14.10 Esos angelitos…

IMG_0738

Ayer reflexionaba sobra la historia de una niña que quería ser astronauta, pero no como fantasía, sino como objetivo férreo y plausible, la muchacha se está preparando para ello desde hace casi diez años con lo que está totalmente encaminada. Si algún día se convierte en la primera persona en pisar la superficie de Marte habrá culminado todo este camino con éxito. En este caso no es aplicable el término “cosas de niños”.

Mientras pensaba en ello veía pulular a mis hijas alrededor y pensaba en lo distintas que son a aquella niña americana, en la falta de metas que tienen por el momento y en lo felices que parecen, me parecían tan monas y las quería tanto…. Realmente las adoro, me las comería… y otras veces, me da por pensar en por qué no me las he comido. Porque lo mismo son adorables que se vuelven de la piel del diablo, lo mismo son princesas que monstruos detestables, lo mismo son cariñosas que ariscas y rebotadas…. Cosas de niños.

Y en medio de todo este análisis y reflexiones me llegó por Whatsapp el vídeo que os dejo a continuación. Un vídeo donde un pequeño nos da una lección de vida y nos anima a tener otra actitud. Un vídeo que me puso de muy mal humor. ¿Cosas de niños…?

Imagino que ya lo habréis visto y puedo hablar libremente, sin spoilers….. Me parece de una mala leche y de una falsa candidez inauditas, un vídeo hecho a posta para remover conciencias y para tratar de mostrarnos a los adultos que otro mundo es posible. Debe ser un mundo de plastidecores, de ropa de colores y de parques infantiles, que es lo que el adorable niño del vídeo identifica con “felicidad”.

Que a la pobre criatura le da perecita hacerse mayor porque a los 18 años se pierde la cabeza…. todo son caras largas y malas noticias. Está claro que este niño del vídeo es un niño del primer mundo en nada acostumbrado a pasar penurias y si tiene que esperar a ser adulto para comprender las cosas como son y para darse cuenta de que no todo es de colorines es porque hay alguien que le protege.

Que el muchacho piense que los mensajes que recibimos de la televisión para nuestra adulta felicidad son superficiales y caros  y seguramente le parecen más atroces que sus vídeo juegos, que sus muñecas o que sus cromos de fútbol, que para eso, pequeñín, también se necesita dinero, no solo para coches rápidos ni tetas nuevas. Vivimos en un mundo capitalista donde el dinero es lo principal, es cierto y es deleznable, pero tú, muchachito, te nutres de él.

¿Qué el dinero es el objetivo principal de todo el año y que la única recompensa son quince miserables días de vacaciones? Pues a lo mejor sí, a lo mejor se necesita dinero para cubrir las necesidades básicas de una familia, de adultos y de niños, o si no que piense en la ropa, el colegio, la comida, la merienda, la cena… si es tan afortunado de tenerlas todas, y que esos miserables días de vacaciones son el único momento en que la familia puede disfrutar junta después de todos los sacrificios y sinsabores del resto de año, luchando por llegar a un fin de mes del que los niños están completamente ajenos, y que así sea….

Que al pobre chiquillo le asustan nuestras prisas y nuestro aborregamiento…. y detesta en lo que nos hemos convertido, que él se queda con la fantasía y con la reflexión, en definitiva con la vida…. Con la vida padre que se está pegando el chaval, claro. Porque a él seguro que le llevan y le traen, le regalan, le agasajan y no le falta de nada, puede ir al parque y no tiene que trabajar, puede dormir a pierna suelta porque no tiene ninguna responsabilidad ni ninguna preocupación. Ni siquiera tiene a ninguno de esos borreguitos que menciona a su cargo y cuidado, con lo que eso conlleva…

Qué el niñito no quiere ser mayor, claro, ni yo. Que a mi también me gustaría vivir al otro lado del arco íris.

Pero una cosa, que aprenda a mirar, porque entre los adultos también hay gente que vive, que disfruta, que lucha y se esfuerza poniendo buena cara, que hacen las cosas sencillas, que pelean por salir adelante y que velan con la mejor de las sonrisas porque a los niños no les falte de nada. Adultos que juegan en la playa a los castillos de arena, que montan en bici y disfrutan de los parques y de la naturaleza, que escriben e imaginan mundos mejores y que persiguen sus sueños. Hay adultos grises, por supuesto y también hay adultos de colores.

Así que le digo, ya no al niño del vídeo, sino a sus creadores, que no sean tan estrechos de miras, que observen mejor lo que hay a su alrededor, que dar una visión tan sesgada y subjetiva es muy sencillo, reducir la vida adulta a tópicos es el camino fácil y que con poner cara de niño y voz de listillo no se dan lecciones. La vida se vive viviendo, errando, cayendo y levantándose y para ello hay que ser muy responsable, muy irresponsable, muy niño y muy adulto.

Lecciones de este tipo, las justas, amiguitos.

Hasta mañana,

J

30 thoughts on “14.10 Esos angelitos…

  1. El joio niño, pues si este lo ve todo muy negro y no todo es tan negro, para algunos a lo mejor si, para mi es de colores como tu dices, y cuando algo está gris o negro, intento cambiarle el color con el tiempo… así lo veo yo!! Un bsin fuertote!! 😉

    Me gusta

    1. Gracias por apoyarme amiga, ya estoy harto de este tipo de cosas, el que no sepa ser feliz, ni infantil, ni inmaduro y lo vea todo gris y negro, que primero se mire el ombligo a ver que encuentra.
      Uyyyy que mala leche, jajajajajaja.
      Un abrazo!!!

      Me gusta

  2. Interesante visión y muy controvertido el tema. Soy Padre y se me ponen los pelos de punta si me dedico a profundizar. Gran parte de la felicidad actual y futura del chavalín esta en nuestras manos ¡¡vaya responsabilidad!!!. Buen tema Juanan. Lo compartiré para que todos dediquemos un poco de tiempo a pensar.

    Me gusta

  3. Muchas gracias Guillermo, me alegra saber que también te ha llegado y te ha hecho reflexionar. A mi bastante. Yo soy optimista y veo la vida de otra forma, totalmente volcado en la felicidad de mis hijas pero al mismo tiempo disfruto de sus virtudes y sufro con sus defectos, que son niñas pero los tienen. La vida adulta puede ser muy difícil, igual que la infantil pero en absoluto me parece que el tema esté bien tratado en el vídeo.
    Mil gracias por el comentario, me ha ayudado mucho, creí que me estaba chinando demasiado, jejejeje.
    Un abrazo!

    Me gusta

  4. ¡Pedazo de cabreo que te has agarrado! 😉 Y con razón, por cierto. Empecé a ver el vídeo pero a los 0:51 lo corté después de leer tu crítica y escuchar la voz de tontito que le han puesto al hipotético niño.

    BTW: Me encantó la frase “Hay adultos grises, por supuesto y también hay adultos de colores”. Yo, al menos, me considero un adulto de colores (aunque muchas veces dude de lo de “adulto” ;)).

    Le gusta a 1 persona

    1. Jajajaja, hermano, estoy super encabronado por el video ese, mira que me ha caído mal… jajajaja. Bueno, ya se me va pasando, y mucha culpa de eso la tenéis vosotros que me dais la razón. He llegado a pensar que me estaba cabreando por nada, que el problema era mio… 🙂
      Ahora se que no estoy solo, jajajaja.
      Un abrazo!!

      Le gusta a 1 persona

    1. Jajajajajaja, muchas gracias Pedro, bienvenido al mundo de los adultos de colores! 😉
      Hay demasiadas similitudes entre la vida del niño y la del adulto, solo empañada por las responsabilidades. Pero también hay muchas cosas positivas y hay que saber aprovecharlas. No vamos a dejar que nos digan esas cosas a la cara, no?
      Un abrazo

      Me gusta

    1. AY Javier, como ya he contestado antes, creía que me estaba enfadando en exceso así que muchas gracias por el comentario y por acercarte a mi visión de las cosas. Me alegro que te haya gustado el análisis y el párrafo. Porque el niñito ese no es de verdad y seguramente sus creadores son jovencísimos pero me gustaría tenerlos delante y enseñarles todo un mundo de alegría responsable.
      Un abrazo

      Me gusta

    1. Muchas gracias por tus palabras Luis, me he quedado muy a gusto después de soltar este post, como si me hubiera quitado un peso de encima. Y además el feedback que estoy recibiendo es genial.
      Un abrazo y gracias por pasarte y comentar!

      Me gusta

  5. Me ha llegado muchísimo tu última frase: “La vida se vive viviendo, errando, cayendo y levantándose y para ello hay que ser muy responsable, muy irresponsable, muy niño y muy adulto” Es de una fuerza y una verdad aplastante.
    Cuando perdemos la ingenuidad del niño, nos llegan los golpes del adulto, que a veces, se suavizan o los superas con los requicios del niño…
    Grandísima entrada.

    Me gusta

    1. Muchísimas gracias por tus palabras, es cierto que tenemos que mantener esa dualidad, la experiencia con inocencia, la capacidad para sorprendernos y para vivir las cosas con entusiasmo…. Me alegro que te haya llegado.
      Un abrazo y gracias por pasarte!

      Me gusta

  6. AMÉN 😀 😀
    El vídeo cae bastante en el tópico de siempre pero supongo que lo más fácil es quedarse con el mensaje superficial y que para eso está hecho.
    También recuerdo haberme molestado cuando me llegó por guassap.
    Besote y buen día Juanan

    Me gusta

    1. Muchas gracias Laura, la verdad es que me cabreó bastante y por eso decidí escribir el post. A medida que lo estaba corrigiendo pensaba… ¿no te habrás pasado? Ahora, gracias a vuestros comentarios y vuestro feed back me he dado cuenta de que estaba en el camino correcto.
      Un abrazo!!

      Le gusta a 1 persona

  7. Esos locos bajitos….
    Como se nota q son los mayores los q ponen las palabras en sus sus bocas…
    Este video nunca lo hubiera hecho un niño,t imaginas nuestras hijas diciendo estas cosas…noooooooooooo..ellas quieren jugar ir a la playa y y disfrutar….los marrones son para nosotros..como es normal..y como soy inmaduro veo la vida como ellos” jugamos??
    Grande y profundo mi juan

    Me gusta

    1. Venga Mipe, salte al patio con la pelota y vamos a echar una pachanguita….. pero con pantalones largos que ya refresca…
      Lo que me ha molestado del video es que pongan ese tonito, pobre niño al que no le gusta lo que ve, pues a la cama castigado, hombre!
      Un abrazo

      Me gusta

    1. Muchas gracias por el comentario Luis, me alegro que te haya gustado, cuando me pongo reflexivo…..a veces no me aguanto ni yo y tiendo a perder el control. Menos mal que os habéis posicionado en el “lado correcto”, si no, me hundís. 🙂
      Un abrazo

      Me gusta

    1. Di que sí Ruben, en eso estamos, no podemos dejar nunca de serlo, aunque maduramos con la experiencia y por como nos trata la vida, esa inocencia y esa capacidad de sorprendernos debe continuar.
      Un abrazo y gracias por el comentario.

      Me gusta

  8. A todos nos gustaría vivir en el arcoiris pero vivimos donde vivimos y lo hacemos lo mejor que podemos con lo que tenemos! Por cierto, no te comas a tus hijas! jajaja

    Me gusta

    1. Tienes razón Gloria, vivimos donde vivimos y somos responsables, ya no solo de nosotros, sino de muchas personas, nuestros hijos, por ejemplo. Me sigue pareciendo injusto el vídeo y su sectarismo.
      Por cierto, si decido comerme a las niñas, ya te pediré una recetita de esas tuyas tan ricas….jejejeje.
      Un abrazo

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s