Un juego perverso

No podemos evitarlo, lo malo nos llama mucho la atención.

badthings

Sentimos debilidad por lo negro, por lo oscuro, por lo peligroso. Creemos que tenemos nuestra vida centrada en la zona de la luz y que estamos cómodos allí pero el lado oscuro nos susurra constantemente. Nos molan los malos de las películas, nos identificamos con los seres ambiguos y torturados, disfrutamos con las criaturas siniestras y necesitamos de esas dosis de perversión para ser completos. Sabemos que no debemos tocarlo, no debemos adentrarnos, pero está ahí, tan cerca!

Somos sombra y luz, Yin y Yang, tigre y dragón, búho y alondra. En definitiva, somos duales, tenemos muchas facetas y muchas caras, unas mas amables que otras pero todas nos conforman.

Yo me reconozco en esto que digo, me comprendo y os aseguro que tengo mi lado oscuro y mis pasiones más inconfesables (si, inconfesables, que no las voy a decir…) repartidas en mi día a día. Y me gusta que sea así. Es importante no solo reconocerlo, sino equilibrarlo, y dejarlo aflorar cuando haga falta, cuando sea necesario o cuando sea EL momento. No hay que esperar a la luna llena o al solsticio, no se trata de eso.

Y como tenemos esa querencia, es muy fácil para algunos pocos aprovecharse de ello. Algunos visionarios aprovechan nuestras debilidades y características especiales para torturarnos y manejar nuestros instintos a voluntad. Mucho de lo que está pasando en nuestro país en estos días es un reflejo de esto. Se está jugando un juego perverso lleno de odio y de afectación, dirigido por políticos con intereses alejados del pueblo pero que recurren a ese mismo pueblo para abanderar una causa u otra. Esta manipulación me ahoga, me asfixia y me abruma.

Cada cosa que leo en estos días está cargada de grandes dosis de irracionalidad y de manipulación, yo lo veo desde fuera y lo identifico bien, no me creo ni un lado ni otro, pero imagino que estar inmerso en la vorágine debe ser distinto. Las personas se han convertido en una turba, ya no hay conciencia individual, solo colectiva y agresiva y eso me produce mucha inseguridad y desasosiego. Estamos en un mundo en el que las opiniones de cualquiera se hacen virales sin filtro y la desinformación vuela por doquier. Yo he leído mucho y he callado mucho, he estado a punto de tirarme a la piscina en muchas ocasiones y he sabido recular a tiempo, no tengo las armas ni la energía necesarias para participar en este Circus Maximus.

Desgraciadamente se nos está intentando hacer ver que en esta tensión hay lobos y corderos, víctimas y verdugos, acosadores y acosados y mucha gente se está posicionando en estas situaciones. Pero están equivocados, si se toman la molestia de retirarse un poco y de ver las cosas con perspectiva, verán que aquí solo hay lobos. Lobos contra lobos. Esto es una pelea de bandas a cara de perro y sin control. Y las turbas están manejadas con hilos invisibles pero reconocibles, como el dinero, la estabilidad, la patria, el futuro, la identidad…. Cada cual, y esto es muy personal, se agarra a lo que considera en peligro y lo defiende haciéndole el juego a los maestros de marionetas. Es triste pero es lo que somos, unos burdos muñecos que cuelgan inertes hasta que nuestro dueño nos moviliza.

Este juego perverso no me gusta así que estoy intentando aislarme, huyo de las redes sociales, esquivo perfiles implicados, evito noticias sesgadas (¿las hay objetivas acaso?). Como me gustaría poder influir para aportar cordura pero estoy a años luz de hacerlo así que a lo mejor me visto de negro y me voy pasadas las doce a mordisquear yugulares. Algo tengo que hacer para calmar este ansia.

wickedgame

O quizá esto se me pase escuchando el juego perverso (Wicked Game) de Chris Isaak, esa preciosa canción que formó parte de la genial banda sonora de Corazón Salvaje (Wild at Heart) de David Lynch. Esa historia de forajidos abocados al lado oscuro protagonizada por Nicholas Cage y Laura Dern. Recuerdo haberme comprado el disto de Isaak y de haberlo triturado literalmente en mi tocadiscos, mucho ha llovido desde aquello, desde que me metía esta canción en vena.

Pero nunca es tarde para volver atrás, nunca es tarde para parar, nunca es tarde para rectificar, nunca es tarde para detenernos, mirar alrededor y exclamar… #EstamosLocos?

Hasta pronto,

J

6 thoughts on “Un juego perverso

  1. Mejor no podias explicarlo, somos marionetas!! Y si, yo también intento escaparme de los comentarios de las redes sociales y mira que hay para todos los gustos, pero mi opinión no cuenta, al final, seguiremos siendo simples marionetas.
    Pasemonos al lado oscuro, ya sea escuchando música, leyendo un libro o viendo una serie o peli!! Un bsin guapetón!! 😉

    Le gusta a 1 persona

    1. Hola Yoli,
      Hay tanta información y desinformación por ahí, tan intoxicación que nos están volviendo locos. Yo trato de mantenerme al margen pero es un tema recurrente y está en el aire. Al final es difícil excluirse y opinar.
      Pero tienes razón, hay alternativas para escapar… 🙂
      Un abrazo!!!

      Me gusta

  2. Uhmm, no sé. Desde que el hombre es hombre hay los unos y “los otros”, hasta el punto de que los unos no serían nada sin los otros. Pero siempre habrá abusones, si que hay buenos y malos. Siempre unos manipulan más que otros.
    Siempre hay argumentos que justifiquen las posturas que nos parecen más insólitas.
    No digo que la única verdad sea la mía , pero el mundo se mueve gracias a la gente que no mira para otro lado.
    Con todo, los políticos españoles “los otros” son mierda.

    Le gusta a 1 persona

    1. Hola Gonzalo,
      Tienes razón, no seriamos nada sin los pastores, partiendo de la base de que nosotros somos el rebaño.
      En este caso se ve muy claro, un rebaño de perros de presa esperando que nuestro dueño suelte la liebre para salir corriendo a por ella, y que caiga quien caiga.
      Hay mucha desinformación y me da pena decirlo, mucha ignorancia. En algunos aspectos, debemos tratar de ser más individuales y tratar de encontrar las respuestas por nosotros mismos, debemos ser más críticos y mas reflexivos. Pero como he dicho en el post, nos pillan por donde más nos duele y ahí es difícil pararse y apelar al criterio.
      Está el temita complicado.
      Un abrazo!!!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s