Los seis de los seis

file000830503658

Hoy estoy de enhorabuena porque me acabo de dar cuenta de que llevo ya seis meses blogueando. Seis meses, seis, como en los toros. Y parece que fue ayer cuando una mañana de sábado, entre bragas y pinzas de la ropa, me asaltó la necesidad imperiosa e impulsiva de comenzar a escribir. Desde entonces no he parado, y no tengo claro si pararé algún día. De momento, esta actividad está bien de salud, seguramente porque mi salud mental también está bien.

Aunque, como ya he dicho, parece que fue ayer cuando comencé a escribir, han pasado ya dos estaciones enteras, todo el otoño y todo el invierno, ya estamos, afortunadamente en primavera y si hago balance, seguro que también han pasado muchas cosas. Creo que voy a hacer un poco de repaso y de memoria a ver a donde he llegado. Voy a destacar seis momentos de esta trayectoria, por su importancia en la vida real, por su importancia en el blog o por su importancia en ambos, sin ceñirme a ningún orden. Ya sabeis que yo, de pensar, lo justo. Aquí comienzan, los seis de los seis.

UNO

Unos de los momentos más gratificantes que he tenido al escribir el blog ha sido cuando he sido consciente de que la gente lo leía, que llegaba, que había personas muy cercanas que empezaban a conocer facetas distinas a la rutinaria y que comentaban mis entradas, me hacían observaciones y sobre todo me alababan. Era como tener una legión de “abuelas” alrededor diciéndome lo bonito que era. Muy gratificante también ha sido siempre el feedback de esas personas, cuando se atrevían a introducir comentarios en el blog, pasando a formar parte de mi pequeña comunidad de seguidores. Pero había una persona que está siempre a mi lado y que, si bien leía todo lo que yo escribía, no se hacía notar. Para ella escribí  La chica de los pantalones de pana rojos. Cuando me llamó y me dijo “estoy llorando y riéndome a la vez, la gente va a pensar que estoy loca” me emocioné. Había conseguido mi objetivo, a ella también le había llegado al corazón.

DOS

Con el comienzo del curso escolar, la vuelta de las vacaciones y el inicio del blog, también empecé una nueva actividad, correr. Si nunca me había planteado escribir un blog, correr ni por asomo se me había pasado por la cabeza, creo que casi no lo sabía ni pronunciar. Pero mira, la vida cambia, la gente cambia, la crisis de los 40 hace estragos y yo ahora corro. En fin, no hay más que decir, antes ni escribía ni corría, ahora hago las dos cosas. Aunque, como dije en Todos corren, yo corro hay una cosa que se me da bastante mejor que la otra.

TRES

A medida que avanzaba en mi actividad bloguera me fuí dando cuenta de lo necesario que es compartir y pertenecer. Muchos de mis lectores son, a su vez, escritores y una vez tomada consciencia de ese hecho, comencé a inmiscuirme más en el mundo virtual. En las redes sociales y en las comunidades de bloggers. Escribí un artículo titulado Pertenezco luego existo que hacía referencia a esto, extrapolable a todos los aspectos de la vida. El que no pertenece, no es. Otra lección que he aprendido, es que hay que ser proactivo, si quieres recoger, primero tienes que cosechar.

CUATRO

La música es muy importante en mi vida y me atrevería a decir que en la de todos. Es evocadora, acompaña y motiva. Es una buena amiga. Desde que escribo el blog, me he vuelto más extrovertido, trato de volcar todo lo que soy y lo que tengo en mis textos y me sirve de terapia contra la rutina, contra el estres y contra los ataques de melancolía. Y por esta razón, por la de exponerme hasta estos límites, decidí compartir con mis lectores las canciones que mas me motivan. Ya hablé en su día de que Quiero que la vida sea un musical donde daba pistas de por donde iba todo esto. Y desde hace poco comencé a publicar posts dedicados concretamente a canciones y a como influyen en mi vida. El primero fue Todo lo que me mata me hace sentir vivo.

CINCO

El quinto punto quiero dedicarlo a todos esos amigos nuevos que he ido encontrando en las redes y en la comunidades, personas implicadas, comprometidas, generosas y amables. Quiero hablar de esa gente, sin dar nombres concretos, que se han convertido en lectores asiduos de mi blog así como yo me he convertido en lector habitual de los suyos. Gente con la que he comentado y debatido sobre la vida, sobre el pasado, sobre el futuro, sobre arte y sobre sentimientos. Estoy agradecido a todos y cada uno de ellos por estar por aquí, por darme su opinión y por hacerme sentir parte. Sin ir mas lejos, la anterior entrada del blog fue un proyecto conjunto, una buena iniciativa organizada por buena gente. Me encantó participar con Aprende a mirar hacia afuera. Se que no será la última colaboración, ya estoy esperando el siguiente reto.

SEIS

El último punto lo quiero dejar inacabado. Va a ser un punto de esperanza en lo que vendrá, una mirada al futuro. Tengo pensadas muchas cosas para desarrollar en los próximos posts, muchos artículos, vivencias y anécdotas que compartir, pero, como el futuro es incierto, nunca se sabe que es lo que está por llegar. Es lo que tiene tener un blog personal, aquí estaré para contaros lo que acontezca. Aparte de las ideas que tengo, tengo un montón de deseos, que no voy a contar por si no se cumplen, pero son deseos alcanzables, objetivos razonables. Si se cumplen, ya os lo iré contando…

Y hasta aquí el primer resumen, que para ser de una persona poco habituada a hacer balance, creo que ha quedado bastante completo. Espero que lo disfrutéis, que os veáis reflejados en alguno de los puntos y que os animéis a comentar, compartir, criticar…. Yo os espero por aquí, como siempre, con todo el glamour que tiene la vida cotidiana.

Hasta pronto,

J

 

 

 

 

11 thoughts on “Los seis de los seis

  1. Balance súper positivo de estos primeros seis meses de tu blog, yo creo. Creo que esto de ser Blogger y compartirse da muchas satisfacciones y en definitiva ayuda a crecer. Felicidades y adelante! Un abrazo =)

    Me gusta

  2. Enhorabuena por esos seis toros de la ganadería bloguera 😉 Desde el primer astado, conmovedor, hasta el último, de noble planta.

    Aunque yo eso de correr… 😉

    Me gusta

  3. Aunque la jerga de toros no es lo mío, cómo dice Enrique, enhorabuena porqué han sido 6 toros, y no se ha perdido ni orejas ni rabos! jejejejejeje.
    Espero no ser una “abuela” pero si disfruto y mucho con los posts que he leído y me gusta dejarte comentarios; cómo bien aludes hay un momento que creo que hemos vivido todos que es maravilloso y es cuando te das cuenta de qué te leen; y más en el caso de blogs personales, dónde hay una miscelánea de contenidos.
    Se empieza por una necesidad de expresarte un poco interna, y de repente es algo social! Que subidón y que miedo a la vez!

    Esoeri disfrtar del 12 de 12 y muchos más!!!!

    Felicidadeeeeeeeeeeeeeees Juanan!!!

    A por todas!!!

    Un abrazo!!!!

    Me gusta

    1. Muchas gracias Rosa, no puedo quejarme. Siempre estás por aquí y es de agradecer. Coincido en el vértigo que da a veces sentir que “desnudas” al escribir y que llega a la gente, que lo leen, lo comparten y lo valoran, Yo aún me siento muy pequeño y todo esto me sobrepasa. Un abrazo

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s