El despropósito de la huelga de limpieza

Parece ser que ya no hay basura en Madrid. Según hemos podido leer los sindicatos y la empresas concesionarias de la jardinería y la limpieza vial en la Capital han llegado a un principio de acuerdo en el que a cambio de una congelación salarial hasta 2017, los trabajadores no podrán ser incluidos en un ERE y conservarán sus puestos de trabajo. Estupendo, la lucha de estos trabajadores ha dado sus frutos y yo me congratulo. Me parece vergonzoso que empresas tan importantes y solventes como FCC, OHL y Sacyr jueguen a este juego, amparados por la última reforma laboral, con el trabajo de sus empleados con el objetivo de mantener sus beneficios.  Creo sinceramente que no es posible que este país salga adelante sin solidaridad. Sin el esfuerzo conjunto de trabajadores, empresarios y accionistas.
 
Ahora me hubiera gustado que los trabajadores y sindicatos implicados en estas protestas se hubieran arremangado y hubieran retirado de las calles las toneladas de mierda que han tirado por ahí para reforzar su postura, porque residuos como los que aparecen en esta imagen no son los habituales con los que lidian los barrenderos en su trabajo diario.
 
 
También me gustaría decirles a los ciudadanos que hay cosas de sentido común, como que en una huelga del servicio de limpieza vial es lógico que las papeleras estén llenas y que por lo tanto, si ya no caben mas desperdicios, ni mas bolsitas con las cacas de los perros, tampoco nos cuesta tanto trabajo subirlos a casa, meterlos en la bolsa de la basura orgánica y sacarlo al contenedor. Porque la retirada de basuras ha funcionado todo este tiempo. Con lo que se deduce que a lo mejor si que es posible que rememos todos en una misma dirección, ya que sabemos hacerlo para cagarla.
 
Y mientras las empresas concesionarias se peleaban con sus trabajadores, ¿qué hacía el Ayuntamiento de Madrid, y su flamante alcaldesa? Pues ya os digo yo, nada de nada hasta anoche, que al mismo tiempo que las empresas y los sindicatos llegaban a un principio de acuerdo, el Ayuntamiento encargaba la limpieza de las calles a una empresa pública (que también está inmersa en un proceso de ERE, al parecer) la cual ha tenido que ser reforzada con un contingente de 200 empleados contratados para el evento a través de una ETT. ¿Doce días después del comienzo de las movilizaciones? A lo mejor estoy enloqueciendo, pero todo esto me parece un despropósito.
 
Hoy es posible que todo el mundo esté contento. Yo no, esto me sigue oliendo a mierda.
 
Nos vemos pronto,
 
La Salamandra.
 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s