Échame a mí la culpa

gintonics
Gin Tonics y Flamencos Rosas

Después de varias copas de Verdejo, una par de Gin tonics y cuatro escasas horas de sueño aquí estoy de nuevo al pie del cañón. Me duele un poco la cabeza y yo lo achaco a la falta de descanso, otros, los más malos, dirán que es resaca, así que igual un paracetamol va a ser la mejor opción para el aperitivo.

Ayer tuve cena con los hermanos “Running“, los llamo así porque es como los tengo en los contactos del Whatsapp, Fulanito Running, Menganita Running, Zutanito Running…. ¿a vosotros nos os pasa? ¡No tenéis vida! Pues eso, anoche de cena, copas y mucha diversión, dejamos las mallas en casa, nos pusimos guapos y a quemar la noche madrileña. A punto estuvimos de terminar en un Karaoke chino dándolo todo, una lástima que no pillara uno a mano que si no aún estábamos allí.

Muy buenas sensaciones, nada que ver con las que se te quedan con la misma gente después de una carrera, todos rojos, sudados y despotricando por el agua… Y hoy aquí disfrutando de mi mañana “de Rodríguez”. Me he levantado temprano, casi al rato de acostarme, para llevar a la mayor al entreno y cuando he vuelto y la casa se ha quedado sola para mí me he tirado en el sofá y me he puesto a ver el último capítulo emitido de The Walking Dead. OMG! qué maravilla. Por fin se que ha pasado con Glenn, no temáis que no voy a “spoilear”, solo deciros que se han cumplido mis pronósticos. Aparte de eso, que capítulo tan bueno, cuantas cosas pasan sin pasar nada realmente pero la tormenta que se avecina…. La última escena casi hace que se me salten las lágrimas, luego, al ver que el capítulo se acababa me he cagado un poco en tó, y encima, el siguiente, será el último antes del parón por Navidad. Ansia pura es lo que siento ahora mismo, agonía máxima.

Una cosa que me ha extrañado del capítulo de TWD es que no había ninguna referencia al Black Friday, y mira que es complicado, porque macho, que traca nos están dando con el puñetero viernes negro. Le estoy cogiendo un asco a la expresión, no un asco cualquiera, no… un asssssssco. Y es que menuda saturación de precios bajos, ofertas, gangas y demás polladas. Tal ha sido la repercusión del evento, aquí en España por tercer año, que hasta la papelería y la farmacia del barrio también se han acogido a la fiebre de las rebajas. Un Black Friday extenso, que se desarrolla en la mayoría de los casos de jueves a domingo y donde ya podemos comprar gomas de borrar Milán y otro tipo de gomas y cremas a precios reducidos.

O quizá no, que luego pasa como a esa gran cadena de Electrónica que les han pillado inflando los precios para simular grandes rebajas y venden los productos del Black Friday al mismo precio que el anterior Friday… Es que ellos no son tontos, no. Los tontos debemos ser los demás.

black friday

O a lo mejor el tonto soy yo, échame a mí la culpa.

Y hablando de eso, una de las hermanas Running ha estado tres meses de vacaciones / inmersión lingüística / hago lo que me sale del bolo porque yo lo valgo en Londres y nos decía que ahora ha desarrollado mucho más el oído y que escucha canciones en inglés que antes le gustaban y que ahora entiende lo que dicen, lo que en algunos casos es hasta contraproducente.

Yo os reconozco que a mí me ha pasado lo mismo pero en español. Muchas veces escucho sin oír o oigo sin escuchar y cuando lo hago me encuentro con verdaderas mierdas o con verdaderas maravillas como esta canción clásica de Albert Hammond, del 1977  nada menos. La versión que os voy a poner no es la original, que es muy buena, sino la que han hecho uno de los grupos que menos me gustan de la historia de la música, Los Secretos. Me parecen un coñazo de dimensiones estratosféricas pero esta vez me han tocado la fibra, estoy mayor y sensiblero.

Espero que escuchéis atentamente la letra y que la disfrutéis. Luego ya tendréis tiempo de utilizar la zona de comentarios para contarme que os ha parecido, para contarme que os habéis comprado con la excusa del Black Friday o para ponerme verde por llevar esta vida tan disipada.

Un último consejo que aprendí también ayer de otra de las hermanas Running, cuando brindéis hacedlo mirando a los ojos, cuenta la maldición que si no lo hacéis así os vendrán 7 años de mal sexo, allá vosotros.

Hasta pronto,

J

18 thoughts on “Échame a mí la culpa

  1. Parece que te duran los efectos del beber a lo running, jeejeje.
    Por acà también está de moda lo del black friday, lo más cómico es que participan shoppings donde los precios son carísimos, de manera que las rebajas son una broma, pero la gente toma sus tarjetas de crédito y corren a la “aventura”. A mí no me atrapan, ni con lo que te tomaste, jajaja.
    Casualmente ayer estaba escuchando una canción muy popular en inglés, ¡qué letra más absurda por Dios!!!
    Feliz resaca o, perdón, feliz pos noche de amigos!!!.

    Le gusta a 1 persona

    1. Hola Mirta,
      Esto del Black Friday está completamente globalizado y cada cual lo va a adaptando a su gusto, aquí en España este año estamos desatados, es total.
      Ya ha pasado la resaca o la falta de sueño, ahora ya solo quedan las buenas sensaciones y las risas, que momentazos. La verdad es que fue una noche muy divertida y distendida.
      Lo de las canciones en inglés o en otro idioma es lo que tiene, no entendemos lo que dicen y somos super fan, atendiendo a lo que nos hacen sentir, si entendiéramos de que van muchos de esos hits se quitaría la gracia. 🙂
      Un abrazo!!!

      Me gusta

  2. Ayyyy qué malo se hace trasnochar conforme cumplimos años jejejeje. Mola el ambiente que describes de tu grupo runner, se nota que hay feeling y buen rollo, aunque me imagino que se os haría raro veros en ropa de vestir y no de deporte jejejeje.

    Ale, a disfrutar del finde Juanan y ojito con las compras prenavideñas y el black friday-saturday-sunday…

    ¡Un abrazo!

    Le gusta a 1 persona

    1. Hola Patri,
      Ya te digo, cada vez cuesta mas recuperarse.. con lo que hemos sido!
      La verdad es que es un buen grupo y lo de las cenas y las copas es una excusa más para socializar, en el running bien y por las noches mejor.
      Como no es la primera vez que nos vemos fuera de ambiente ya estamos acostumbrados a las pintas post running pero el primer día fue raro, sin mallas ni camisetas técnicas, jajajaja.
      Feliz finde.
      Un abrazo!!!

      Me gusta

  3. Ay, yo también le he tomado manía al Viernes Negro, te encuentras publicidad hasta en la sopa. Y espérate, que todavía nos queda el “Ciber-Monday”.
    Te admiro: noche de copas y al día siguiente madrugón para llevar a la niña al entreno. ¡Qué grande eres! jaja
    Si la próxima vez acabáis en un karaoke, grábalo en vídeo y así tienes material para un post de “sábado musical” jejeje
    Buen finde

    Le gusta a 1 persona

    1. Uy Erika, yo eso no lo grabo que se podría utilizar en mi contra, jajajaja. Lo que queda en el karaoke se queda en el karaoke.
      Lo del Black Friday me satura, madre mía es que es poner la tele o la radio y todo gira entorno al evento, es como en las elecciones generales, una hartura.
      Ya ves como es mi vida, todo los días de acá para allá con mis responsabilidades laborales y familiares pero ya no digo que no a ningún plan, si no duermo, ya me echaré la siesta, pero es una gozada salir de la rutina y hablar de cosas distintas.
      Un abrazo!!!

      Me gusta

    1. Hola Ana,
      Muchas gracias por tus palabras, me alegra un montón que te guste la música, eso nos acerca, jajajaj.
      Y ya sabes, ahora que se acercan épocas de muchos brindis, a hacerlos mirando a los ojos, por lo menos que por eso no quede… 🙂
      Un abrazo!!!

      Me gusta

  4. 0 viernes negro para mí. Además, se da el caso de que me gustan mucho las cosas oscuras y siniestras -góticas incluso- y me fastidia profundamente que algo que se llame viernes negro esté lleno de colorines y cartelitos en vez de calaveras y ciénagas. Una faena.

    Pero total, desde que surgieron estas cosas mi lado pícaro ya pensó lo mismo que todos: “Fijo que estos cabrones le inflan el precio a todo antes de rebajarlo y se descojonan a nuestra costa.” y actué en consecuencia pasando del asunto. Así que no me siento timado ni frustrado. También hay que decir que estas cosas pasan, por alguna razón, en electrónica sobre todo. Hay cosillas que tengo miradas que realmente han bajado su precio.

    La canción, por cierto, no me dice nada. Lo siento compañero, pero creo que no encaja conmigo al menos de primeras.

    Le gusta a 1 persona

    1. Hola Holden, indudablemente lo del Black Friday funciona, las empresas lo utilizan para quitarse material obsoleto y hacer desestocaje, yo también he encontrado auténticas gangas, o por lo menos grandes oportunidades. Lo malo es que intentes timar a la gente y sobre todo que te pillen, pero bueno, allá cada uno.
      Lo de la canción no problem, ya sabes que eso es muy personal, lo que a mi me puede gustar a ti no y viceversa y todos tan contentos. La próxima vez buscaré algo más oscuro, a ver si doy en la diana.
      Un abrazo!!!

      Me gusta

  5. Yo del viernes negro ni hablo, joer con la moda de copiar a los yankys, joeeeeer!!
    Lo que no te perdono es ¡ que no te gusten los Secretos!!. Y es que has ido a poner la más coñazo de todas, pero no me frastidies los recuerdos que tengo de “Sobre un vidrio mojado escribí su nombre sin darme cuenta…” ellos y Antonio Vega (sin comparación desde luego) son parte de la banda sonora de mi vida, así que non fotis que te mando al pajarraco negro ese u lo que sea…

    Le gusta a 1 persona

    1. Hola Susana, ya ves, no somos perfectos. Los Secretos me aburren hasta la saciedad, y Antonio Vega no es que me pareciera mucho más animoso si te soy sincero. Pero comprendo que para tí sean importantes… La banda sonora de tu vida, eh??!!!
      La canción que tu dices es de las más movidas del grupo ese de tristes. La música es como los colores, según gustos.
      Un abrazo!!!

      Me gusta

  6. ¡Oh…Black fraude!

    Por si alguno no lo sabe, el famoso viernes de la semana pasada se celebraba el “Día del maestro”, o por lo menos eso hice yo. A mí los centros comerciales me dan lo que viene siendo ‘angustia vital’, así que no los piso ni muerta (no es broma, hay algunos de mi ciudad que llevan 10 años abiertos y siguen esperando mi visita).

    Se me ocurren mil millones de cosas más emocionantes que comprar, por ejemplo escuchar tu canción Juanan.

    Besos

    Le gusta a 1 persona

    1. Hola Mónica, me alegro que tu opción sea la de la música y la lectura, por la cuenta que nos tiene, jajajaja. La verdad es que el ambiente compras en rebajas, ofertas, promociones o la campaña de navidad a mí tampoco me gusta, de hecho, me agobia totalmente.
      Yo soy más de comprar las cosas a deshora que meterme entre mogollones de gente, mira tú, para eso es fantástica la compra por internet.
      Un abrazo!!!

      Me gusta

  7. Hola mi juan .
    Otra cancion de las buenas de los 70,me gusta el “cubrete tu la espalda con mi dolor” ahora dirian ” tapate tu la chepa con mi chungo”……..he lo mismo pero no he igual.
    Admirable tu relacion con el beborcio , “tu solo tu” has sabido
    Mezclaro con el deporte……si lo pilla el Almodobar…….”corre y bebe un monton y cuidado con el mojon”……
    Tu solo tu….mi Juan.

    Me gusta

  8. Hola Mipe, eso me pasa por mezclar ginebra, tónica y un montón de fruta… tanta que había mas alimento en la bebida que en las ensaladas 🙂
    La canción mola mucho, es una forma preciosa de hacer un corte de mangas y decir… a tomar por culo!!!!
    Un abrazo!!!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s