, a mí me está funcionando, pero si vosotros amigos lectores (¡qué ganas tenia de escribir esto!) tomáis la decisión de hacerlo en casa, que sepáis de antemano que yo no me hago responsable….. vamos, que me lavo las manos.
La primera fase de la terapia que he encontrado para encontrarme a mí mismo, no porque estuviera perdido sino porque me gusta jugar con las palabras, es escribir este blog. No os podéis imaginar lo que ayuda poner las cosas por escrito, sacarlas de tu cabeza y leerlas en el ordenador como si fueran historias de otra persona. Es una forma perfecta de tomar distancia, de observar las cosas con perspectiva. Y si a parte de eso, tratas de dotarles de cierta teatralidad y humor, mejor que mejor. Tenemos que darnos cuenta de una vez que las cosas no son tan graves, solo las graves de verdad lo son. Que tenemos que tener la capacidad de reírnos a diario, de nosotros mismos, de nuestra vida, de nuestras circunstancias y de la vida en general, la de los otros y sus circunstancias porque momentos de llorar vamos a tener todos. Mientras llegan los momentos tristes, que llegan, ríete. Es lo que te vas a llevar por delante. En resumen, perspectiva y humor.
La segunda fase es más física y tiene que ver con la adrenalina y las agujetas. Estoy encontrando en el deporte un medio de evasión perfecto. Y es perfecto porque tienes que estar concentrado en lo que estás haciendo o puedes hacerte daño, así que cuando estoy con alguna actividad física, la cabeza está centrada y no me permito que divague. Se que hay gente que dirá ¿deporte tú?????? y tienen toda la razón. Practicar deporte nunca me ha interesado, si que he visto mucho sentadito con una cerveza y algo de picar, pero sudar, lo que se dice sudar…… más bien no. Y ahora estoy hecho un despojo humano, los lunes patino, los miércoles y viernes corro (si amiga, corro, yo que decía que no corría ni aunque me persiguieran, que para que me pillaran….) y los domingos juego al pádel. Ahora pensaréis que soy Terminator, pero nada más lejos de la realidad, lo hago todo mal, pero lo intento, estoy empezando y con muchas ganas. Lo que peor llevo es lo de sudar, chico. Que sensación de asco-pena. Ahora entiendo aquello de que el deporte es salud. La ecuación es sencilla, si sentirte vivo es saludable, y hacer deporte y sufrir unas agujetas en sitios que ni siquiera sabías que existían en tu cuerpo te hace sentir vivo, entonces deporte igual a salud. Con lo que me duele el cuerpo esta semana no tengo claro si el deporte es buena o mala salud. En resumen, actividad física.
La tercera fase es el pensamiento positivo. Lo aprendí leyendo “El Monje que vendió su Ferrari” de Robin S. Sharma, que como libro me pareció un coñazo de dimensiones bíblicas pero que introduce unas técnicas relativamente útiles de crecimiento personal, y lo reafirmé con otro libro, “Cosas que los nietos deberían saber”, de Mark Oliver Everett, que cuenta la autobiografía del escritor, conocido como Mr. E, líder del grupo musical EELS, en la que relata la perra vida que ha llevado y cómo ha hecho frente a los problemas teniendo como objetivo la música. Este punto es quizá el mas sencillo. Se trata de sustituir en tu cabeza los pensamientos negativos por pensamientos positivos debido a la incapacidad de nuestra mente de pensar en dos cosas al mismo tiempo. Mi pensamiento positivo es el mar, una playa de arena blanca y las olas. Funciona pero hay que ejercitar, no siempre sale a la primera. En resumen, meditación y pensamiento positivo.
Y la cuarta y última fase es la más divertida de todas, se trata de volverme loco. No para acabar el la López Ibor con la peluquera, entendedme. Me refiero a volverme loco con la música. Creo que no hay nada mejor que estar solo, poner esa canción que tanto nos gusta y cantar hasta desgañitarnos. Si no lo habéis probado aún, cosa que no me creo, debéis hacerlo. Cuando terminéis de cantar, ya casi sin voz, veréis que relajaditos estáis. En resumen, música y evasión.
Y para esto último os voy a proponer un juego. Vamos a confeccionar entre todos una lista de canciones anti-estrés, anti-rutina y anti-malos rollos. Me refiero a esa lista de canciones que cantamos solos en casa o en el coche como hago yo, que cantamos solos porque cantamos como el culo, como yo, o porque nos da vergüenza, como a mi, o porque la canción es tan hortera y poco fina que es de traca, como las mías. Así que por favor, leed el post y dadle toda la publicidad que podáis, promocionadlo entre vuestra familia y amigos, compartidlo en vuestras redes sociales, en vuestro trabajo o donde queráis y hacedme llegar vuestra canción. Podéis usar los comentarios del blog, anónimos si queréis, o encontrarme en Facebook (Juanan GC) o Twitter (@Juanan_G_C) , porque cuantos mas seamos mas nos reiremos y pensad, que para avanzar, también es necesaria la gente que nos rodea. Dejémosles entrar.Poco más queda por decir, os dejo mi canción vergonzante:”Sobreviviré” de Mónica Naranjo.Y espero las vuestras.
Hasta Pronto,
J

El proyecto "Tiendebragas"

file000417171226
Hoy me he despertado en la cama de mi hija pequeña, a eso de las 3:00 a.m. me ha echado de la mía con la excusa de que tenía miedo y que necesitaba dormir con su mamá. Por no discutir a esas horas, he aceptado el cambio, qué remedio!
Mi mujer ya se iba a trabajar, tiene su propia tienda y debido a eso yo solicité en mi trabajo reducción de jornada (y sueldo) para hacerme cargo de mis “hermosas criaturas”, paternidad responsable y conciliación familiar, lo llaman. El caso es que ella se iba y se notaba que antes ya había discutido con las niñas. Así que ese era el escenario que me encontré, con mi sueño, mis ojeras y mi pelo revuelto.
Luego, la lluvia, todo indicaba que no íbamos a salir por la mañana a dar una vuelta así que las niñas a jugar a su habitación, antes de eso ya había discutido yo también con las niñas, que si la grasa de los churros, que si te laves la cara, que si no te quites los calcetines, que si…… como un sábado cualquiera, vamos. A todo esto, mi mujer había dejado puesta una lavadora “de blanco” que ya había terminado y avisaba pitando como de costumbre, ¡cómo odio esa forma de avisar que tienen los electrodomésticos modernos!
Cuando estaba tendiendo la colada en nuestro tendedero de interior de IKEA tomé realidad de mi mismo, oía de fondo como las niñas gritaban/cantaban/lloraban/peleaban como sólo los niños saben hacerlo y yo con unas bragas en la mano izquierda y una pinza de madera en la derecha. Si no recuerdo mal, era la braga número 12 que tendía y pensé….¿cuando me he convertido en mi mujer? no, peor, ¿¿¿Cuándo me he convertido en mi MADRE???  tendí la puñetera braga y me dije: Esto tengo que contarlo, voy a empezar a escribir un blog con mis vicisitudes y mis cuarenta años glamurosos entre niñas, mujer y bragas.
Durante toda la mañana este blog se tituló “tiendebragas”, luego, tuve una revelación. Estaba durmiendo la siesta, esta vez en mi cama, y se me apareció mi abuela. Me dijo:
-Hijo, ¿es verdad que vas a escribir un blog?
-Sí, abuela -contesté
-¿Y vas a hablar de tus cosas?
-Mmmm, sí, abuela.
-Pero ¿acaso tú eres escritor?
-Mmmmm, no, abuela.
-¿Y eres uno de esos tipos conectados con las nuevas tecnologías? -me preguntó condescendiente.
No supe que responderle, así que en lugar de hacerlo, me incorporé y le dije:
-Pero abuela, ¿tú que sabrás de estas cosas, si nunca has sido moderna y además, ya estás muerta?
-Hijo -me contestó -solo quiero que si haces las cosas, las hagas bien, y eso de las bragas está muy feo.
-Ahhhh, -respondí yo de nuevo sin palabras.
Cuando me desperté ya había consultado todo lo consultable con la almohada, seguía teniendo ganas de escribir el blog, pero ya dudaba del nombre, ¿y si mi abuela tenía razón?…. en realidad, yo hago más cosas que tender bragas…..
Momento actual, estoy escuchando Breathe Me de Sia, y a punto de finalizar mi primer post.De ahora en adelante, espero encontrarme con gente como tú, que no se conforma, que quiere aprovechar las oportunidades, que cree que los 40 son los nuevos 30, que han descubierto su ambición tarde, que se plantean un cambio y que, como decía mi abuela, quieren hacer cosas y hacerlas bien.
Hasta pronto.
J