Aquellos U2

joshuatree

Uno de mis amigos blogueros, un ratón de larga cola llamado #Jerby, se está haciendo un especialista en los comentarios, les está dando una difusión tremenda y está convirtiendo este nicho de internet en tendencia. Los comentarios forman parte del diálogo que los bloggers establecemos con nuestros lectores y son completamente enriquecedores para que un blog tenga vida y dinamismo. Como él bien indica, de un buen comentario se puede sacar otro post y por lo tanto, este acto tan inocente y a la vez tan comprometido, es un caldo de cultivo para el futuro.

Este post de hoy, como os imaginaréis, está basado en un comentario. En este de Gema de hace un par de posts, allí hablábamos de música, de The Doors, de coincidencias del pasado y de U2. Y cuando leí ese nombre se me vino encima todo un pasado adormecido y excitante. ¿cómo podía haber olvidado a este grupo en mis entradas musicales? ¿con lo importante que han sido siempre? La respuesta es sencilla, todo llega cuando llega y ha llegado el momento de escribir sobre ellos.

Pero no voy a hacerlo sobre su trayectoria, han sido y son uno de los grupos más importantes desde hace décadas, por la música y por cosas extra musicales, lo voy a hacer sobre una etapa muy concreta. Sobre aquellos U2 que nos acompañaban a mis amigos y a mi en nuestras primeras e inocentes salidas nocturnas, las que terminaban en la discoteca “Paraninfo” en el madrileño barrio de Moncloa, después de unas cervezas y antes de salir pitando para coger el último metro que nos devolvería a casa.

U2 se había convertido en un grupo de referencia en el instituto y era admirable como habían hecho converger tendencias casi irreconciliables. Les gustaban por igual a los más “pijos” y a los más “macarras” así que casi era un lugar común de aquellos maravillosos años, esos quince casi dieciséis en los que empezábamos a interesarnos por cosas como la música, las chicas, los coches, y aún no habíamos llegado a finales de los ochenta. En el 87, la banda irlandesa publicaba el que para mi ha sido uno de los mejores discos de todos los tiempos, The Joshua Tree y de entre todos sus “singles”, tres de ellos se disputaban el honor de ser la canción favorita de una generación.

Cuando escuchábamos los acordes de cualquiera de ellas saltábamos a la pista como desesperados, todos queríamos ser modernos y triunfar como ellos, nos sentíamos parte de algo. Cualquiera de esos temas era un himno que nos transportaba a un lugar donde podíamos compartir con Bono, The Edge, Larry y Adam nuestro gusto por la música, por la poesía, por el compromiso social, por la libertad. Eramos adolescentes y estábamos en plena efervescencia, ¿qué más podíamos esperar?

With or Without you

Where the streets have no name

I still haven’t found what I’m looking for

Cualquiera de ellas nos hacía vibrar. Todas ellas se convirtieron en aquellas canciones que formaban parte de nuestra historia musical, que formaron, sin quererlo o sin saberlo, parte de la banda sonora de nuestra vida. Canciones que a día de hoy siguen vivas, y no solo en nuestra memoria.

Recuerdo que años más tarde pude ver a U2 en un magistral y catártico concierto e incluso allí, estos temas se dejaron escuchar. No eran los que tocaban, promocionaban otro álbum, pero estas canciones no podían quedarse guardadas en el baúl de los recuerdos. Cuando he estado buscando los vídeos para incluirlos en este artículo, algo de mí se ha trasladado a aquellos días. Imagino que será la parte más aventurera, o la más épica, o quizá la parte más inocente. A aquellos días en los que todos nos creíamos que nos íbamos a comer el mundo, como U2, que íbamos a trascender y a crear y a cambiar el mundo. A aquellos días en los que un presupuesto limitadísimo era suficiente para hacernos disfrutar… Eramos adolescentes ¿qué más podíamos esperar?

Os voy a dejar y voy a pinchar al azar una de esas canciones, voy a cerrar los ojos y voy a tratar de vivir lo de entonces, con los ojos abiertos de par en par y a todo color.

Y si tú también has tenido tu experiencia con U2, o con otro, cuéntamelo en la zona de comentarios, así charlamos un rato…y un secreto, vale ponerse nostálgic@.

Hasta pronto,

J

8 thoughts on “Aquellos U2

  1. En mi época y en mi barrio a esa edad, nada de discotecas. Alguna fiesta en la parroquia y para de contar.

    Recuerdo vagamente música rockera, pero no te podría dar un nombre concreto.

    Había algo más de desmadre en las fiestas del pueblo de algún amigo. Pero ahí tenías que tener mucho cuidado con los lugareños. Yo siempre esperaba que saliera algo como esto:

    Le gusta a 1 persona

  2. En aquella epoca los locales …las discos cada una tenia su publico de muy diversos talantes ,maneras de vestir y por supuesto gustos musicales…es mas la disco era determinante para saber q tipo de especimen urbano se movia en su pista( movia el esqueleto).
    Habia discos”pijas” con usuarios de polos del cocodrilo y niñas con bolsos tipo cubo
    preferentemente de color
    granate..zapatos castellanos y
    vaqueros americanos q
    costaban un paston..estos no
    bailaban U2 y posiblemente
    les darian arcadas..
    Esta tribu se movian en locales punteros de la epoca como Cerebro,long play.etc.
    Luego estaban los progre q escuchaban musica afroamericana en discos como the brocher wolf o stone..lo mas d lo mas..
    Y por fin las discos populares donde sonaba U2,SUPERTRAMP,ROLING STONE.estas discos los “pijos”las llamaban las de los macarras..
    Eran muchas Canciller,cobre,oxiris etc.
    Tambien estaban las de parejas de estas hablamos otro dia hay tela pa cortar.
    Y fue el gran momento de la musica española con grupos inolvidables…..*pa otro dia)
    Para el dia de hoy…como siempre q grande eres mi juan!!!!

    Le gusta a 1 persona

    1. Y así, tu solito, acabas de hacer un breve bestiario de la fauna local de los finales 80 y los primeros 90. Es cierto aquello de dime en que disco paras y te diré quien eres… o de quien eres.
      Ay Mipe, que haría yo sin tu conocimiento de los bajos fondos madrileños, yo que estaba floreciendo y tú que estabas adaptándote a la etapa post-Ibiza…. que tiempos.
      Un abrazo!!!

      Me gusta

  3. Cuando salieron todas estas canciones aún vivía mi abuelo. Era músico, pero de otra época. Conocía a Esteso, que como sabrás, es de Zaragoza. Y a mucha gente famosa.
    Los sábados íbamos a comer a casa de los abuelos y veíamos algún programa musical. Era la época de esas canciones, mi abuelo nunca se metió con U2 aunque no compartía ese gusto musical. A los que ponía verdes era a Hombres G. No te escribo lo que decía que suena muy mal.

    besos 🙂

    Le gusta a 1 persona

  4. Hola Carol, jajajaja que curioso, cuantas coincidencias….. Y en aquella época también estaba loco por Madonna y mi abuela no lo entendía, cada vez que aparecía en la tele yo babeaba y mi abuela flipaba, no entendía como se podía salir a cantar en bragas 🙂 , desde luego no era su forma de entender la música, ella era más de copla, del Fary y de las folclóricas.
    Y otra cosa, ¿sábes con quién trabajo yo? con un sobrino de Esteso, que al igual que su tío también es de Zaragoza. 😉
    Un abrazo!!!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s