Spanish Black Friday

Que los Estados Unidos es la mayor potencia del mundo no es discutible. Y desde su posición de entidad poderosa exporta, incluso sin quererlo, su “American way of life”. O a lo mejor, somos los demás países, los que importamos su gastronomía, su cine, su música, sus tradiciones y sus maneras. Hace unos años llegó tímidamente Halloween y hoy está completamente instaurado en España. Este año, le ha tocado el turno al Black Friday.
Este día, denominado “Viernes Negro” desde los años 50 por los policías de tráfico americanos, que sufrían los interminables atascos en las ciudades debidos a los millones de desplazamientos que se producían tras el Día de Acción de Gracias, ha degenerado en el día del comienzo de la campaña de compras navideñas. Tras la resaca del día festivo, los comercios americanos empezaron a ofertar sus productos con unos descuentos muy agresivos con el ánimo de incentivar el consumo. Se logró el objetivo y ahora el viernes negro tiene otra acepción, el cambio que se produce en los números de los comercios, que pasan de los “números rojos” a los números negros.
Gente haciendo cola antes las grandes ofertas del Black Friday Americano
Es posible que este sea el año de la llegada de esta tradición americana a España, en parte motivada por la “aparente” mejoría económica, pero el caso es que grandes empresas como Amazon España, Media Markt, Fnac, Oysho o El Corte Inglés se han adherido a esta práctica adaptándola totalmente o en parte, e incluso superando el original. Esto no está ni bien ni mal, incentivar el consumo es aceptable, debemos tener en cuenta que sin consumo, desgraciadamente no hay economía, pero ¿no denotamos una falta de imaginación espectacular? Hasta cierto punto me molesta lo limitados y borregos que podemos llegar a ser los ciudadanos, que nos emocionamos cuando vemos un cartel del BLACK FRIDAY, o sólo tomamos café en STARBUCK’S o que ponemos los ojos en blanco ante la ropa de ABERCROMBIE & FITCH.
Con este panorama, no sería de extrañar que en unos años celebremos el 4 de Julio en lugar del 6 de Diciembre o que el día antes del Black Friday hayamos cenado con nuestras familias celebrando el Día de Acción de Gracias. Mientras esto llega yo propongo una reflexión, ¿de verdad es siempre mejor lo de fuera? ¿Acaso no nos iría mejor como país si no nos enfrentáramos a todo con ese sentimiento de inferioridad?
Os espero.
La Salamandra

3 thoughts on “Spanish Black Friday

  1. Desde mi punto de vista lo que sí deberíamos copiar de los EEUU es su manera de venderse al mundo, su marketing es brutal…… A la vista está. Deberíamos luchar más por nuestras propias costumbres y aprender a vendérselas al resto del planeta, tal y como hacen y consiguen ellos.

    Me gusta

  2. Estoy completamente de acuerdo, Sandra. Pero no solo le pasa a los EEUU, también a países tan cercanos como Francia o Alemania. Nosotros nos creemos realmente que vamos con la peineta y el traje de torero por la calle. Desgraciadamente somos un país de Quijotes. Y nuestros dirigentes tampoco saben vendernos. Una pena. Por lo menos tu, unos millones mas y yo sabemos lo que valemos como país.Un beso.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s