Desenchufando… #EstamosLocos?

Que fuerte, que fuerte, que fuerte!!! Como dirían en aquel mítico programa de televisión…

enchufe

Hoy os traigo un notición espectacular, no es nuevo y es posible que alguno de vosotros ya lo haya oído pero para mí, que vivo aún a medio camino entre el verano y el otoño, es de rabiosa actualidad. Y lo digo porque aún sigo con los ecos de agosto, fecha en la que se produjo este… “incidente” tan gracioso.

Resulta que en esa fecha, nuestro protagonista, recordad que en esta sección siempre hay como mínimo un prota, un madrileño de 26 añitos acudió a un centro hospitalario a cuidar de su abuelo que estaba ingresado por una insuficiencia respiratoria. Su mamá, como si el jóven fuera la versión masculina de Caperucita Roja, le dijo que le llamara en cuanto llegara para saber que tanto él como el anciano se encontraban en perfecto estado.

La infame tecnología hizo que el muchacho, más cerca de la treintena, llegara al hospital casi sin batería. Tras una búsqueda infructuosa de un enchufe disponible para recargar su teléfono, decidió desenchufar uno de los múltiples aparatos que se encontraban en la habitación y que nadie sabe para que sirven. Precisamente, lo que desenchufó fue el aparato de respiración asistida de su abuelo, vamos, mas o menos el único aparato que cumplía una función en la sala, la de mantener vivo al hombre.

El muchacho cargó la batería, envió el mensaje a mamá, hizo una foto del abuelito, la colgó en Instagram para que sus seguidores vieran que el yayo estaba en perfectas condiciones y no notó que algo no funcionaba bien hasta que se dió cuenta de que el hombre postrado en la cama se estaba poniendo azul-morado. El pobre anciano, aferrándose a la vida y cagándose (yo desde luego lo haría) en la madre que parió al subnormal de su nieto fue el que accionó el botón de emergencia que hizo que se personaran en la habitación el equipo de enfermería a solucionar la papeleta.

Imagino que decirle al chaval eso de… pero niño ¿Qué has hecho… #EstamosLocos? habría sido de las cosas más finas y educadas que se les pasaría por la mente.

El joven se ha quejado a posteriori del trato recibido por el personal sanitario y ha cargado contra el Gobierno y sus recortes en Sanidad que no han dejado vivo ni un enchufe…. que no digo yo que no haya habido recortes, que los ha habido, pero que hayan afectado a esta partida… no veo yo al Ministro de Sanidad llevándose las cajas de luz y los enchufes de las habitaciones de los hospitales, o quizá sí, que la política se mueve por sendas muy oscuras.

No se a vosotros, pero esto me ha parecido de una inocencia y de una ironía bárbaras y me ha recordado a estas dos escenas de la película “Aterriza Como Puedas”, donde todo es un despropósito hilarante.

Imagino que al abuelo se le pasaría por la cabeza lo mismo que al controlador aéreo que apaga la única pista de aterrizaje disponible… ¡Qué putadaaaaa!

Y qué decir de la chiquilla a la que le arrancan el suero a golpe de guitarra…. imagino que así debió sentirse en anciano mientras su joven nieto le hacía fotos y hablaba con su madre.

Vivir para ver, que diría el pobre hombre….  después de esto, yo en su lugar, desheredaría al “niño” o como poco, lo nombraría persona non grata en la habitación de cualquier hospital, residencia o clínica. Menuda prenda 🙂

A mi me ha encantado esta historia, me he reído de lo lindo, quizá porque el final ha sido feliz y ahora os cedo el turno para dar vuestras opiniones. Es tiempo de comentar, así que aprovechadlo…

Hasta pronto,

J

23 thoughts on “Desenchufando… #EstamosLocos?

  1. Ya habia leido esta historia y dudaba si seria verdad, porque resulta un poco increible jejeje el personaje ( porque no tiene otro nombre) creo que es mayorcito para no desenchufar aparatos que no sabes para que son realmente… en fin, se ve que tiene pocas luces la criatura, menos mal que acabó bien el abuelo!! Un bsin guapetón!! 😉

    Me gusta

  2. En serio? A mi me cuesta creerlo.
    En verdad que pienso que el chiquillo tendría algun retraso madurativo y le darán encargos para que tenga autonomía y confianza, de ahí la preocupación de la madre por asegurarse que llegaba sano y salvo,
    Sino es que no me entra en la cabeza.
    Pobre abuelo, que mal trago.

    Le gusta a 1 persona

    1. Hola Marisol, jajajajaja. eso de justificar a los “niños” es muy de madre 😉
      Como también es muy de madre eso de “llama cuando llegues” aunque tengas cincuenta años. A mi mis padres también me lo dicen cuando salgo de viaje o algo así así que esa parte no me ha chirriado…
      Un abrazo!!!

      Me gusta

      1. Yo tambien te quiero, XDD, me lo dices o me lo cuentas, a veces ya no se si me llamo MaRisol, o MaMisol…Es que es de locos de verdad. que despropósito.
        Un beso para toda la familia.

        Le gusta a 1 persona

  3. Hola mi Juan
    Estoy completamente de acuerdo con Marisol,al “niño” le faltan muchas cosas en su cabecita esta muy desordenao.
    Yo conozco pocas personas q salgan a la calle con el cargador del movil en el bolsillo (no conozco ninguna)
    Y digo yo!!
    Lo mismo el q estaba cargando el movil era el abuelo para ĺlamar a su hija y pedirle q ni de coña fuera el niño a verle.
    No se tengo dudas no creo q exista nadie tan bobo (salvo politicos).
    Eres tan grande mi Juan !!

    Le gusta a 1 persona

    1. Hola Mipe, yo creo que este chiquillo está perfectamente, es tonto a rabiar y un inconsciente pero creo que es el único mal que le aqueja 🙂
      Aunque claro, a lo mejor también es concejal y ahora lo podremos entender todo, jajajajajaja.
      Un abrazo!!!

      Le gusta a 1 persona

    2. Bueno Juan, yo a lo mejor me voy sin dinero pero el cargador y los auriculares no eh!! hasta ahí podiamos llegar..jajaja y no es broma..Aunque eso si, a veces puede parecer que estoy más empanada que este chavalón.

      Le gusta a 1 persona

    1. Jajajajaja, que grande Holden, la verdad es para encontrártelo y ponerle de vuelta y media. Pero que vamos a hacer, hay gente para todo, que se creen que están por encima del bien y del mal. Este es tonto de remate y un cara ¿pero tu te imaginas la cara que se le quedaría al abuelo? Menudo susto :O
      Un abrazo!!!

      Le gusta a 1 persona

    1. Hola Patri, es que ya no nos extrañas estas cosas porque estamos ya hartos de escuchar estas estupideces que hace la gente que ni se para a pensar en lo que está haciendo. A lo suyo. Menudo mamarracho.
      Un abrazo!!!

      Me gusta

  4. Al niño es para darle dos sopapos por tonto. Es increíble pero no me sorprende tampoco. Algo parecido pasa con los que van a ver a sus familiares hospitalizados con esos carteles bien grandes “apague el móvil” y todos ahí enviando mensajitos. Pero vamos a ver, que pueden hacer interferencias a las máquinas …. ains, qué gente
    No conocía la historia, Juanan pero me he muerto de la risa de la forma en la que la has contado.
    Besos

    Le gusta a 1 persona

    1. Hola Erika, me alegro que te haya gustado el relato y el tono, como le he dicho a Angel he tenido que contenerme para no pasarme más aunque estoy contento con el resultado, sobre todo me gusta quitarle hierro a estas cosas. Pero está claro lo que dices y ya lo he dicho en otras respuestas, hay gente que no analiza las consecuencias, van a lo suyo y se creen que los recursos y los lugares comunes les pertenecen. Vaya fauna.
      Un abrazo!!!

      Me gusta

    1. Hola #Jerby, claro, claro, hay que evolucionar y adaptar los espacios públicos, lo que pasa que este tipo de habitación a cargo del centro hospitalario sería una chorreo, ya me imagino a la gente del barrio bajando a cargar los móviles o a conectar la tostadora para desayunar, 🙂 🙂
      Aunque quizá la solución sea una sala para almacenar a estos chavales con la cabeza bolada….
      Es mucho mejor salir con las cosas hechas de casa, batería cargada incluso o comprarte una batería externa que siempre es de ayuda para estos imprevistos. 😉
      Un abrazo!!!

      Me gusta

  5. Por un lado, el chaval es lo suficientemente gilipollas para desenchufar una máquina cualquiera en un hospital. Por otro, egoista, alienado y “porqueyolovalguista” como para, encima, echar la culpa al hospital. Típico de estas nuevas generaciones, aunque con 26 años el chaval ya hace tiempo que tiene pelos en los huevos como para no hacer semejantes gilipolleces, pero ya se sabe, la culpa es de la sociedad…

    Por otro lado, la historia suena como algo sacado del Mundo Today, así que me perdonaréis si no me creo nada…

    ¡Un saludo y gracias por el post!

    Le gusta a 1 persona

  6. Hola Yentelman, es cierto que parece una noticia sacada del Mundo Today pero no, es cierta y a veces la realidad supera a la ficción, puedes bichear por la web y verás que muchos medios se hacen eco…
    En resumidas cuentas, tu lo has dicho muy claro, la actitud gilipollesca y prepotente de nuestro protagonista no tiene parangón, que le vamos a hacer, aparte de estar atentos al siguiente cazurro para que ilustre esta sección.
    Muchas gracias por pasarte y comentar.
    Un abrazo!!!

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s