Del rojo al blanco…. y Bridget Jones

Do not enter sign

Ya no lo he podido aguantar más y he tenido que rebuscar en mi cajón de los jerseys uno que fuera lo más primaveral posible, por eso de negarme a sucumbir al otoño. Llevaba toda la semana aguantando estoicamente con una camisa (preciso, una cada día) los primeros fríos otoño-invernales pero hoy he dejado toda la hombría en la ducha y he decidido que no conviene arriesgar más, en la oficina empieza ya a hacer bastante frío y aún no han cambiado el ciclo del aire acondicionado así que… hora de abrigarse.

Aprovechando que hoy viernes, es el casual day, he combinado mis vaqueros y mis botas con una preciosa camisa de cuadros roja y un jersey igual de rojo, de un rojo potente e intenso, de los que van apartando nubes a mi paso. Lo curioso del tema es que en la oficina hay un chico que se llama igual que yo y que ha elegido el mismo outfit, la camisa era distinta sí, pero lo que se veía, vaqueros, botas y jersey rojo permanecían iguales. Sin quererlo nos hemos convertido en la versión adulta de Zipi y Zape o en la versión juvenil del Duo Dinámico, según se mire.

duo

A los dos nos ha hecho gracia la coincidencia, pero hemos seguido con nuestras vidas, no nos ha importado. Y como esto no es un blog de moda, que podría, ni un blog de estilo, que podría también, voy a cambiar de tema y a centrarme, que lo de antes era solo una forma de romper el hielo, después de una semana sabática sin publicar, sin promocionar y sin leer. Hoy voy a hablar de belleza.

Lo de Renée

Imagino que a nadie se le ha escapado la noticia de alcance de la temporada y que no tiene nada que ver con la corrupción en España, no, me refiero a la otra, al cambio radical de Renée Zellweger. Si hombre, esa chica de nombre exótico y apellido impronunciable que nos enamoró por igual a hombres y mujeres como la gamberra Bridget Jones…. la rellenita con cara de ángel de labios rojos… esa. Ya sabéis de lo que estoy hablando. Debo deciros que yo estoy bastante conmocionado por este cambio, que os dejo en imágenes por si aún hay algún despistado:

Divinity.es

Sí, lo se, no parece la misma, nos han dicho que era Renée y nos lo hemos creído, y si nos hubieran dicho que era otra también nos lo hubiéramos creído pero en el fondo, yo aún estoy esperando que digan que ha sido una broma de esas a las que Hollywood está acostumbrado, que se abra un debate sobre la cirugía estética y sobre lo efímero de la imagen y eso…. nahhhh eso no va a pasar. Pero el caso es que yo si que me planteo varias cosas, y la primera de ellas es una especie de vaticinio, me tiro a la piscina como la mejor de las pitonisas y me arriesgo a decir que la carrera artística de esta actriz ha terminado. No es a la primera que le pasa, caso previos aunque no tan alarmantes ya los hemos vivido con Jennifer Grey (la famosísima Baby de Dirty Dancing) o con la super estrella de las comédias románticas Meg Ryan. Ambas sufrieron en sus carnes como sus cachés y sus contratos caían en picado, inversamente proporcionales al tamaño de sus labios y a su abuso del ácido hialurónico. Es muy triste que mujeres con talento, con belleza, con personalidad y con éxito sucumban a esta moda del “Forever young”, sobre todo si es de una forma tan… grotesca.

¿Donde están los límites?

Porque yo pondría límites a esto, está claro. Debe ser que los doctores millonarios se pasan el código deontológico por el forro y que intervienen sobre sus pacientes sin control a cambio de una abultada minuta. El caso que nos ocupa, el de Renée, es espectacular, sus ojos, su nariz, su barbilla, sus labios,…. todo es diferente ahora, todo es normal ahora. Ya no hay rastro de personalidad en el rostro de esta actriz, ha cambiado su papel, de Bridget Jones a Barbie. Rostro nuevo, figura nueva y me temo, que empleo nuevo, ya se rumorea que debido a este giro radical, se ha caído del casting de la tercera entrega de la serie de películas que la hizo famosa. Pero no toda la culpa es de ella, claro, la culpa es de todos, es del sistema que obliga a la búsqueda incansable de la perfección física, al anhelo de encontrar el elixir de la eterna juventud. Y hasta que no se nos meta en la cabeza que los seres humanos envejecemos y que eso forma parte de la normalidad, hasta que nos plantemos y digamos NO a ciertos cánones de belleza impuestos y consentidos y mientras tengamos esta puñetera costumbre de mirarnos en estos espejos deformados que nos enfrentan desde los medios y desde el cine, las cosas seguirán así o peor.

Nos estamos clonando, estamos minimizando las peculiaridades que nos hacen únicos. Tenemos tanta necesidad de pertenencia, de cariño, de ser aceptados que tragamos con lo que nos pongan, en la medida de nuestras posibilidades. Esto es nefasto y solo sirve para que se genere una necesidad innecesaria y para que ganen dinero los que han sabido aprovechar este tirón.

¿A nadie le preocupa entonces que los “modelos” a seguir sean originales, educados, cultos y comprometidos? Pues yo tengo la respuesta, no. A nadie.

Y otra duda que me asalta…

¿Se habrá blanqueado Renée el ano?

No os riáis ni me llaméis loco, que esta práctica está muy de moda. Por lo visto, ahora nos interesa mucho tener el ano y los genitales lo más claritos posible, no me preguntéis por qué porque no tengo esa respuesta. Quizá se deba a nuestras prácticas sexuales más transgresoras, o quizá no pero que la gente está pagando para que le decoloren el orto es tan cierto como que el mundo es mundo.

No me digáis que no os traigo un sinfín de información, de esa que nos gusta a los de a pie, de esa que da juego…. Y es que esto del culo y los genitales es muy curioso, empezamos (empezaron) por eliminar el vello, ahora por cambiarle el color… y la verdad es que no le encuentro ninguna justificación médica, al contrario que al resto de prácticas estéticas, que todas están basadas en una lucha por eliminar complejos y reconstruir cuerpos y vidas. Una labor encomiable que se ha prostituido hasta límites insospechados.

Si os lo he dicho más arriba, nos estamos clonando, vamos a ser todos iguales, con la misma cara “perfecta” con los mismos gluteos “perfectos”, con los mismos pechos “perfectos” con el mismo tono de piel “perfecto” y blanco y con el culo como el de los recién nacidos. ¡Barbies y Kens del mundo, el futuro es vuestro!

Si tuviera ganas, cogería un espejito y me miraría a ver el color de mi…. nahhhh, mejor lo dejo, no vaya a verlo muy negro y me de por coger la lejía.

Hasta pronto,

J

26 thoughts on “Del rojo al blanco…. y Bridget Jones

  1. Juanan, entre lo de la vaselina del otro día y el color del ano de hoy, me dejas sin palabras jajaja. Algo te diré y es que desde que la gente se depila el vello púbico, las ladillas están empezando a desaparecer. Esto es un hecho científico.
    Lo cierto es que la cara de René es un poema. Una lástima. La presión social para ser escualido y aparentar 20 años también es otra pena.
    Me ha encantado tu post cargado de crítica y toda la razón del mundo.
    Buen fin de semana!!

    Me gusta

    1. Muchas gracias Erika, ya se que trato temas controvertidos, jajajajaja!!!! No tenía ni idea de lo de las ladillas pero tiene su lógica. A lo mejor con lo del blanqueamiento anal se consigue que los pedos huelan mejor, quien sabe, todo avanza de una manera…. aunque a veces no tengo claro que sea para mejor.
      Lo de la estética tiene su miga, es cruel e infame pero todos, en mayor o menor medida, jugamos el juego. Es triste.
      Un abrazo!!

      Me gusta

  2. Después de una semana sin ti por aquí, veo que vienes con fuerza.
    Estos actores y no actores que se hacen tantos retoques, luego no son ellos, como le ha pasado a esta chica que no parece ni ella, pero bueno cada uno es libre de hacer lo que quiera con su cuerpo, ya sea cambiarse la cara o blanquearse el culo, yo soy mas fisna como extremeña que soy jejejeje, yo aunque tuviera pelas no lo haria.
    Por cierto ya te estaba imaginando junto a tu compi de Zipi y Zape jjjj un bsin guapetón!! 😉

    Me gusta

    1. Hola Yoli, una cosa es retocarse y otra transformarse, algo les tiene que pasar por la cabeza para que se arriesguen a hacer algo así. Por supuesto cada uno puede hacer lo que quiera con su cuerpo y su cara, pero que luego no se quejen. Pero está claro que algún tipo de presión deben de sufrir, y se hacen unas cosas que luego les cortan su carrera, es irónico.
      Un abrazo!!!

      Me gusta

  3. Q bueno q viniste
    Por empezar por algun lado empezare por el culo,el blanqueamiento del ojete me trae inmensidad de dudas,en la raza blanca quizas tenga algun sentido posiblemente estetico (yo no lo entiendo ,pero sera por algo) peroooooo
    Q me dices d otras razas?
    D q color se lo pintan,colorean,decoloran.
    Huelo negocio con la gama cromatica anal….y sin cachondeo por lo d huelo!!
    El tema del las desfiguraciones
    d las actrices me duele en lo personal Meg Ryan era mi amor platonico me encantataba su dulzura y su cara de angelito,ahora me da repelus……q ha pesado entre nosotros?….hubiera preferido q se blanqueara el orto..lo juro
    Grande mi juan.

    Me gusta

    1. Hola Mipe, es curioso eso que comentas de los culos que no son blancos, no se si también se lo decolorarán, no imagino que se lo tiñan aunque quien sabe, despues de lo de Michael Jackson y sus hermanas cualquier cosa es posible.
      Lo de Meg y tu tiene mala solución, con la cara que se ha dejado no la puedes traer por la urba, que nos dará miedito.
      Un abrazo!!!

      Me gusta

  4. Una vez más Juanan, ¡qué bueno eres! Me encanta cómo has sacado un tema delicado e importante y le has dado ese toque de humor tan característico tuyo. El problema que tenemos con la imagen que proyectamos en la sociedad, la cual nos influye irremediablemente en cómo queremos que sea esa misma imagen, es un debate que parece no tener fin por ahora. Y coincido contigo, lo de Renée es de escándalo, es como si fuera una nueva persona. Y no me extraña que se caiga de la tercera entrega de Bridget Jones, ya no queda nada de aquel entrañable personaje…

    ¡En fin! Veremos qué será lo próximo.
    Un saludo, Patri.

    Me gusta

    1. Hola Patri, muchas gracias, aunque no creo que sea para tanto, jejeje, es mi humildad innata 🙂
      Me gusta hacer un poco de crítica de este tipo de cosas, me parece que se nos está yendo de las manos algunas cosas y que mejor que contarlas con un poco de humor, a ver si somos capaces de reaccionar.
      Encantado de verte por aquí tan fiel como siempre.
      Un abrazo

      Me gusta

  5. Juanan hola.

    Creo que he tenido la mala suerte o ¿tal vez será buena suerte? de haber llegado después de Patricia A la de (Entre suspiros y un café) ya que ha dicho exactamente lo que pensaba sobre Renee, pero lo dijo, mucho mejor de lo que hubiera podido hacerlo yo.

    En fin, que estamos viviendo unos tiempos donde la presión social no conoce de limites.

    Gracias.

    Jacobo

    Me gusta

    1. Hola Jacobo, muchas gracias por pasarte y comentar. Es un tema delicado al que intento quitar un poco de hierro en la forma, que no en el fondo. Patri lo ha explicado muy bien, esto más que un avance se está convirtiendo en una condena, la presión social, como bien dices, es ilimitada y a veces son las propias celebrities las que no saben poner lo límites pertinentes.
      Lo peor de esto es que baja en cascada hasta los ciudadanos de a pie, que nos fijamos en ellos y tratamos de imitarlos en la medida de nuestras posibilidades. Lo dicho, una pena y un juego muy peligroso.
      Un abrazo!

      Me gusta

  6. Menuda decepción me acabo de llevar con Bridget (bueno, Renée). Sabía que se había sometido a una operación de estética, pero es que el resultado es… patético. ¿Qué llevará a la gente a tomar la decisión de convertirse en otra persona? Renée ha dejado de ser mi Bridget para convertirse en algo antinatural. Personalmente no me gusta y no lo entiedo, aunque respeto.

    Me gusta

    1. Si que es triste, y peligroso hacer este tipo de cosas, para alguien que trabaja con su cara…. A quién no sabe poner límites. Entiendo que respetes su decisión, el personal y mientras cada uno pueda hacer lo que quiera con su físico no hay más que hablar.
      Un abrazo!

      Me gusta

    1. Hola Laura, indudablemente ella elige, el libre y no parece haber límites desde el mundo de la medicina estética así que por esa parte no hay quejas ni reclamaciones. No entiendo lo que puede llevar a alguien a efectuar un cambio así pero bueno….
      Un abrazo

      Me gusta

    1. Hola Irene, tienes razón, es mas normal de lo que parece, una cosa es retocarse o suavizar el paso del tiempo y otra cosa es convertirte en esclavo de la cirugía y cambiar por completo tu fisionomía. Coincido contigo, la belleza está en el interior, cuando comencemos a fomentar este hecho viviremos mejor.
      Un abrazo

      Me gusta

    1. Hola Johann, me alegro que te haya despertado una sonrisa, es un tema serio pero mejor afrontarlo desde un punto de vista humorístico. A mi personalmente me da pena que Renée se haya transfigurado de semejante forma cuando era una tia con éxito y con una cara con mucha personalidad, pero imagino que para las actrices, la presión en Hollywood debe ser brutal. Y luego hay gente que se excede de semejante manera que pierde su esencia y su estatus. Una pena.
      Un abrazo

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s